viernes, 5 de febrero de 2010

Libertario light, pero en las 3 papeletas

Quienes me conocen o han tenido la paciencia de seguir leyéndome después de cuatro años, saben que para las elecciones anteriores viví una agonía intelectual y espiritual en búsqueda de una propuesta y un candidato por el que valiera la pena votar. En aquella ocasión mi voto se decidió en las últimas horas. Este año las cosas fueron diferentes, y estaba decidido a dar mi apoyo al Movimiento Libertario desde los albores de la campaña. Aquí explico, para los cuatro gatos que puedan sentir curiosidad y para mi esposa, por qué.

Seguir leyendo...

Dean CóRnito no es hombre de un partido. Aunque en el pasado participó en campañas políticas y trabajó en un gobierno, otros candidatos del mismo partido le dieron la gloriosa oportunidad de hacer cosas como poner a su sobrino (entonces de 3 añitos) a manchar su dedo y ponerlo en la casilla que más le apeteciera, o de anular su voto en otra ocasión. Dean CóRnito, probablemente a diferencia de la mayoría de los votantes, vota por la que considera la mejor propuesta, y no por la tradición de sus abuelos ni por quién tenga más posibilidades de ganar. Y para determinar cuál propuesta es la mejor, Dean tiene la mala costumbre de leerse los programas de gobierno de los principales partidos y de aquellos que de alguna u otra forma capturan su atención.

En mi perfil bloguero me declaro liberal, progresista, y librepensador. Liberal, no se confunda, no es lo mismo que neoliberal, ni que mercantilista, que es lo que representan hoy en día el PLN, el PUSC, y en alguna medida y con diferente matiz, el PAC. El mercantilista toma medidas del ideario liberal, y las aplica selectivamente a los sectores que desea favorecer, comprar o beneficiar. El liberal propone aplicar esas medidas a toda la población, sin privilegios odiosos, sin discriminación, sin crear distorsiones como las que comentaba en mi post de ayer.

Soy también progresista, pero sin el bagaje cultural que arrastra la palabra. Progresar es avanzar al tiempo que se mejora, no sostener ideales añejos y resentimientos ajenos con camiseta roja y barba oficial de candado. Soy progresista porque creo que la solidaridad social no es incompatible con el liberalismo, y es una obligación de cada uno de nosotros como individuo, y del Estado como la máxima expresión de organización de una sociedad de individuos.

Librepensador, en alguna medida, porque me considero pragmático, no dogmático. Si algo no me gusta del ideario liberal, no tengo problema en desecharlo de mi propuesta, de la misma manera que adopto cualquier propuesta que me convenza, proveniente de otras fuentes.

Por todo lo anterior, nunca antes me sentí cómodo con ese Movimiento Libertario dogmático e intransigente de sus primeros años. Pero justamente lo que tanto han criticado en esta campaña a Otto Guevara – el que haya moderado sus planteamientos – es lo que me hace encontrar atractiva la propuesta del ML de cara a las elecciones del 2010.

No estoy de acuerdo con la totalidad de la propuesta libertaria, pero también tengo la certeza de que, en la remota eventualidad de que Otto Guevara llegue a la Presidencia en estas elecciones, el Congreso estará tan dividido y será tan mayoritariamente no libertario, que los elementos más inquietantes de su ideario jamás llegarán a ver la luz del día. Pero su propuesta, sobre todo en el campo económico, del crecimiento, de la reducción de la inflación, y sobre todo de la reducción de la pobreza, es la más coherente de las que cinco que me leí (PLN, PAC, ML, PUSC, y FA).

Es difícil vender la idea de que uno verdaderamente se preocupa por sacar de la pobreza a los centenares de miles de costarricenses que la viven y la sufren a diario cuando uno no puede ofrecerles 20 láminas de zinc, un camión de block de concreto, o créditos subsidiados que al final terminan en manos de todos menos de los pobres que los necesitan. Desde el descalabro vivido a principios de la década de 1980, llevamos ya 30 años ensayando y repitiendo políticas de disminución de la pobreza que nada logran. El único período en que hubo una pequeña disminución – lamentablemente no sostenida ni sostenible – de la pobreza, al principio de la segunda Administración Arias, se debió más al sano crecimiento de la economía durante casi tres años consecutivos, que a cualquier programa del IMAS, del INVU, del INA, o a cualquier política gubernamental. Únicamente el crecimiento sostenido de la economía va a producir una disminución tangible de la pobreza, y la experiencia así lo ha demostrado.

Quien estas líneas escribe es economista, y sabe que cíclicamente se presentan períodos de recesión, de manera que no se engaña soñando con un camino dorado de crecimiento ininterrumpido. Pero también entiende que Costa Rica ha desperdiciado tremendas oportunidades, como cuando el resto del mundo crecía a ritmo vigoroso durante más de una década casi sin interrupción, y nuestro país caminaba como un Vocho con una basura en el carburador. Ese ritmo de Vocho chocho lo debemos a lo que ayer refería como la maraña de políticas sectoriales clientelistas contrapuestas entre sí, e individualmente inconsistentes con el objetivo nacional de crecimiento.

El Movimiento Libertario tiene la única propuesta seria y comprobada para reducir la inflación, el más grosero y regresivo de los impuestos, y requisito sine qua non para pretender reducir la pobreza. Dean CóRnito no cree que la dolarización sea necesaria para eliminar la inflación, ni es gran fanático de esa medida. Pero durante 30 años nadie ha demostrado tener la voluntad política – los conocimientos abundan – para atacar el problema de la inflación en su raíz y, si mis colegas economistas metidos a políticos se siguen negando a hacerlo, la dolarización les quitará de encima el tener que tomar la decisión: las decisiones de política monetaria – principal causante de la inflación crónica como la nuestra – dejarían de ser una potestad de los políticos sin voluntad política para acabar con ese flagelo. En este sentido, la propuesta del PLN está diseñada para volver a los niveles usuales de inflación (por encima del 10% anual), mientras que la del PAC depende, una vez más, de la escasa o nula voluntad política para lograr su cometido.

También el Movimiento Libertario tiene la única propuesta capaz de provocar un aumento significativo en la recaudación de impuestos, que es una meta claramente manifestada por otros dos candidatos: Laura Chinchilla y Ottón Solís. Hoy nos reporta La Nación que la evasión en el Impuesto sobre la Renta se estima en alrededor de un 65%; sigamos subiendo la tasa del impuesto y estaremos creando un incentivo aún mayor para la evasión. Como lo decía en mi post de ayer, no podemos pretender que con un sistema fiscal que contiene suficientes lagunas legales para que el grueso de la recaudación recaiga en unos pocos centenares de contribuyentes vaya a ser posible aumentar la recaudación de manera significativa. Esa cantidad de lagunas legales – los loopholes que llaman los gringos – hace que la labor de fiscalización de Hacienda sea titánica y virtualmente imposible, y por eso esfuerzos significativos por controlar la evasión, como el realizado en los primeros 3 años de la Administración Arias, rinden efectos de corto plazo y poca monta.

La propuesta libertaria llama a simplificar el sistema tributario, de manera que todos los ingresos se traten de la misma manera, y con una tasa baja y única. Hoy en día, para citar algunos ejemplos, una misma persona puede tener ingresos de diversas fuentes – salario, servicios profesionales, intereses, dividendos – y cada una de esas categorías recibe un tratamiento fiscal distinto. Eso se presta a confusión, y ya lo dice el dicho: en río revuelto ganancia de pescadores. Si bien en lo personal no creo en un flat tax (una tasa única de impuestos) – porque la parte progresista en mi me dice que hay que retener alguna medida de progresividad para que el que más puede y más se ha beneficiado del desarrollo económico también contribuya proporcionalmente más que los demás – no creo que una Asamblea con mayoría PLN-PAC llegue a aprobar semejante modificación. Pero veo con buenos ojos que el gobierno la plantee, para que el resultado final sea un sistema talvez no completamente flat, pero si con pocos estratos de cobro, tasas bajas, y sobre todo una amplia base tributaria. Eso facilitaría la labor de fiscalización, permitiría aumentar la recaudación, y por paradójico que pueda sonar, estimularía el crecimiento económico.

Tendría mucho más que decir, pero el espacio que me autoimpongo para mis ya de por sí usualmente largos posts se me agota. Voto por la única propuesta que se atreve a proponer soluciones de verdad y no parches temporales. Las intenciones manifiestas en los programas políticos de los demás partidos son indudablemente buenas, pero las políticas propuestas por ellos no guardan una relación de causalidad con los objetivos establecidos. Voto por el único planteamiento lógicamente consistente, que traza una clara conexión entre los fines deseados y los medios que permitirán alcanzarlos. Voto, en resumen, por el único partido que puso atención a Einstein, y propuso no seguir haciendo más de lo mismo. Hay que darle una oportunidad.

10 comentarios:

  1. Cuatro gatos y un perro... si me hacés el favor... más tardito te comento como la gente...

    ResponderEliminar
  2. cuando uno separa la paja del trigo las diferencias se vuelven evidentes.

    igual que vos, pienso que don otto tiene la propuesta con el saborcito más lógico y coherente. tiene ese tufito a que sí puede funcionar.

    y por supuesto creo que ojalá y nos demos el chance de cambiar la forma de hacer las cosas, abrir opciones nuevas, explorar otros caminos. en especial cuando los regulares están tan desgastados y maltrechos.

    yo también creo que hay que darle un chance a otto.

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo hace uno para discutir con un economista (colmilludo además)?

    Estoy de acuerdo en la mayoría de planteamientos, pero a la ecuación le falta algo. O sea, el candidato no sólo puede medirse por la calidad de sus ideas, sino por su capacidad para llevarlas a cabo. Y ahí es donde la chancha tuerce el rabo. Como dijo un mae en Fusil, dudo mucho del "poder de convocatoria" de Otto (y de Ottón, de hecho) entre la gente pensante necesaria para que un gobierno medio camine. Y es que, también haría falta mucha capacidad para consensuar... por ejemplo ¿para qué hablar de dolarización si no es realista? ¿para qué renegar de la concesión y alabar al "Estado constructor"? ¿con qué necesidad?

    En fin, veo más factible que Laura se desmarque de los blues brothers y haga un gobierno decente a que Otto lo logre...

    ResponderEliminar
  4. Terox, por lo visto, son cuatro gatos, un perro y un mono... Otto no es nada tonto; tiene un carácter fuerte y a veces se sale de sus casillas (como resultó evidente en el debate de canal 6). Pero él tiene que saber sin lugar a la menor duda de que, en la remota eventualidad de que gane, no va a poder contar con la Asamblea, a menos de que negocie. Más que la disposición de Otto para el diálogo, a mi me preocupa más el PLN, que como partido de oposición ha demostrado una y otra vez ser rencoroso, obstruccionista, obtuso y nada patriótico (mejor que al país le vaya a mal antes que permitir que a un gobierno diferente le vaya bien).

    Rigo, porque te he leído en otros foros, se que coincidís conmigo de que el paquete que ofrece el ML no es perfecto. Pero es y por mucho mejor que todos los demás. Ojalá se le diera la oportunidad, pero sinceramente no la veo...

    ResponderEliminar
  5. cuatro gatos, un perro, un mono y un chiflado. ahora sí jaja.

    no la ves? ni siquiera en segunda vuelta?

    sea como sea, el hombre llevó al movimiento libertario a otro nivel. y eso es bueno.

    es como ver la luz al final del tunel...

    ResponderEliminar
  6. sí va a tener una votación más alta que las últimas elecciones? o no...

    yo pienso que sí...

    ResponderEliminar
  7. Qué va Rigo, de 2do queda Ottón... Crucemos los dedos para que no haya segunda ronda. El balance de esta campaña para el ML todavía está en veremos. Lo que sería buenísimo que haga una buena oposición esta vez...

    ResponderEliminar
  8. Sin duda es el mejor articulo que le hayan redactado al ML..

    saludos

    h3dicho

    ResponderEliminar
  9. No se preocupen costarricenses porque de hambre no se va a morir nadie, el gobierno anuncia una sobre produccion de chorizo por 4 años mas...

    ResponderEliminar
  10. Dean, lo felicito!! Escelente comentario y refleja casi exactamente mi posición ideológica y política.

    En lo único que difiero es en la dolarización porque yo definitivamente perdí la esperanza de que sus amigos economistas-políticos puedan manejar el BCCR con transparencia y en beneficio de la mayoría. Por eso la única solución que le veo es dolarizar.

    Y como dijo hedicho, es la mejor propaganda a favor del ML que se ha escrito. Otto debiera de leer esto con mucho cuidado pa' que aprenda.

    ResponderEliminar