domingo, 10 de noviembre de 2013

¡Sí hay por quién votar!

Si usted es de los que creen que no hay por quién votar, lea esta columna; le puede cambiar su percepción. Si en su búsqueda de opciones políticas, hasta ahora no ha encontrado una respuesta satisfactoria, quizás no se está haciendo las preguntas correctas. Aquí le sugiero, entonces, una nueva forma de encarar la búsqueda.
Foto tomada de La Nación
Empiece por preguntarse si está satisfecho con el “status quo”; es decir, si cree Ud. que Costa Rica está relativamente bien y tiene un rumbo definido y correcto.  Las posibles respuestas son pocas: sí ó no.

Si Ud. definitivamente cree que el rumbo es equivocado, que el país está mal y requiere de un cambio radical, tiene básicamente dos opciones.

1.       ¿Cree Ud. que el país necesita abandonar el sendero de la globalización, del libre comercio, y de la inversión privada para lograr sacar del fango a esa quinta parte de la población que en más de veinte años no ha logrado superar la “línea de pobreza”? ¿Cree Ud. que necesitamos de un Estado más grande y fuerte que vele por los desposeídos, y brinde empleos cada vez mejor remunerados a un porcentaje cada vez creciente de la población?  ¿Extraña Ud. al Pepe Figueres de 1948 y/o añora volver a los tiempos de la banca nacionalizada, de los subsidios a la agricultura (y a otras actividades económicas consideradas esenciales por el Estado), de la exclusividad estatal en la prestación de los servicios públicos, y de los impuestos crecientes para financiar todo lo anterior? Hay un partido y un candidato que se lo ofrecen.

2.       ¿Cree Ud., por el contrario, que ante tanta ineficiencia, burocracia y corrupción en el sector público, el país debe de optar por llevar al Estado a su mínima expresión? ¿Cree que el Estado debe de limitarse a brindar seguridad y justicia para todos, y educación y salud para los más pobres? ¿Cree necesario eliminar todo tipo de regulaciones para que el sector privado pueda crecer sin obstrucción y crear centenares de miles de empleos?  ¿Cree que el país no necesita más impuestos, sino un recorte fundamental del gasto? Hay un partido y un candidato que se lo ofrecen.

Si usted cree que el modelo actual de desarrollo se puede salvar con algunas reformas esenciales para volver a poner al país en la senda del crecimiento, con mayor solidaridad y menor desigualdad que en años recientes, pero transitando siempre por la “vía del centro”, también tiene un par de opciones.

1.       ¿Cree Ud. que los cambios que necesita el modelo se refieren a una mayor intervención estatal para promover el ascenso socioeconómico de grupos marginados por las políticas de los últimos 20, 30 ó 40 años? ¿Cree que el objetivo primordial del Estado debe de ser el fortalecimiento de la clase media para cerrar la brecha de ingresos que cada día la separa más de los sectores más pudientes? ¿Cree que con mayores impuestos y un recorte en gastos superfluos (como consultorías, licores y galletas) el Estado puede mejorar significativamente sus servicios y convertirse en ese generador de riqueza que cierre la creciente brecha de ingresos? Hay un candidato y un partido que ofrecen todo esto.

2.       ¿Cree Ud. que es necesaria una nueva “arquitectura” del sector público, más adaptada a las realidades del siglo XXI que a las de mediados del siglo XX (cuando fue diseñado el aparato estatal existente)? ¿Cree Ud. que antes de hablar de nuevos impuestos, es necesario entrarle en serio a la estructura del gasto público, hacerla más flexible, y lograr una disminución del gasto basada en mayor eficiencia y no en disminución de servicios? ¿Cree Ud. importante que en el camino hacia una mayor justicia social sean protegidos y respetados los derechos de las personas y promovida la sana convivencia con el sector privado? Hay, también, un candidato y un partido que ofrecen esto.

¿Cree Ud. que nuestro país no está tan mal en lo fundamental, que lo que hay es una crisis de gestión complicada por una persistente crisis internacional, y que los problemas se resuelven contratando a un nuevo dirigente con un estilo más ejecutivo que el de la actual Presidenta? ¿Es Ud. uno de los beneficiarios de las políticas clientelistas de los últimos ocho o sesenta años?  En cualquiera de estos casos, tiene un partido y un candidato que le ofrecen justo lo que usted cree que el país necesita: el continuismo en materia política, pero con un cambio de caras y de estilo.

Hay muchas otras opciones, y no porque quien esto escribe las considere menos importantes, deberían de serlo para el estimable lector. Hay candidatos para los que creen que los problemas del país se resuelven dejando el poder en manos de un autoproclamado emisario del Señor, para los que creen que un trío de políticos tradicionales de la tercera edad - que no se ponen de acuerdo entre ellos mismos excepto para estar a favor de los que están en contra - pueden fundar una patria nueva con sus viejas ideas, para quienes creen que los problemas de Costa Rica se resuelven promoviendo la lucha de clases, para los que quieren votar por un candidato  sin ninguna experiencia, de una nueva generación, el perfecto desconocido “outsider”, etc.

Si con tan amplia y variada oferta le sigue costando decidirse a votar, quizás Ud. está buscando al candidato perfecto, el que no tenga ninguna mancha en su reputación, el que nunca haya cometido errores. Y entonces, el problema no está del lado de la oferta, sino en Ud. mismo.  Porque no existe la persona perfecta, y solo no se equivoca quien nunca ha hecho nada.

Si Ud. busca un candidato con el que tenga un 100% de coincidencia ideológica o de intereses, entonces debería de considerar seriamente postularse en el 2018. Porque no existen dos seres humanos exactamente iguales. Gracias a Dios por ello, ya que la diversidad nos hace crecer.

Y si lo que en realidad Ud. piensa es que, ante la proliferación de candidatos y partidos no hay manera de votar a ganar (que no sea votando por el oficialismo), imagínese lo que podría lograr cualquier candidato de oposición con el apoyo de ese 30% del padrón que probablemente se abstendrá de votar.

Al inicio de este artículo, hablaba de las preguntas que deberíamos de formularnos al intentar decidir por quién votar.  Finalmente he de decir que, si con un menú tan variado Ud. no encuentra por quién votar, quizás deba buscar la respuesta en el espejo.  No importa cuál candidato o cuál propuesta le agrade más, vote por Ud., por su familia, por su país, por su futuro. No renuncie a su derecho de votar, porque con esa decisión podría estar ayudando a llegar al poder a alguien que tal vez lo va a aprovechar para quitarle sus derechos, o algunos de ellos. Y entonces no va a tener a quién ir a berrearle.

26 comentarios:

  1. Este texto es falso y malintencionado contra el frente amplio. La nueva estrategia es decir que son extremistas y en contra del libre comercio, eso es falso

    ResponderEliminar
  2. Este texto esta redactado con la intencion de mal informar, satanizando el movimiento del FA. Claramente inclinado apoyando al movimiento libertario, lastima que tengan que recurrir a estas cobardes prácticas mediaticas de engaño. Otto guevara habla de cobrar bien los impuestos cuando el mismo corrupto hipócrita tiene propiedades con valores fiscales que no son ni 1/4 parte del valor real, pagando asi mucho menos de impuestos por los mismos, no hay congruencia entre su discurso y sus acciones, no ha actualizado el valor fiscal de su patrimonio el cual asciende a varios millones de dólaresvy en hacienda estan reportados por montins mucho menores estafando cada año al estado al pagar mucho menos de lo moralmente correcto.

    ResponderEliminar
  3. Yo le voy al Frente Amplio, pero reconozco que hay cada fanático de FA. Ya maes dejen la conspiración, tranquilos el FA va a ganar!!!

    ResponderEliminar
  4. yo creo que más bien creo que cuando ud leyó cosa que satanizaban al frente amplio el autor se estaba refiriendo al pardido de los y las trabajadoras, ése que si es izquierda dura.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, si esa nos es la "ideología" del FA ¿Cuál es?. Que yo sepa no han presentando plan de gobierno y tampoco hay en la página de Villalta cuales son sus propuestas. E históricamente el FA ha sido como lo describe el autor. Al parecer ahora no. ¿Entonces? El FA debería explicarse... pero como que no le conviene.

    ResponderEliminar
  6. Porque sacan a don José Miguel Corrales, si es por viejo, yo sacaría a Villalta por joven, lo que plantea don José Miguel es muy valedero, eliminan a un candidato igual que cuando uno cumple 40 años ya no le dan trabajo, eso es una discriminación odiosa, que mál esta nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  7. Nadie lo sacó, aunque sinceramente me parece que es una candidatura irrelevante. Le dimos un leñazo virtual, pero si lo mencioné, y es de los pocos partidos cuyo nombre mencioné en el artículo. A veces nada más hay que leer con un poquito de cuidado...

    ResponderEliminar
  8. En efecto, Mau, es muy frustrante tratar de encontrar información acerca de las propuestas de Villalta, porque como lo decís, ni en la página web del FA ni en la de la candidatura de Villalta aparece el programa de gobierno. Pero todo lo que ahí puse surge de declaraciones hechas por el mismo candidato en diferentes medios, debates, etc., además de la descripción del partido que ellos mismos ponen en su web.

    ResponderEliminar
  9. Se me adelantó el mismísimo candidato, Caro. Es Rodolfo Piza. Leete la entrevista de ayer en Revista Dominical.

    ResponderEliminar
  10. Bienvenido, don Rodolfo, por estos rumbos... si es que se trata del verdadero Rodolfo Piza. Y si no, pues bienvenido también.

    ResponderEliminar
  11. Nunca falta un borracho en una vela, Camila, o en este caso dos. Gracias por su atinado comentario. Evidentemente hay gente que apoya a Villalta, o al FA, sin saber exactamente qué es lo que apoyan. Pero en eso no son distintos de muchos seguidores de otros partidos...

    ResponderEliminar
  12. Lo más triste es que se autoproclame poseedor de un cerebro, pero que no sepa leer. Ni satanicé al FA, ni tampoco apoyé al ML. Hice una descripción de lo que ofrecen los candidatos y sus partidos. Tal vez usted no sepa exactamente qué es lo que está apoyando...

    ResponderEliminar
  13. Todo es posible, Sas. Lo que es claro es que tener un cerebro y saber leer no son sinónimos.

    ResponderEliminar
  14. Don Allan, busque las declaraciones de su candidato Villalta, y entérese de cuáles son sus propuestas, que curiosamente no publica en su página web. Tal vez se sorprenda.

    ResponderEliminar
  15. Acá tratamos de poner las propuestas de los candidatos. El esfuerzo por lo menos pone en evidencia la falta de propuestas concretas de algunos partidos.
    http://queproponen.com

    ResponderEliminar
  16. Vamos a ver, cual es el link? donde están esas declaraciones? porque en los debates ha dicho lo contrario

    ResponderEliminar
  17. Buenos tardes, le agradecería mucho si pudiera atribuirle el crédito de la foto a La Nación- Gracias.

    ResponderEliminar
  18. Me gusto mucho el artículo. Yo personalmente me inclino por el PAC, aunque hay propuestas de ellos que no me agradan, la gran mayoría son coincidencias.
    Del FA realmente no he visto argumentos solo ataques, a mi no me convencen con ese cuento que porque es joven, que hay que votar por el porque no es de los partidos tradiciones, No porque quiera quitar al PLN del gobierno voy a poner como presidente al cualquiera.

    ResponderEliminar
  19. Está muy bueno el sitio pero les faltó el PUSC

    ResponderEliminar
  20. Esta muy bueno el sitio pero les faltó el PUSC

    ResponderEliminar
  21. Hola, al iniciar la lectura lo hice con un poco de temor pues no sabía que podría encontrar. La verdad me gustó el artículo. Actualmente, yo soy de los indecisos pues no encuentro una buena alternativa. Si me molesta el FANATISMO de algunos seguidores de Villalta pues cada vez que alguien no está de acuerdo con ellos se le van en manada (me recuerda la camarilla de diputados de Maduro) y que conste que Villalta en lo personal no me disgusta como candidato lo que no me gusta son algunos de sus seguidores. Pero que bueno que existan artículos como este para hacer catarsis.

    ResponderEliminar
  22. Mae, que buen post te jalaste... en efecto, uno dice que no hay por quién porque:
    1. Nadie piensa EXACTAMENTE como uno... y
    2. Aunque haya al menos un candidato afín a lo que uno piensa, puede ser que no gane.


    Pero diay, si uno es consecuente con lo que piensa, escoge al "menos malo" y le pone la firma...

    ResponderEliminar
  23. Este artículo anónimo tiene el grave defecto que está
    ayuno de citas que fundamenten las apreciaciones que hace. Los resúmenes de las intenciones de los
    partidos citados, parecen mas bien idea subjetiva y sesgada del autor. Por ejemplo, pareciera que la opción 1
    es la referida al Frente Amplio y Villalta, esto porque corresponde a la opción
    de mayor participación del Estado, pero no porque guarde relación con el Programa
    de gobierno de dicho Partido ni con declaraciones conocidas.

    Por ejemplo, de dónde saca el autor anónimo que el FA
    piensa aumentar el tamaño del Estado; si más fuerte, reorganizado y eficiente en
    el sentido de aplicar las leyes y lograr sus objetivos, pero no más
    grande. O que piensa abandonar el
    sendero de la globalización (¿es eso posible?), del "libre comercio"
    (si es que existe) o de la inversión privada. Lo que si ha hablado el candidato
    es de renegociar algunas cláusulas del TLC CA-USA como lo han hecho otros países,
    y proteger más al empresariado nacional.

    ¿Volver a la banca nacionalizada?... ¿dónde lo dicen? Lo que si dice el Programa es crear de
    una vez por todas al Banca de desarrollo especialmente dirigida a Pymes
    (agrícolas, turísticas, etc), reforzar el Banco Popular, reducir costos de
    intermediación bancarias, etc.

    A nivel de subsidios, el programa solo habla de subsidios
    a los seguros de cosecha, y "desarrollar un plan de emergencia" sin
    especificar para los sectores vulnerables frente a la desgravación arancelaria
    de los TLC, frente a países que SI subsidian su agricultura.

    Sobre la exclusividad estatal de los servicios públicos,
    el FA es claro que no se abrirá el agua al sector privado, ni se abrirá más el
    sector eléctrico, pero no se habla de revertir la apertura de telecomunicaciones
    o de seguros (aunque muchos lo quisiéramos y lamentablemente no se hizo
    plebiscito exclusivo sobre el tema): si indican que los fondos de FONATEL los
    ejecutará el ICE, destinándose un 40% de dichos fondos a telecomunicaciones del
    sector educativo, eliminar la politización partidaria de la gerencia del ICE
    con ternas propuestas por las U públicas y los colegios profesionales,
    restablecer el carácter de servicio público de la telecomunicaciones, y la
    revisión o derogatoria de la Ley de Cogeneración Eléctrica.

    Respecto a impuestos, se habla de subir la carga
    tributaria del 13% al 18% de PIB (Chile
    18%, Uruguay 23%, EU 27%, UK 39%, Dinamarca 49%, ver: http://pt.wikipedia.org/wiki/Anexo:Lista_de_pa%C3%ADses_por_carga_tributária). Pero la estructura impositiva se
    transformaría en 2/3 de impuestos directos, como impuestos banca comercial,
    tasa Tobin del 0.05%, renta global, IVA del 13% excluyendo canasta básica,
    educación, salud y seguros sociales, pero mayor para una canasta de bienes
    suntuarios.

    Así que, don Córnito anónimo, mejor será que justifique su
    apreciaciones, porque parece que no calzan.

    Véase el programa Frente Amplio aquí: http://www.villaltapresidente.cr/index.php/propuestas/plan-de-gobierno#

    ResponderEliminar