martes, 1 de diciembre de 2009

Avancemos > como el cangrejo

Laura Chinchilla parece estar dando palos de ciego. Ella avanza, pero no ve las paredes con las que choca, y la obligan a retroceder. Al ritmo de 20 puntos porcentuales en las preferencias de voto en los últimos dos meses. Si hay algo de lo que se deben de preocupar en Liberación Nacional es de la gente que les ha manejado las últimas tres campañas: la de Oscar Arias, la del TLC, y la de Laura. Porque las tres empezaron con amplias ventajas que luego fueron dilapidadas en medio de campañas insulsas y poco creativas. Todavía falta mucho tiempo para las elecciones, y muchas cosas pueden cambiar. Pero de momento la tendencia de la candidatura Laurista es negativa.

Seguir leyendo...

Muchos han criticado a Otto Guevara por hacer una campaña "populista", aunque luego de haberme leído los artículos sobre populismo publicados en Agora, la nueva sección de La Nación, del domingo recién pasado, creo más bien que la gente confunde simplismo con populismo. La campaña de Guevara se ha concentrado en mensajes simples y directos, a veces sobresimplificaciones de la compleja realidad que se esconde tras las afirmaciones, pero son mensajes claros, cortos, directos y fáciles de entender. Sin embargo, la campaña del Movimiento Libertario será tema para otro artículo. Por razones que más adelante explicaré, la campaña de Laura hoy se parece mucho a la campaña de Oscar Arias hace 4 años: es una campaña simplista pero inefectiva. Y la tendencia de las encuestas también se parece. En agosto del 2005 Oscar Arias aparecía con un 62% de apoyo, y a finales de enero del 2006 su caudal había bajado a 42%. En setiembre del 2009 Laura contaba con un 63% de apoyo, y hoy ha caído a un 43%. La diferencia es que el desplome de la paloma se dio en las últimas dos o tres semanas de la campaña, mientras que el de la Chinchilla se está dando mucho más temprano. Esto plantea oportunidades y amenazas para Laura, y de su equipo de campaña depende convertir las amenazas en oportunidades, o dejar que se conviertan en la antesala del fracaso.

Hace cuatro años Oscar Arias inundaba los periódicos y las pantallas de televisión con mensajes que básicamente contenían dos elementos: la foto de Arias, y un Si grandote en verde. Ocasionalmente aparecía por ahí el ahora famoso "el barco necesita capitán". Pero no mucho más que eso. Toda la campaña giraba en torno a la imagen del candidato y el mensaje simple del optimismo, desapareciendo casi por completo la mención al partido cuya plataforma electoral estaba usando. La apuesta fue interesante: los partidos políticos, y en especial los tradicionales, estaban (y están) muy desprestigiados, y el PLN tenía la ventaja de presentar a un candidato fuerte, comprobado, y con un "track record" indiscutible y en muchas dimensiones superior al del propio partido. Pero al final de cuentas fue una apuesta equivocada y, aunque lograron ganar la Presidencia, se perdieron de la oportunidad de además lograr una mayoría importante en la Asamblea Legislativa, que le permitiera gobernar con mayor holgura.

Como lo dije dos párrafos arriba, la campaña de Laura Chinchilla en el 2009 se parece mucho a la de Arias en el 2005-2006. Las páginas de los periódicos y las pantallas de televisión están inundadas de la foto de la candidata, y una palabra, Avancemos. Ocasionalmente aparecen anuncios de otro tipo, pero con tanto texto que terminan pasando desapercibidos para la mayoría del público. Los "genios propagandísticos" de Laura no han dado con ese equilibrio de simplismo y efectividad que tanto le critican a Otto Guevara, más por envidia que por sincera desaprobación. Y tampoco aparece, prácticamente, mención al partido que les permite usar su plataforma para correr su campaña. Lo que no logramos entender es cómo - si la misma estrategia no funcionó (a menos de que el objetivo sea ganar dejando los pelos en el alambre) hace cuatro años con un candidato más grande que el propio Partido - pretenden ahora con una candidata que en reputación, renombre, y "track record" no le llega a los tobillos a Oscar Arias, que funcione la misma estrategia que depende justamente de la fortaleza del candidato?

No he hecho hasta ahora, ni lo voy a hacer en este artículo, un análisis de las propuestas de campaña de Laura Chinchilla, cosa que hago cada cuatro años con los principales candidatos para definir mi voto. En todo caso, tengo la firme convicción de que los programas de gobierno son leídos por una minoría, y la mayoría decide cómo votar por razones que más tienen que ver con tradición familiar, coyuntura, atracción del candidato, y efectividad de la campaña que con las propuestas de fondo. En este ámbito tan limitado - el de la efectividad de la campaña - Laura Chinchilla definitivamente está avanzando. ¡Como los cangrejos!


6 comentarios:

  1. Concuerdo bastante con tu análisis, pero hay factores que también deben ser tomados en cuenta:

    1. La encuesta anterior se hizo cuando no había comenzado realmente la campaña (setiembre). Laura había gozado de más exposición por la convención Liberacionista y los anuncios del gobierno.

    2. ¿Habrá tocado techo Otto?

    El que salió peor parado es Ottón, que ni para atrás ni para adelante. A pesar de que gastó su buena plata en la producción de la cadena aquella...

    Y aunque la primera respuesta del PLN a Otto fue patética ("nos van a quitar la caja") la 2da generación (ni tanto ni tan poco, en sus variantes de matitas o sombrillas) la veo mucho más apetecible.

    Desde el punto de vista del PLN, ¿qué hacer? Lo primero sería mantener la calma... yo creo que hay que esperar otra encuesta que matice realmente este resultado y preparar un "relanzamiento" a partir de enero. Mientras tanto, se puede probar con mensajes que indirectamente choquen con los demás, por ejemplo: SEGURIDAD, POBREZA, EDUCACION, EMPLEO. Tiene que recalcar que cada punto es difícil de solucionar, que no basta con sólo decirlo, que se requiere un gobierno de experiencia.

    Y por supuesto, que Laura NO VAYA a ninguna otra marcha...

    ResponderEliminar
  2. No creo que Otto Guevara haya tocado techo. Más bien, puede subir un poco más.

    Su mensaje, aunque no es bueno polìticamente (¿cuando los costarricenses han tenido cultura polìtica?) es eficaz. Al tico medio no le gusta pensar, sino creer que otro lo hizo por él. Si un mensaje, aunque vacío, le suena bien en sus oídos, lo percibe como propio. Creo que a esto están apostando los libertarios.

    Prueba de ello es que muchos de los del NO al TLC, están votando por Otto Guevara que siempre apoyó el TLC decididamente. ¿Extraño?, no creo, así es el costarricense, con un disco duro no mayor a 24 KB.

    ResponderEliminar
  3. Caballero, excelente el post, como de costumbre.
    Solo te anoto un dato: creo que estás confunfiendo en tl título y en el texto, el nombre del programa "Avancemos", con el slogan "Adelante", que es el que está usando Chinchilla.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, un detalle que puede ser importante y que no he visto comentado en ninguna parte, es que el porcentaje de abstencionismo o gente que dice que va a votar en blanco subió. Esto concuerda con una teoría dice que cuando la campaña es “sucia”, el votante se ahueva y no vota. Pero es muy raro que habiendo un candidato haciendo las cosas “bien” (Ottón) no lo prefieran entonces… ¿será que el “techo” de Ottón está alrededor del 20%?

    ResponderEliminar
  5. Terox, es cierto que la encuesta anterior salió antes de que arrancara la campaña. Pero de la misma manera, si Laura tenía entonces todo el beneficio de la exposición pública que le brindaba haber sido VP y demás, y tiene ahora el beneficio adicional de un gasto de campaña mucho mayor al de Otto Guevara, debería de estar muy preocupada por estar botando la plata a la basura...

    Con respecto a las campañas de Otto y de Ottón, me abstengo de comentar ahora porque serán objeto de sendos posts en los próximos días. Únicamente te diré que no concuerdo con lo que decís en tu segundo comentario de que Ottón está haciendo las cosas "bien", aunque sea cierto que no haya recurrido a los ataques. Así como hace 4 años la gente se le pegó como moscas, ahora como que ya descubrieron que donde hay un mosquero hay un mierdero!!!!

    Cristian, tenés toda la razón en cuanto a mi confusión. Otra muestra más de lo poco efectiva e insulsa que ha sido la campaña de Laura.

    Gavilanazo: por ahí va mi post sobre la campaña de Otto, coincido con lo que decís.

    Saludos a todos y gracias por sus comentarios.

    ResponderEliminar
  6. El "bien" se refiere a "formalmente bien", o sea, producción cuidada, sin ataques...

    ResponderEliminar