viernes, 9 de diciembre de 2011

Más acerca del chorizo de COOPESA

Decía en mi último artículo que la operación de COOPESA es muy interesante para sus socios, pero una estafa para la ciudadanía costarricense en general.  Se me pasó por alto un pequeño detalle, que apunta a la existencia de algún embutido maloliente en la transacción negociada por el gobierno firme y honesto con la dirigencia de la cooperativa. Aquí se lo explicamos.

Como les había comentado,  el lunes recién pasado La Nación reportó acerca del acuerdo alcanzado entre el Estado costarricense y la administración de COOPESA para trasladar las instalaciones de ésta a una nueva ubicación que no obstaculice las obras de ampliación de la terminal de pasajeros del Aeropuerto Juan Santamaría. Según dicho reportaje, no refutado después de cinco días por ningún personero del gobierno ni de COOPESA, el costo del traslado es de $32 millones. De este total, $27 millones serán destinados a la nueva estructura. Asumimos que los restantes cinco millones son el costo de la demolición de las actuales instalaciones, el traslado de maquinaria y equipo, y algunas otras obras relacionadas como accesos, cerramientos, etc.  Tomemos como cierto el valor de $27 millones y hagamos el siguiente análisis.

Según el ya citado reportaje, las nuevas instalaciones corresponden a un hangar de 10.000 m2. Un hangar es básicamente una nave industrial, quizás con mayor altura que una bodega normal para poder acomodar las colas de las aeronaves.  El piso probablemente deba de ser reforzado para soportar el peso de los aviones, pero esto no es nada inusual, ya que en muchas bodegas construidas para uso industrial se utilizan los pisos reforzados por el peso de algunas de las máquinas necesarias en ese tipo de procesos.

Una bodega industrial con oficinas con acabados tipo comercial se pude construir en menos de $700/m2; pueden mis lectores llamar a cualquier constructora especializada en este tipo de estructuras para consultar. Asumamos ahora que por el refuerzo del piso y la mayor altura de la estructura, el costo se incremente en un 50%, lo cual es una exageración.  Eso nos llevaría el metro cuadrado a $1.050, y el hangar costaría $10.500.000,00. ¿En qué se van a gastar la diferencia de $16.500.000,00? No lo sabemos, La Nación no nos lo dice, y los funcionarios del MOPT, de Aviación Civil y de COOPESA saben que calladitos más bonitos.

¿Cree usted, mi estimable lector, que exagero? Permítame entonces darle una contundente prueba adicional.  La Nación de hoy reporta que el consorcio que se adjudicó la construcción y administración de la nueva terminal del Aeropuerto de Liberia tiene cerca de 8 meses de atraso en la obra, que ha sido recibida solo parcialmente dada la existencia de una serie de inconformidades. Independientemente de los problemas en Liberia, que darían tema para otro artículo, rescato un par de datos que menciona el reportaje: la terminal de pasajeros fue adjudicada con un costo de $35 millones, y tiene un área total de 21.000 m2.  Es decir, casi el mismo costo que el hangar de COOPESA, y un poco más del doble del área construida.

Si le creemos a nuestros gobernantes, la construcción del hangar de COOPESA costará $2.700/m2.  De acuerdo con la contrato del aeropuerto de Liberia, la construcción de esa terminal cuesta $1.667/m2. Es decir, hay más de $1.000 de diferencia por metro cuadrado. Consideremos ahora que el hangar, como decía antes, no es más que una nave industrial. Eso quiere decir que no hay grandes gastos en acabados: piso de concreto, vigas expuestas, sin cielos rasos ni aire acondicionado, etc.  Pensemos ahora en los acabados de una terminal aeroportuaria y, para que no hablemos de una cualquiera, los invito a pulsar en la foto que aparece a continuación que corresponde a Liberia: pisos de porcelanato pulido, grandes ventanales con estructura de aluminio, aires acondicionados, detalles de madera en los cielos rasos, y otros elementos que no se ven en la foto pero que son bien onerosos, tales como puentes de embarque, counters para las aerolíneas, etc. 

Vista interior de la nueva terminal del Aeropuerto de Liberia
¿Cómo puede ser que una terminal de pasajeros con las características descritas pueda ser construida a un 62% del costo de un hangar?  Señoras y señores: cuando en unos años se destape la olla en que se cocina este chorizazo, recuerden que Dean CóRnito se los advirtió primero. Y mientras tanto, observen cómo la Contraloría General de la República se dedica a papar moscas.

4 comentarios:

  1. Dean, ¿no será que hay que meterle el costo del terreno? (el cual seguramente es mucho más grande que la construcción como tal) aunque eso explicaría a lo sumo unos $4 o $5 millones... yo me pregunto para que putas hay Contraloría en este país...

    ResponderEliminar
  2. Terox, por eso usé la cifra de $27 millones y no la de $32 millones. El reportaje de LN dice específicamente: "La construcción del nuevo hangar y la demolición del antiguo y las obras paralelas tendrán un costo de $32 millones y serán costeadas por el Estado. De ese monto, $27 millones se destinarán para la nueva estructura." Entonces yo tengo que concluir que esos $27 millones son el costo de "la nueva estructura", sin incluir el del terreno, que de hecho es mucho más grande: 6 hectáreas.

    ResponderEliminar
  3. $2.700 ni un condominio de lujo en Escazu!

    ResponderEliminar