lunes, 25 de junio de 2007

Cómo reconocer a un verdadero "patriota"

Hace unos días tuvo lugar el muy heroico y triunfal lanzamiento de la campaña del NO. Los oradores, enardecidos por el numerosísimo público que asistió al acto –unos 500 en total, algo así como el 2 por ciento del aforo del Ricardo Saprissa-, no cesaron de gritar proclamas y consignas y de reclamar su ardiente patriotismo. Todos los presentes reclamaron el espíritu de Juanito Mora que, luego de revolcarse en su tumba durante horas, se hubiera hecho presente en tan patriótico evento de no ser porque se tuvo que desviar a comprar una Alka Seltzer para las agruras, y lo único que encontró en su camino a la sede de la Conferencia Episcopal fue las lastimeras ruinas de la Botica Solera.


Seguir leyendo...


Después del singular evento, en Costa Rica hemos de revisar el término patriota, porque cualquiera podría intentar disfrazarse de amante de su país. He aquí algunos ejemplos de cómo reconocer a un verdadero “patriota”:

- Un verdadero patriota no duda en llamar a la población a “presionar” al poder judicial supremo para que falle a favor de sus intereses, dado que los jueces son personas que, en ocasiones, pecan de falta de “patriotismo”.

- Los verdaderos patriotas ondean la bandera venezolana en las marchas, señal inequívoca de cuál es el país al que realmente idolatran.

- Algunos patriotas verdaderos paralizan centros de distribución fundamentales para el funcionamiento del país porque entienden que así el país sale beneficiado.

- Existen patriotas tan interesados por el bienestar de sus compatriotas que no dudan en amenazar con cortar el suministro eléctrico, telefónico y de agua potable si la mayoría de los ciudadanos vota algo diferente a lo que ellos consideran como “decisión de voto patriótico”.

- Otros patriotas son conocidos por tachar de antidemocrático a su propio país, para lo cual no dudan en proclamar su pensamiento en periódicos extranjeros de larguísima tradición democrática como el cubano Granma.

- Hay patriotas que dedican todo su tiempo y esfuerzo a influir políticamente, por el bien del país, faltaría más, en lugar de dedicarse a trabajar por aquello para lo que el resto de sus compatriotas le pagan el sueldo.

- Del mismo modo existen patriotas muy interesados en el bien común, por lo que no dudan en disfrutar de clubes campestres “patrocinados” por el resto de ciudadanos por medio de unos actos muy patrióticos conocidos como “convenciones colectivas”.

- Los patriotas auténticos suelen reconocerse por el NO, es decir, dicen que NO a todo como muestra inequívoca de su defensa de la patria.

- Los dirigentes patrióticos no dudan en tachar de equivocación del pueblo y de designación antidemocrática la elección de un Presidente que no es de su completo agrado, sin importar que ellos mismos hayan sido elegidos por menos del 5% del gremio al que dicen representar.

- Los verdaderos patriotas tildan de fraudulento el referéndum que ellos mismos pidieron, porque no les permitieron retrasarlo con una innecesaria recolección de firmas.

Si se encuentra algún individuo de los que aquí se describen tenga cuidado con lo que dice, porque los patriotas auténticos no dudan en acusar de “vendepatrias” a cualquiera que no cumpla todas o alguna de las condiciones anteriormente mencionadas.

NOTA: El presente artículo resultó de la colaboración en línea entre Pakithor y Dean CóRnito mientras el segundo intentaba comunicarse por teléfono durante más de una hora con el Banco de los Trabajadores, que no tiene ningún trabajador que conteste el maldito cuernófono.

5 comentarios:

  1. Impresionante. Justo en el clavo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Tal vez seguían celebrando el lanzamiento del no...

    Tengo que reconocer que de lo peor que le podía pasar al no fue exhibir públicamente a sus "representantes"...

    ResponderEliminar
  3. Dean,
    Parece que tenés "com-Patriotas" muy similares algunos míos...

    (como siempre, vos, con un estilazo para contar :)

    ResponderEliminar
  4. Un día de éstos comentaba con algunas personas como me molesta ese jueguito de palabras que se tienen los del no.

    Y como me molesta el corazoncito ese que se ponen, dando a entender que los del Si seguramente son maes sin corazón.

    Y como me molesta todo el jueguito muy poco moral que se tienen en que tratan de hacer sentir a los demás como amorales y anti patrioticos si votan por el sí.

    Porque es que, dejemonos de varas, a mucha gente si la van a hacer sentir mal.

    Grrr, yo me pregunto que cosa, concreta proponen de bueno, siempre que dicen no... no solo con el TLC.


    PD. Éxito este blog de vuelta.

    ResponderEliminar
  5. Este blog es toda.

    Tenes un estilazo para escribir.

    Un abrazo fuerte.

    Salud!!

    franklingc.blogspot.com

    ResponderEliminar