martes, 23 de julio de 2013

Luis Guillermo y el problema del PAC

Si se sostienen los resultados del conteo preliminar, y se confirma el triunfo de Luis Guillermo Solís, el PAC habrá elegido al candidato más preparado, estudioso y conocedor de la realidad nacional, y se habrá metido en problemas más grandes de los que se puede imaginar.

Luis Guillermo Solís era el mejor candidato, y no necesariamente porque la cohorte de precandidatos fuera tan flojita como en efecto lo fue. Don Luis Guillermo es un candidato de lujo, y no simplemente el menos malo de lo que había en el menú de opciones.  Es, sin lugar a dudas, el mejor candidato para la “gente PAC”. Y ese es justamente el problema.

La “gente PAC” tiene, en promedio, mayor escolaridad y mejor nivel de vida que el tico promedio. Se trata, en otras palabras, de gente educada de clase media a media-alta; gente que se ha visto beneficiada por las políticas paternalistas del PLN de antaño, pero que hoy se siente traicionada por el giro hacia la derecha mercantilista de los últimos 4 ó 5 gobiernos liberacionistas, y por los cada vez más escandalosos actos de corrupción de los políticos tradicionales.  

De hecho, don Luis Guillermo cumple a carta cabal con el perfil estereotípico de la “gente PAC”: hijo de un zapatero y una educadora, ha vivido toda su vida en el aventajado cantón de Montes de Oca, cursó la primaria en la escuela Laboratorio y la secundaria en un colegio privado bilingüe; se graduó de la UCR, obtuvo una beca para sacar una Maestría en los Estados Unidos, y es profesor universitario y Vice Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UCR.  Ocupó, también, cargos importantes en los gobiernos de Oscar Arias (1986-90) y José María Figueres (1994-98), y fue Secretario General del Partido Liberación Nacional hasta un par de años antes de unirse formalmente al PAC.

Todo eso está bien. El problema de la “gente PAC” es que lamentablemente han demostrado no ser más de 24.000 almas.  Ellos serán suficientes para escoger candidato, pero no para elegir Presidente.

Aunque las comparaciones son odiosas, don Luis Guillermo Solís tiene el mismo problema que Miguel Angel Rodríguez circa 1988. Un intelectual de altos vuelos, con un sofisticado vocabulario de domingo, que no conecta con el pueblo por más consultores de imagen que lo asesoren.   Escucharlo es un placer… si usted es un científico social con al menos una licenciatura a su haber. Juan Carlos Mendoza, en contraste, no reúne ni la mitad de las cualidades, ni mucho menos de los  atestados, de don Luis Guillermo, pero el gordito simpaticón puede generar afectos y tiene el potencial de despertar el interés de las generaciones jóvenes, que son las más desilusionadas con el estado actual de las cosas. En el padrón electoral costarricense, los menores de 40 años representan alrededor del 50% de total de votantes. 

Y así el PAC, que en la primera convención abierta de su historia convocó a una cantidad de votantes similar a la población del cantón de Los Chiles, habrá escogido a un candidato sin arraigo popular, con un vocabulario académico que resulta chocante para el populacho, y quien tendrá la enorme tarea de atraer a los cientos de miles de personas que votaron por Ottón Solís en las contiendas anteriores, y un poco más, los suficientes para ganar una elección nacional. Con el agravante de que don Luis Guillermo cree que puede alcanzar el objetivo entrando en coalición con un par de partidos u organizaciones sin representación popular – como el enésimo nuevo partido del difunto-político José Miguel Corrales, y la organización del cero-a-la-izquierda-político de Mariano Figueres.

Lamentablemente para el PAC, la única opción de sacar al PLN del poder es mediante una alianza con el PUSC. Y digo lamentablemente, porque Ottón Solís jamás va a permitirlo, y tiene aún los suficientes recursos dialécticos para minar cualquier intento de acercamiento entre ambos partidos.  Máxime que el PUSC, a pesar de su profunda crisis, logró convocar casi cinco veces más votantes que el PAC a su propia convención, por lo que es de esperar que “el  Doctor” ponga como condición para cualquier alianza que él sea el candidato único.

En todo caso, y a juzgar por la historia reciente de Costa Rica, las perspectivas no son nada halagüeñas.  La última vez que un liberacionista resentido formó casa aparte y llegó a la Presidencia, los resultados fueron desastrosos.  Y la última vez que el PUSC postuló a un doctor simpaticón, de reputación intachable y ninguna experiencia política ni ejecutiva, los resultados fueron también de ponerse a llorar. Se oye, se siente, Johnny Presidente. 

17 comentarios:

  1. Pero "a ver pal' hueco" llegó a la silla caliente... A estas alturas, parece que lo más importante es que no vuelva a llegar Liberación, por lo menos para menear un poco el tarro de pintura...

    Yo creo que en realidad la lucha de la "oposición" es llegar a la 2da vuelta... no veo como Johnny podría sobrevivir a ella... (sea contra quién sea).

    Y todavía estoy en shock de que Ottón realmente haya renunciado a su sueño...

    ResponderEliminar
  2. La apuesta tiene que ser, definitivamente, a la segunda ronda. El problema, según lo veo en este momento, es que de haberla, los que llegarían serían Johnny y el Doctor. Ese es el problema del PAC...

    ResponderEliminar
  3. Personalmente no creo que el último doctor simpaticón del PUSC (como lo ponen en el artículo) sus resultados hayan sido de llorar. Más bien las estadísticas dicen que dejó al país con superavit fiscal (algo no visto desde los 50s), redujo la corrupción y no se prestó para los famosos favores políticos. Puso a caminar muchos proyectos que luego OAS los tomó como de su gobierno. Es simplemente una opinión.

    ResponderEliminar
  4. Buen día, el artículo interesante... con relación a este quiero comparitir unas líneas.



    ¿Por qué lo comparas con Rodríguez?, no que sea el único, de peso intelectual.

    ¿O que el PAC necesita un tema importante para la sociedad como un TLC para tener maquinaria política?

    Lo cierto hay muchos factores que las encuestas tienen díficil medir, el voto individualista, la intensidad de intención de voto, voto joven, voto adulto mayor, voto oculto, la fecha de realización de la encuesta, noticias, los indecisos, lemas de campaña, voto de castigo en las encuestas, conformismo por los resultados de las encuestas, que tanto condicionan las encuestas a los votantes, entre otras, puede haber una sobrevaloración o lo contrario.

    Y otras más constantes, que es la abstención (en crecimiento), descontento político, falta de participación ciudadana en la política electoral, debilidad de la ideología política de los años dorados.

    En fin...falta mucho por diluir qué está pasando o qué pasará, un buen artículo como un sitio de arranque para compartir puntos de vista.


    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Ya he visto varios análisis fatalistas sobre el bajo número de votantes que participó en la convención del PAC y que de paso aportan cierto grado de triunfalismo al PUSC por su supuesto número de votantes en su convención. No obstante creo que esa clase de análisis es muy simplista y peca de omitir factores importantes que todo análisis electoral merece. Para empezar la apatía política en CR gracias a los últimos gobiernos, y muy en especial a este, afecta no sólo al PAC si no a todos los partidos políticos. De existir un partido llamado "abstencionismo", sin duda ese sería el abrumador ganador. En segundo lugar, es claro que el PUSC sobredimensionó los números a 145 mil votantes para no reflejar una mala imagen. No obstante muchos pudieron constatar con fotografías que las urnas estaban vacías (al menos el PAC no teme en dar los número reales). Otra prueba de ello es que en la elecciones presidenciales del 2010 Fishman obtuvo 74 mil votos, o sea, que nos quieren hacer creer que en la convención interna llegó más gente que los que les dieron su voto al PUSC después de meses de publicidad en la elección nacional. Y aquí entra otro factor importante: en las convenciones de los partidos siempre se van a obtener menos votos que en las elecciones nacionales porque a las convenciones tienden a ir quienes ya se sienten afines a un partido político (no importa si estamos hablando del PLN, PUSC, PAC, FA o los partidos evangélicos). Desde que murió el bipartidismo la gran mayoría de gente no vota en la elección nacional sintiéndose miembro de un partido, sino que se vota por un candidato pensando en él como la mejor opción (o el menos malo) en ese momento. Esto quiere decir que para variar, el tico se decide a última hora.

    ResponderEliminar
  6. Yo quisiera ver si realmente existen las 140 mil papeletas del PUSC, porque no lo creo. Inflaron los números y alguna gente basa sus comentarios en esa "inflación" lo que me parece muy poco serio, aventurado y tendencioso.

    ResponderEliminar
  7. Una opinión tan válida como cualquier otra. Si el Dr. Pacheco dejó un superávit fiscal (lo cual no es correcto, aunque si redujo el déficit), lo logró porque durante su gobierno no se hizo nada de nada. Para mi eso no es un logro, pero por supuesto es cuestión de opiniones. El país estuvo estancado durante la mayor parte del doctor simpaticón...

    ResponderEliminar
  8. Gracias, MN. En realidad lo comparé con Miguel Angel Rodríguez circa 1988 por la similitud de los casos: dos intelectuales de altos vuelos, cuya capacidad nadie pone en duda, queriendo ser Presidente de Costa Rica, pero con un vocabulario y una forma de expresarse muy de élite intelectual que francamente cae mal al pueblo. Por eso y nada más.


    Pero estoy de acuerdo con su comentario de que falta mucho tiempo y mucha agua pasará bajo este puente. En efecto, es un punto de partida para compartir criterios.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  9. Geravigo, por supuesto que hay miles de aristas que pudo uno haber considerado, pero no pierda de vista que aquí escribimos artículos de máximo un par de páginas, no disertaciones doctorales sobre el tema en cuestión. Y entonces uno como autor escoge los temas que más relevantes le parecen para el enfoque que le quiere dar al análisis.

    Estoy de acuerdo con muchas de sus afirmaciones (la apatía política afecta a todos los partidos, el abstencionismo es el "partido" más grande, los partidos siempre sacan menos votos en las convenciones que en la elecciones nacionales), pero hay una que no puedo dejar pasar por alto.

    Sin ánimo de defender al PUSC (no pertenezco a ese partido, no me parece bueno su candidato, no necesito defenderlo), creo que su afirmación de que el PUSC infló el total de votos para maquillar su imagen es temeraria. A mi no me consta ni eso, ni lo contrario, pero no me atrevo a lanzar acusaciones de esa naturaleza sin pruebas o al menos evidencia irrefutable. Dos fotos que usted haya podido ver no constituyen prueba de nada. Recuerde que el PUSC abrió 811 mesas electorales, versus 290 para el PAC. El movimiento puede haber sido muy bajo, pero con casi el triple de mesas disponibles, aún si el ambiente en la convención del PUSC fue tan frío como en la del PAC, la mayor cantidad de votantes se diluyó entre una mayor cantidad de mesas, lo cual puede repercutir en las percepciones, como la suya.

    ResponderEliminar
  10. Lo aventurado y tendencioso es lanzar una acusación como la que usted hace, sin pruebas ni evidencia concluyente. Como le dije a Geravigo aquí arriba, considere que el PUSC abrió 811 mesas electorales, versus 290 para el PAC. Con casi el triple de mesas disponibles, aún si el ambiente en la convención del PUSC fue tan frío como en la del PAC, la mayor cantidad de votantes se diluyó entre una mayor cantidad de mesas, lo cual puede repercutir en las percepciones, como la suya. Pero eso no prueba nada. En todo caso, ¿por qué no va y le pide al Tribunal Electoral del PUSC que le muestren las papeletas? ¿Qué gana lanzando acusaciones improbables en un blog que casi nadie lee?

    ResponderEliminar
  11. En la convención pasada del PAC votaron 22 mil personas y obtuvieron más de 400 mil votos en las elecciones. No veo el asunto tan imposible y fatalista. Por lo menos a segunda vuelta pueden aspirar. Al Dr. muchos socialcristianos no lo quieren, menos con esa perlita del sueldo. Eso me lo contó un mariachi.

    ResponderEliminar
  12. Como en todo, Ayleen, hay quienes lo quieren (al doctor), quienes no les gusta, y quienes se desilusionaron con la perla esa del sueldito para el candidato. Pero el señor está despertando algo que el PAC realmente no tiene: las bases calderonistas de hueso colorado. A diferencia de la gente PAC, estos otros son gente de clase media-baja y baja, con poca o nula escolaridad y bajos ingresos. Pero hacen masa, y salen a votar a cambio de unas cuantas latas de zinc y un puño de blocks de construcción.


    A 7 meses de las votaciones, nada es imposible. O mejor dicho, todo es posible, hasta para el PAC. Mi comentario lo que pretendía es hacer ver que la tienen cuesta arriba. Que a pesar de tener un candidato extraordinario, no es - en mi opinión - el candidato que vaya a despertar pasiones en el público, que mayoritariamente vota de acuerdo con lo que le dicta la tripa y no la materia gris....

    ResponderEliminar
  13. Creo que con el PUSC tenemos algo similar a lo que hace un mago: sacó los votantes pero no sabemos de donde. De mi parte no cuestiono que sacaran más votantes que el PAC, pero sí que llegaran al grado de sacar a 145 mil, casi el doble de la cantidad de votantes en su elección nacional (74 mil). Recordando además que en las elecciones nacionales hay más centros de votación. Súmele además de que los candidatos se negaron a hacer un debate ¿Con base a qué entonces duplicaron la intención de voto en una época de insatisfación política generalizada?. En mi humilde opinión: ¿más que el PAC por tener más centros de votación?: posiblemente, ¿el doble de lo que sacaron en la eleccion nacional?: no lo creo.

    ResponderEliminar
  14. Geravigo, es que los números son más complejos de lo que Ud imagina. Una gran cantidad de gente que se identifica con el PUSC no votó por Fishman en las últimas elecciones, sino por Guevara (el más afín a lo que ellos apoyan). Esa misma gente puede estar dispuesta a votar en una convención donde se presentan dos figuras prácticamente apolíticas y sin anticuerpos... Es una explicación sencilla... aplique la Navaja de Occam y no le de más vueltas...

    ResponderEliminar
  15. En ese caso debo reconocer que su respuesta me parece convincente. Sólo no olvidemos que la Navaja de Occam dice que la respuesta más sencilla es la más problable, pero no siempre la correcta. Para efectos prácticos vamos a tener que esperar a las elecciones para confirmar si efectivamene estamos ante una reemigración de los antigüos mariachis.

    ResponderEliminar
  16. Jajaja.. para efectos prácticos, todo es paja (encuestas, análisis, discursos) hasta que se demuestre en las elecciones. Además, casi por definición en política todo es complicado o por lo menos "complicable". Así podríamos discutir cual es la explicación más "sencilla" y nunca estar de acuerdo. Lo interesante es la discusión porque te da perspectivas que uno no se había imaginado...

    ResponderEliminar
  17. Más estancado el país a como ha estado los últimos 7 años? No lo creo. En fin son opiniones. Hay recordarse que se dió un gobierno de austeridad donde se trato de no hacer gastos millonarios innecesarios como se hacen ahora. Además se dio una mucho mejor recaudación de los impuestos y por supuesto una disminución de la corrupción. La cual se disparó a niveles de verguenza desde los últimos 7 años.

    ResponderEliminar