viernes, 18 de julio de 2008

Banco Central equivoca el rumbo

El objetivo primordial de todo Banco Central, y el de Costa Rica no es la excepción, debe de ser el control de la inflación. Sin embargo, desde principios de los años ochenta, cuando colapsó el sistema de tipo de cambio fijo, el BCCR se convirtió en un mero administrador del tipo de cambio. Por eso, cuando el Banco anunció que migraba a un sistema de flotación con bandas, como paso previo a la libre flotación del dólar, estuvimos de acuerdo con la idea.

Seguir leyendo...

Durante años el tipo de cambio se manejó en función de las necesidades del sector exportador, motor de la economía nacional. El problema con esto es triple. Por un lado, las minidevaluaciones buscaban conservar o mejorar la competitividad de los productos ticos en el extranjero, pero la verdadera competitividad se logra a punta de productividad y eficiencia, y no de maniobras financieras ó cambiarias. Segundo, y clave para el funcionamiento del Banco Central, el objetivo del Banco Central es la estabilidad de precios y no estimular la producción o las exportaciones. Tercero, y muy relacionado con el anterior, es que al defender un tipo de cambio, el Banco Central pierde grados de libertad en su lucha contra la inflación. Esto es así porque si el Banco debe de comprar dólares para mantener artificialmente un tipo de cambio, cada vez que lo hace debe de emitir colones, lo cual atiza la inflación, que es justamente lo que ha venido pasando en los últimos años y en particular desde que se adoptó el sistema de bandas.

En otras palabras, durante dos décadas y media el Banco relegó a segundo plano la lucha contra la inflación, su objetivo primordial. Por eso, insistimos, cuando anunciaron el sistema de bandas lo apoyamos, porque entendíamos que equivalía a dejar al mercado definir el tipo de cambio (inicialmente dentro de las bandas para dar alguna medida de estabilidad y evitar corridas especulativas), y permitiría a las autoridades monetarias concentrarse en su deber. Lamentablemente, las últimas acciones del BCCR revelan que los malos hábitos son difíciles de abandonar.

La decisión primero de intervenir en el mercado, hace apenas dos o tres semanas, para defender un tipo de cambio de mediados de banda (y no en los extremos de la banda, según las reglas que el mismo BCCR anunció), y luego esta semana de estrechar la banda de fluctuación del dólar pone en evidencia que el Banco está actuando con base en un objetivo de tipo de cambio y no con base en un objetivo de inflación, que es elemento sine qua non de la nueva estrategia anunciada en la segunda mitad del 2006, de la cual la banda cambiaria no es sino el elemento más visible, pero no el único ni el más importante.

Si el Banco Central insiste en seguir defendiendo un tipo de cambio “meta” (que sólo ellos conocen, porque no es algo que hayan anunciado públicamente), deberá seguir vendiendo o comprando dólares cada vez que una coyuntura temporal o pasajera haga que el tipo de cambio fluctúe. En la medida que haga eso, no podrá manejar la oferta monetaria de manera compatible con la meta de inflación anunciada del 8%. Ya para el 2008 todo parece indicar que la inflación real será entre un 37% y un 50% superior a dicha meta. En una coyuntura como la actual, donde presiones internacionales están acelerando la inflación (precios del petróleo, del acero, y de los alimentos), es un error doble del Banco Central no concentrarse en al menos contener los elementos internos “manejables” que también contribuyen a una mayor inflación. A fin de cuentas, dicen los monetaristas, la inflación de largo plazo es un asunto estrictamente monetario, y las herramientas de política con que cuenta el Banco Central son justamente de naturaleza monetaria. Es hora de abandonar de una vez por todas las metas de tipo de cambio, y concentrarse en lo que debe de hacer el Banco Central: defender la meta de inflación.

12 comentarios:

  1. Mae, yo de esto no sé mucho, pero añoro la épocas donde había un ritmo más o menos conocido de minidevaluaciones y tasas de interés por encima de la inflación.

    Si tenemos una inflación más o menos moderada (digamos 12-15%), pero los aumentos de salarios cubren ese aumento en los precios, y a su vez, las tasas pasivas (a largo plazo) son más o menos iguales a esa inflación, pues todo el mundo más o menos mantiene el status quo.

    Lo que hemos visto en el último año son tasas pasivas muy por debajo de la expectativa de inflación, no digamos la inflación real. ¿No es esto peor? ¿Aunque la inflación se redujera, no sería esta una pírrica victoria?

    ResponderEliminar
  2. No me gusta estar pensando en "conspiraciones" (esa no es la palabra exacta, pero no se me ocurrió otra en este momento), pero con el montón de suciedad que tenemos actualmente en los altos cargos, nunk se sabe ¬¬ quienes serán los verdaderos beneficiados con las acciones del Banco Central...

    Actualmente todo tiene un transfondo oscuro.... Ojo que no estoy diciendo que este sea el caso, pero si están abiertas las posibilidades!

    ResponderEliminar
  3. Yo no creo que el banco central tenga la posibilidad siquiera de controlar inflación. El bc es solo un departamento del gobierno que está sujeto a las decisiones de este.

    El gobierno es el que puede controlar la inflación eliminando el déficit. Si no se elimina el déficit, por más que el presidente del bc intente, la inflación estará fuera de su control.

    Si el dólar cae, no hay razón para que el colón caiga también. La única razón por la que el colón está cayendo es porque el déficit del gobierno se está cubriendo con más inflación.

    Por todo lado que lo veo, sin importar cuanto pueda o no hacer el bc, el control (o descontrol) de la inflación y el tipo de cambio nace del ejecutivo.

    Ahora, si lo que queremos es eliminar la inflación y estabilizar el tipo de cambio a la vez, habrá que obligar al gobierno a mantenerse dentro de su presupuesto y obligarlo a no salirse de el.

    Y para eso no se ocupa banco central. Lo podríamos cerrar también. ¿Te imaginas lo que se podría ahorrar el país con solo cerrar el bc?

    Salu2.

    ResponderEliminar
  4. En algunas cosas coincimos, ayer justo yo escribí algo sobre la decisión del bccr de esta semana
    http://tribunaeconomica.blogspot.com/2008/07/don-francisco-por-favor-renuncie.html

    ResponderEliminar
  5. Terox, creo que épocas de incertidumbre todos añoramos la serenidad de lo viejo y conocido, pero eso no es necesariamente mejor. Las tasas de interés por debajo de la inflación son un problema pasajero, debido en buena medida a que el BCCR está, como lo dije en el post, más preocupado por mantener una meta de tipo de cambio que por lograr alcanzar una meta de inflación. La reducción de la inflación - el impuesto que más golpea a los pobres - NUNCA podría ser considerada una victoria pírrica. Ese "status quo" en el que "todo el mundo más o menos mantiene" el nivel, no es tal. La inflación roba más a los más pobres, que se hacen cada vez más pobres. Ese es el status quo de la Costa Rica de los últimos 25 años. La inflación hay que eliminarla.

    Morada, yo he escuchado muchas versiones, y la verdad es que con un mercado mayorista que mueve 7 millones de dólares en un día promedio, cualquier transacción grande va a mover el tipo de cambio. No soy muy dado a darle pelota a las teorías que conspiración que, como ya dije en otro lado, son muy fáciles de enunciar pero casi imposibles de probar.

    Rigo, mientras el BC no se dedique a lo que tiene que hacer, no podremos saber si tiene posibilidad de controlar la inflación. En todo caso, la única forma de poder "cerrar" el Banco Central es adoptando una moneda extranjera como la moneda de curso legal en el país. Yo nunca he sido gran defensor de la dolrización porque aceptarla me parece equivale a claudicar a resolver nuestros problemas por nuestros propios medios. Pero las desacertadas intervenciones del BCCR en los últimos meses me están llevando a creer que efectivamente lo que tenemos que hacer es quitar a nuestros banqueros centrales la maquinita de hacer billetes... y eso sólo se puede dolarizando o "euroizando"... Además, no es cierto que eliminando el déficit fiscal se elimina la inflación; la prueba la tenemos a la vista: hemos vivido el último año y pico con superavit, y la inflación nunca fue controlada. Y no me refiero a los tiempos actuales cuando podemos culpar al petróleo o a los alimentos importados. Me refiero a hace un año cuando tampoco se logró cumplir la meta de inflación.

    Tribuno, en lo único que discrepo de tu análisis es en esa creencia que profesás de que con sólo un cambio de caras en el BCCR se va a lograr un cambio importante en la forma en que se maneja el banco. Sobre todo porque tu candidato es, como te lo dije en una ocasión anterior, el más "político" de los candidatos a banquero central, y eso sería lo peor que nos podría pasar. Necesitamos un Banco Central independiente, dirigido por un economista más técnico que político.

    ResponderEliminar
  6. Dean, Ud sabrá más que yo. ¿Podemos achacarle a la inflación el aumento en la desigualdad en CR en los últimos 20 años?

    ResponderEliminar
  7. No en su totalidad, Terox, que eso sería demasiado simplista. Pero en buena medida si. Y me atrevo a afirmar que sin eliminar la inflación (entiéndase bajarla a niveles por debajo del 5%), no es posible revertir la situación de creciente desiguladad.

    ResponderEliminar
  8. Hola dean. Me parece que el superavit que tuvimos hace poco fue resultado del aumento suicida de la masa monetaria (inflación) que inyectó el bc desde que oas llegó a zapote. Por eso es que tuvimos superávit e inflación al mismo tiempo.

    Por otro lado , no me gusta la idea de dolarizar, aunque admito que es mejor absorver las irresponsabilidades de un bc (fed) que de dos bcs (fed + bccr).

    Yo diría que podemos mantener el colón, pero en vez de confiar su control al bc, se le confía al mercado. Se estandariza la moneda con un valor como el oro y listo, se cierra el bc. Ya nadie podría meter sus irresponsables manos al decrépito colón.

    El problema es que los derrochadores como nuestro gobierno no podrían derrochar a tontas y locas, y estoy seguro que tipos como oas no estarían dispuestos a renunciar a meter sus porosas manos en las arcas públicas.

    Financiar votos con inflación es un gran negocio como para dejarlo ir con una estandarización de moneda.

    ResponderEliminar
  9. Rigo, ¿y no hay que mantener una reserva de oro? En todo caso, a mí me asustaría más estandarizar el valor de la moneda al de un metal precioso que fluctúa en respuesta a factores que poco tienen que ver con nuestra economía (escasez relativa del oro, guerras en países productores, moda, etc.), que estandarizarla al dólar (o directamente adoptar el dólar), que si bien fluctúa en respuesta a factores que tienen que ver con la economía gringa más que con la nuestra, por nuestra posición geográfica y por las enormes diferencias entre USA y CR nuestra economía siempre estará ligada a la gringa. A Panamá no le ha ido mal con el dólar...

    Tenés razón con respecto a quienes no estarían dispuestos a renunciar a la posibilidad de meter sus manos en las arcas y financiar campañas con inflación. Razón de más para salir de este patrón en el que nos encontramos.

    ResponderEliminar
  10. Por otra parte, Rigo, aunque apunta a lo mismo, más que al aumento de la masa monetaria, el fenómeno de inflación con superávit se debe a las excesivamente bajas tasas de interés, que reactivaron la economía de manera tal vez artificial, permitiendo el crecimiento de la recaudación. También estoy dispuesto a concederle brownie points al Ministro de Hacienda por haber hecho un importante esfuerzo por mejorar la recaudación, más allá del crecimiento esperable por el crecimiento económico.

    En todo caso, una vez más, esta situación es producto de un banco central más interesado en alcanzar un tipo de cambio meta que una inflación meta. ¿Por qué? Porque las bajas tasas de interés estaban destinadas a desincentivar el ingreso de capitales golondrina (especulativos) para disminuir la oferta de dólares y poder levantar el tipo de cambio del piso de la banda. Nuevamente, nuestro BC se dedica a administrar el tipo de cambio, no la inflación. Craso error.

    ResponderEliminar
  11. Pero cuál tipo de cambio dean? Cuál es el tipo de cambio ideal? Cómo determinar cuál es el tipo de cambio que se necesita?

    Vamos a decir que es ¢550. ¿Por qué? Por qué no 600 o 500? En qué se basan para determinar un tipo de cambio? No hay forma de saberlo porque el único que puede saberlo es el mercado libre. Ha! pero no hay mercado libre, el bc lo controla todo.

    Luego están las bajas tasas de interés. Si vos necesitás inundar el mercado con dinero, cómo lo hacés? Claro, bajando las tasas, para que el dinero recién impreso entre rápido al mercado. Eso exactamente es lo que ha estado haciendo la fed desde los tiempos de grispan y ahora con bernáculo.

    Y nuestro bc ha copiado la receta.

    Te acordás del índice big-mac? El año pasado indicaba que mientras el dólar estaba a 520 su valor real según el índice era de 450. Eso quiere decir que mientras el valor debía ser de 450 en las ventanillas estaba a 520. ¿por qué?

    Porque estaba inflando la moneda a más no poder. El vacío que dejaba el dólar en su caída era rellenado con masa monetaria. Así, en vez de dejar que los costarricenses mantuviéramos -o hasta mejoráramos- nuestro poder adquisitivo frente al dólar, se encargaron que no lo hiciéramos inyectando masa monetaria. Y al final como vos bien decía, fue el pobre el que carga y seguirá cargando con esa inflación.

    Según números del bc, mientras las reservas en dólares cada día más baratos creció desde que oas llegó al poder un 15%, la emisión monetaria en el mismo periodo creció un 60%. Ojo, con el dólar cayendo. (http://www.costaricanuestra.com/phpbb3/viewtopic.php?p=52115#p52115)

    Respecto al patrón oro, yo no le veo ningún riesgo. Cuando el oro baja, hay incentivo a la producción y a la importación (que al final es lo que necesitamos). Cuando el oro está al alza, aumenta el poder adquisitivo del ciudadano. Sin importar el movimiento del oro, hasta cualquier cosa negativa se manifiesta como algo positivo. La razón es que las variaciones del oro no se deben a desperdicio, como sí sucede con la inflación. Ambas fluctuaciones tienen diferentes orígenes y en consecuencia diferentes resultados.

    Lo importante es que se saca las manos del ejecutivo y su politiquería de nuestro dinero. Y nos ahorramos el costo del bc. : )

    Chao mon ami.

    ResponderEliminar