miércoles, 9 de octubre de 2013

¿Quién pierde con la salida del Dr. Hernández?

La pregunta que hago es quién pierde porque no creo que con la salida de la escena electoral del Dr. Rodolfo Hernández, candidato, ex-candidato, candidato de nuevo, y ex-candidato otra vez del PUSC, haya un solo ganador, a no ser por la seriedad en la política. Veamos entonces quienes son los principales perdedores.
1. Rafael Ángel Calderón Fournier y su retorno en el 2018: se la jugó con un candidato outsider que le sostuviera la burra mientras él terminaba de apelar su sentencia, y le salió respondón e indeciso. La Asamblea del Partido está en manos de Renacer Socialcristiano, la tendencia que surgió para dejar atrás los liderazgos históricos del PUSC, culpados de la debacle de los escándalos de corrupción.

2. Renacer Socialcristiano: esta tendencia, dominada por el ala joven del partido, que trató de rescatar al PUSC cuando nadie más creyó en su viabilidad política, ha quedado en entredicho después de la segunda carta de renuncia del Dr. Hernández.  Éste, no sabemos con qué intención, se quiso quitar a la juventud del camino, y al no obtener lo que deseaba, se encargó de hacer creer al país que son esos "jóvenes rescatistas" los que han hecho política tradicional de la que se asocia con la primera debacle del PUSC.

3. Rodolfo Piza Rocafort: si no se lanza, pierde vigencia. Si se lanza, se quema. Y recordemos muchachos, una quemadura duele para toda la vida.

4. El PUSC: Si en algún momento hubo posibilidades reales de devolverle viabilidad política a la agrupación, todo se ha ido por la borda.  Si los escándalos de corrupción dejaron al PUSC en coma, la doblemente escandalosa salida del Dr. Hernández parece ser el tiro de gracia para el partido.

5. Costa Rica: la indecisión del Doctor, el abanico industrial que puso a soplar sobre el tanque séptico político salpicando a los actores importantes de todas las tendencias del PUSC, y sus cartas llenas de denuncias generalizadas sin nombres ni fotos de los sospechosos, tendrán como resultado un incremento en el abstencionismo de cara a las elecciones. Y por simple regla de tres, a mayor abstencionismo en las filas de la oposición, mayores probabilidades de que Johnny Araya gane en primera ronda.

Dice el Dr. Hernández en su carta de renuncia definitiva que solo espera "que el próximo dos de febrero, Dios observe a Costa Rica con ojos de misericordia". Ojalá así sea. Pero creemos que de esta ni Dios nos salva.

8 comentarios:

  1. ¿Cómo se me pudo pasar por alto? Hay otro gran perdedor con la salida del Dr. Hernández de la carrera electoral: El Dr. Orlando Urroz, que hasta asesoría de imagen parecía haber contratado para estar saliendo en la prensa todos los días, haciendo puntos para quedarse con la Dirección del Hospital de Niños!!!

    ResponderEliminar
  2. Podés meter a Urroz en el campo de Piza, porque este último difícilmente puede perdido lo que nunca tuvo: opción a la presidencia (ni ahora ni en el futuro, simplemente no tiene "empaque" como decían antes). Creo que el abstencionismo puede aumentar pero marginalmente... aún los calderonistas de hueso colorado salen a votar por quién sea con tal de que Araya no gane... por eso le fue tan bien a Guevara la vez pasada... vas a ver...

    ResponderEliminar
  3. Podríamos dejar de buscar caballeros o damas de pulcra coraza, para que nos salven de nosostros mismos? La verda es que el problema de este país es que hay mucha representación y poca elección. Es ridículo el alo número de partidos zancudo que pululan hasta para la elección presidencial, llegando al sinsentido de que no se puede organizar un debate decentre entre opciones válidas de llegar al poder.

    Seamos serios: la política necesita de políticos. Y el país necesita opciones claras. Como volver al bipartidismo, que tantos demonizan, pero que demostró ser mucho más efectivo y apropiado, salvo el recurrente caso de corrupción. Pero, en el mejor ejemplo de tirar a la tina con todo y el bebé, destruímos el bipartidismo para evitar el posible caso de "componeneda" entre dos partidos mayoritarios.

    El bipartidismo no significa la destrucción de ideas, sino un debate más vigoroso y serio. Por ejemplo, si algo ha demostrado los últimos 30 años es el movimiento del centro politico a posiciones más favoralbels al libre mercado. Incluso, estas han sido adoptadas de mejor manera en países con 2 partidos fuertes, por los supuestos enemigos intelectuales de esas medidas. La centro-izquierda británica se convirtió a la privatización y las reformas de mercado de Thatcher, luego de vagar por el desierto por décadas. Y el PSOE español reforsó y continuó las politicas de Franco y sus herederos.

    De la misma forma que acá si surgieran dos partidos políticos potentes, habría amplia razón para que ambos sean moderados, dado que deben convencer a un segemtno alto de la población, que no es ideológico. Las ideas libertarias triunfarían, en parte, pero al menso serían más prácticas que el triste espectáculo de hoy de ver a un partido cooptado por un gremio o grupo de interes.

    Qué tal entonces si volvemos al bipartidismo Para eso, debemos eliminar el absurdo sistema de subcociente y aumentar el cociente a una cifra grande. Las provincias que tengan ma´s de 10 diputados deberían ser divididas en dos sub-provincias y sería necesario obtener al menos 10% de los votos para lograr una curul.

    AL menso así podremos tener una elección de verdad. La asamblea sería menos multicolor. Pero lo mismo pasa en EEUU, Australia o Gran Bretaña. No malos ejemplos díría yo.

    ResponderEliminar
  4. Creo que te equivocás en tu apreciación, Terox. Los calderonistas de hueso colorado salen a votar por cualquiera que no sea Oscar Arias o sus ungidos (como lo fue Laura en su momento), o socialcristiano no calderonista. Con la familia Monge los une la amistad de sus líderes y el agradecimiento hacia Luis Alberto, principal artífice del nacimiento del PUSC y de la elevación de Junior al nivel de capo indiscutible y dueño y señor del PUSC.

    En mi opinión, la movida de RACF con el Dr. fue una apuesta para que ganara Johnny, y gestar su propio regreso en el 2018 (después de haber logrado cancelar su sentencia condenatoria a punta de apelaciones y casación), con el país severamente agotado después de 3 administraciones liberacionistas en fila...

    En resumen, sigo creyendo que el abstencionismo será mayor de lo que hubiera sido si el Dr. no renunciaba y armaba el polvorín que armó.

    ResponderEliminar
  5. Don Jorge, es muy atractivo apelar a la nostalgia cuando el cambio produce tanta incertidumbre como la que estamos viviendo hoy en día. Pero de nada nos sirve. El bipartidismo funcionó mientras existió, en alguna medida con mejor desempeño que lo que vemos hoy en día, pero ya no va a regresar tal como lo conocimos.



    Calculo que a mediano-largho plazo las fuerzas políticas se volverán a acomodar hacia un nuevo esquema bipartito (inédito, no un regreso al PLUSC) que permitirá una mejor gobernabilidad. Pero para llegar a ese punto mucha agua deberá correr bajo el puente de la política.



    O la "oposición" deja los radicalismos (moralistas como los de Ottón, ideológicos como los de Otto o los de Villalta) y abandona el maniqueísmo (nosotros buenos, ellos malos), o el país necesariamente primero tocará fondo, que es la única manera de lograr cambios significativos en este país tan medroso y conservador.



    Eso, o aparece un nuevo Luis Alberto Monge, con la misma vocación democrática y visión de estadista que lo llevó en los años ochentas a fomentar la creación de una alternativa seria y viable al predominio del PLN. Lo que pasa es que hoy en día veo más factible el surgimiento de un "hombre fuerte" sin vocación verdaderamente democrática, que el de un estadista con visión de largo plazo más allá de sus propios intereses partidistas.

    ResponderEliminar
  6. ¿Ud cree que el votante raso está al tanto de esa "amistad" y deuda del junior? Yo no creo... Y menos que el hijo del hombre esté pensando en el 2018, con 69 abriles a cuestas... Es mejor asegurar diputados y una red de influencias... además, por ahí dicen que para ese año aparecería de nuevo Chemita...

    ResponderEliminar
  7. ¿Vos creés que 69 años son demasidos para ser Presidente? Yo conozco más de un 70-añero con la energía de gente varias décadas menor, pero además con la sabiduría que la edad y la experiencia le brindan a todo ser humano. Ojo, no con esto quiero decir que me agrada la sabiduría de RACF, nooooo, para nada. Pero no lo descarto por el tema de edad. Ese carajo tieneun legado y un patrimonio que alimentar y proteger, y solo una segunda presidencia le dará la oportunidad de afianzarlo.

    Por otro lado, me dejaste intrigado con lo del nuevo Chemita. Como dirían en inglés: care to share? ¿Por qué no nos contás de qué se trata el rumor?

    ResponderEliminar
  8. Yo veo oportunida en un nuevo sitema de gobierno, les invito a leer la propuesta de este blog:

    Gobernemos por Referendum

    http://gobernemosporreferendum.ticoblogger.com/2013/07/12/de-la-posibilidad-de-gobernar-por-referendum/

    ResponderEliminar