jueves, 3 de septiembre de 2009

Iglesia y Estado

Un grupo llamado Movimiento por un Estado Laico en Costa Rica propuso una reforma constitucional que haría al Estado costarricense neutral en materia religiosa, dándole el deber de garantizar la libertad de las personas de escoger cualquier religión que sea respetuosa de los derechos humanos, o de no adoptar ninguna, si tal es su preferencia. La propuesta consiguió el apoyo de la cantidad necesaria de Diputados para que pueda ingresar a la corriente legislativa, así que quedará ahora en manos de la Asamblea decidir si acoge la reforma o no. Hace exactamente cuatro años y un mes publiqué en este blog un artículo sobre este tema, y hoy lo reciclo por haberse puesto de moda nuevamente. Ojo que hace referencia a algunos eventos de hace cuatro años, lo cual no invalida el fondo ni el mensaje.

Seguir leyendo...


3 de agosto de 2005.

Como regla general, a Dean CóRnito no le gusta hablar de religión, por muchas razones que no vienen al caso y una que sí: que escribiendo sobre política se echa encima suficientes enemigos gratuitos como para además provocar la ira de curitas, pastores, reverendos, ministros, rabinos, imanes, mulás y demás sacerdotes de las religiones, sectas y denominaciones que abundan en el mundo. Así que no vamos a hacer una excepción en este caso, y al hablar de la Iglesia Católica en este artículo, nos limitaremos a los aspectos político-financieros de su relación con el Estado costarricense. Allá cada quien con sus creencias y preferencias; aquí las respetamos todas.

Costa Rica es uno de los pocos países del hemisferio occidental que tienen una religión oficial de Estado. Y aunque en la práctica Costa Rica es bastante tolerante de las religiones “no oficiales”, el solo hecho de que haya una religión de Estado ya es discriminatorio para quienes no practican esa religión.

Creciendo en este bello país, nunca entendí el concepto de religión oficial de Estado. Las preguntas que me hacía, infantiles como era de esperar, eran del tipo: ¿Acaso la Corte Suprema de Justicia va a misa?, ¿Se confiesa la Asamblea Legislativa?, cuando se clausura una entidad pública, ¿recibe la extremaunción?, y otras por el estilo. Cuando fui creciendo y entrando en contacto con gente de otras religiones, me di cuenta de lo que en términos prácticos significaba: si usted es católico, casi nunca va a tener que hacer tediosas filas en el Registro Civil. Por ejemplo, su matrimonio por la Iglesia queda automáticamente inscrito en el Registro, ya que el acto del cura tiene validez religiosa y legal a la vez. Si usted es de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y se casa por la religión, si se olvida de inscribir el matrimonio en el Registro Civil, el día que usted tenga hijos, ellos serán considerados “hijos naturales”, un eufemismo legal equivalente a “bastardos” en la jerga religiosa (hijos concebidos fuera del matrimonio).

No es el único ejemplo, pero con ese nos basta para ilustrar por qué consideramos discriminatoria la existencia de una religión oficial del Estado. Mucho se habla de la necesaria separación de Iglesia y Estado, pero mientras el Estado siga teniendo una religión oficial, esa separación no existe ni siquiera en el papel. Por eso, cuando el Ministerio de Educación quiere incluir una guía de educación sexual en los programas educativos, no se puede enseñar a los jóvenes colegiales del peligro de las enfermedades de transmisión sexual y cómo evitarlas con el condón, ya que la Iglesia únicamente permite hablar de la abstinencia como opción para las personas solteras. Muy loable objetivo, pero completamente ilusorio e irreal. Por la misma razón, no se puede enseñar a las muchachitas a prevenir embarazos no deseados, porque sólo se les puede hablar de abstinencia y no de prevención ni de planificación.

Hace poco el Ministerio de Salud propuso una reforma integral a la Ley General de Salud, ya que la vigente data de mediados del siglo pasado. La Iglesia procedió a armar un revuelo porque el texto mencionaba la palabra aborto. Aunque, según aseguraron entonces los representantes del Ministerio, la reforma no pretendía legalizar el aborto, para la Iglesia resultó inaceptable que en el contexto de una Ley General de Salud se hablara del tema. Sobran los comentarios.

Todo esto es relevante porque, además de lo discriminatorio que resulta tener una religión oficial, la Iglesia Católica de Costa Rica, por ser la representante de la religión oficial del Estado, recibe anualmente una contribución del Presupuesto Nacional (de monto ignorado por este autor). El Artículo 75 de la Constitución Política dice que “La religión Católica, Apostólica, Romana, es la del Estado, el cual contribuye a su mantenimiento, sin impedir el libre ejercicio en la República de otros cultos que no se opongan a la moral universal ni a las buenas costumbres”.

No soy experto en la materia, pero tengo entendido que el Vaticano es uno de los estados más ricos del mundo, y que la Iglesia Católica tiene riquezas insospechadas. De ser así, y siendo el nuestro un país relativamente pobre y con tremendo déficit fiscal, la política de tener una religión oficial es inconveniente por partida triple. Para colmo de males, según lo reveló el Diario Extra ayer, la Iglesia Católica de Costa Rica figura en el “top 10” de patronos morosos con la Caja Costarricense del Seguro Social.

Eso si que es tenerla bonita: una institución inmensamente rica recibe un subsidio de un país pobre, y mientras en el país pobre vemos cómo la entidad estatal de medicina universalizada y seguridad social se nos desmorona, esa millonaria institución se da el taco de no pagar sus cuotas patronales. Yo no se cómo se verá eso el Día del Juicio Final, pero ante los limitados ojos de este ser terrenal, la cosa no pinta nada bien.

18 comentarios:

  1. Y a pesar de todo eso, cuando el gobierno les dice que les recortará la ayuda los curitas se la ven a palitos para cubrir sus gastos...

    ResponderEliminar
  2. Yo soy Católica (no muy simpatizante, pero siempre católica) y tal vez por eso nunca me ha parecido tan terrible que Costa Rica sea declarado un país Católico. Más que no se hacen discriminaciones evidentes.
    Sin embargo, como yo soy creyente y no religiosa, y tocó ud uno de los puntos que me hacen no ser religiosa, encuentro sorprendente la cerrazón de la Iglesia para la planificación familiar y la educación sexual. Bueno yo estuve en un colegio Católico (de "Hermanos" que son casi como Padres) y se nos dio educación sexual de la que estoy relativamente satisfecha. Nunca nos impusieron la abstinencia,y se hacían charlas de educación, planificación y enfermedades, y uno podía hacer preguntas. Pero bueno, mi colegio era privado y tal vez en los públicos la realidad es otra y no estoy enterada. Desgraciadamente estamos gobernados por una Iglesia intransigente que realmente quiere vender la idea de que el que tenga sexo prematrimonial se va al infierno y punto. Muy muy iluso. Pero bueno, aún así... el asunto que más me molesta es el económico. En las misas nunca doy dinero porque he visto salir a los Padres de sus Iglesias en sus Pathfinders del año y gordos gordos de tanto comer. Una Iglesia cercana a mi casa gastó no sé cuántos millones en remodelar y pintar y hacer decorados de oro y lujos bastante mormónicos (sin ofender, es sólo q los templos mormones son muy ostentosos y se supone que los padres católicos hacen votos de pobreza). Y es el colmo que todavía tengan el descaro de pedir plata en misas y decir que se van a morir de hambre!! En eso sí estoy de acuerdo, para mí no importa si hay que inscribir matrimonios en Registro o no, pero que no le den plata a la Iglesia, que de mi experiencia en una pastoral quedé muy decepcionada de tanto chorizo que se da ahí adentro y uno ni sospecha!!!!(Ah y disculpas por los comentarios tan largos)

    ResponderEliminar
  3. Por eso hay que hacer esa reforma, y hacerla ya...

    Vamos a ver cómo, pero es necesario que la religión oficial sea tema de campaña para las próximas elecciones. Que los candidatos se pronuncien y tomen posiciones... y ojalá se comprometan de una lado o de otro.

    Ya es suficiente de la falta de huevos para entrarle a este tema... Las últimas encuestas que se hicieron al respecto indicaban números muy favorables para que se efectúe la reforma, y no tengo duda alguna de que sería un factor motivacional importante para que muchos posibles abstencionistas se decidan a votar.

    ¡Suficiente del contubernio político-eclesiástico!

    ResponderEliminar
  4. Todo bien con el artículo, sorry Dean pero estoy mi estado de animo solo me deja de decir esto:
    Por favor me gustan mucho tus comentarios, estas en el Top pero esto no es Opinión de LA NACION, por favor manda alguna vez a alguien al carajo! Sin transtocar tu discurso siempre acertivo, pero creo que respetuosamente, casi con cariño te voy a mandar A LA PORRA! tu frasecita de "aca respetamos todas las opiniones".

    ResponderEliminar
  5. Dean, me agradó muchísimo la frase final de tu ensayo. Especialmente: "...pero ante los limitados ojos de este ser terrenal..."; fragmento que me hizo visualizarte en medio del desierto, con los puños listos para la acción, rodeado de ángeles con espadas ardientes a punto de saltarte encima. El diablo y yo apostaríamos a tu favor.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por sus comentarios. Me mantengo fiel a mi promesa de no hablar de religión, y de este tema en particular ya dije lo que tenía que decir.

    Dos agradecimientos particulares: a Tugo por darme la proverbial cachetada para sacarme del "letargo" (a veces es necesario el socollón para despertar), y a Yuré por elevar al nivel poético un simple comentario político de este mortal (sé que siempre puedo contar con vos y tu siempre interesante compañía ;-D)

    ResponderEliminar
  7. bueno sinceramente yo no tomaria el papel de juzgar en el dia de el juicio final, si hablan de riquezas que se encuentran en el vaticano busquen articulos de respaldo ya que en dado caso esos cuestionamientos no tienen ninguna validez.. si bien la santa iglesia ha tenido ciertos privilegios con en pais es porque deberiamos de recordar que este pais fue conquistado por espanoles y las colonias espanolas asi lo pidieron en su constitucion , no pretendo discriminar a ningun otro credo ya k tengo muchos conocidos k no profesan la fe de la santa iglesia catolica sin embargo el proselitismo es un proyecto dirigido por estados unidos k busca una desculturalizacion de los pueblos para asi poder introducir su regimen capitalista , porfavor senores no seamos tan exagerados si bien como dicen hay sacerdotes que manenjan automoviles relativamente nuevos no podemos tampoco hacernos de las vista gorda con otros credos , si bien hemos visto pastores protestantes con familias viviendo en quintas por sectores como heredia y los mejores lugares de este pais..,si bien la santa iglesia se pronuncia a favor de los derechos de la vida y en contra de el aborto es porque esta sigue promoviendo un idealismo bastante sano k en realidad esta aleja a la poblacion de caer en una sociedad tan enferma k todos los dias se ve bombardeada por la sexualidad en todos los medios asi k no es que no se es realista es que la iglesia esta siempre encontra de las ideales mundanos que por lo general es lo k mas se promueve en este mundo y por ultimo con respecto ala educacion sexual es una gran mentira k en los colegios no se haya dado esa clase de educacion, generalmente la ignoracia viene de la misma pobreza de la sociedad, con educacion o no, siempre habra un indice de embarazos no deseados

    ResponderEliminar
  8. El poder politico religioso està consolidado en nuestro pais y ambos poderes actuan como uno solo, por lo tanton lo veo muy dificil de separar, sensillamente a ninguno de los dos por intereses mutuos no les conviene la separaciòn lo que me lleva a pensar que ne Costa Rica va a ser casi que imposible que algùn dìa se llegue a legalizar formalmente el matrimonio entre homsexuales.

    Salu2 de WOLVERINE.

    ResponderEliminar
  9. Dean, perdón que me salga del canasto, pero el primer comentario no lo hice yo. No tengo idea de quien lo pudo haber hecho. La persona que haya sido, por favor absténgase de usar mi identidad. Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Sacaste el tema y no queda más que apechugar con las consecuencias, no se vale renunciar a la polémica...
    Pongo algunos comentarios sobre el tapete...Puedo ver que se reprocha a la Iglesia el tener dinero. No se me viene a la mente ninguna congregación religiosa que carezca de dinero. Es más hasta las "iglesitas de garaje" recogen sus buenas ofrendas y aquellas más organizadas amasan capitales (Telenoticas se encargó de reseñar esto hace poco). Así que por el lado del dinero, no veo discriminación. Por el lado de la política, ciertamente la Iglesia Católica ejerce una buena cuota de poder. Pero se usa realmente este poder para "condenar" a los fieles a no poder elegir entre abstinencia o condón? Si sacamos el tema del simplismo, tal vez podamos enfocarlo hacia asuntos de convicción moral. El condón ayuda a evitar (no evita)el contagio de las ETS pero las controla con mayor eficacia la fidelidad. La Iglesia promueve la fidelidad principalmente. Otras religiones tienen puntos tan álgidos como estos, los musulmanes no toleran el consumo de licor al igual que ciertas religiones del centro de los EUA. Otros no consumen bebidas enervantes como el café (podríamos pensar que es ridículo). Por el lado cultural, me parece hasta folclórico que tengamos una religión de Estado. Hace poco durante la toma de posesión de un gobierno estudiantil, los ganadores de la elección no profesaban religión alguna y se negaron a jurar por Dios para asumir el cargo. El escándalo y la polémica alcanzó ribetes universitarios y de Derechos Humanos. Ciertamente es un tema riquísimo pero sería impensable que un candidato presidencial sustentara este punto (salvo que no quiera elegirse). Pero sería posible en CR elegir a un candidato ateo o judío? Estoy seguro que Monseñor no se quedaría callado pero quien elige al final es el pueblo. Entonces, aceptaría el pueblo costarricense un presidente ateo, judío o musulmán, aun quedándose callada la Iglesia Católica?...
    En fin pongo los temas...

    ResponderEliminar
  11. Wolverine, creo que el error está en tratar de hacer todo de un sólo tiro. A veces el exceso de ambición es pernicioso; es mejor ir dando pequeños pasos pero seguros y en la dirección correcta. Si uno mezcla en la discusión la renuncia a la "religión oficial", la "eliminación" de toda referencia a Dios en la Constitución, y encima enredamos la discusión con el matrimonio homosexual, nunca vamos a llegar a ninguna parte. Empecemos por quitar la religión oficial. Cuando la gente vea que no vino Satanás a llevarse a Costa Rica al infierno, entonces va a poder aceptar otro paso más. Pero lo fundamental en este momento es eliminar de la constitución el anacronismo medieval del concepto de un estado confesional.

    Terox, ;-)

    Sole, todo arreglado.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo, aquí no le rehuimos a la polémica; todo lo contrario. Muchas gracias por dejarnos su comentario, que da pie para una buena discusión de ideas. Al final de cuentas ese es el objetivo de este blog. Primero una aclaración: aquí no se critica a la Iglesia Católica por tener riquezas. Lo que criticamos es que un país pobre subsidie a una iglesia rica, que es muy distinto. Cada iglesia puede manejar sus asuntos financieros como le plazca, SIN contribución del Estado. Cada persona debería de ser libre de donar su dinero a la iglesia o religión que desee. Pero en este país, solo las contribuciones a la Iglesia Católica son deducibles del impuesto de la renta de las personas. Eso es discriminatorio contra adventistas, judíos, musulmanes, mormones, etc. Esas son las discriminaciones a las que me refiero, y no al hecho de que una iglesia en particular tenga o no tenga dinero.

    La discusión moral es muy importante, pero no podemos olvidar que en temas de moral no existe la verdad absoluta y no es dado imponer una visión religiosa particular a quienes no profesan esa fe. Yo creo en la fidelidad, yo no creo en la promiscuidad. Es más, no creo en el aborto como método anticonceptivo. Eso lo aplico en mi vida privada y lo trato de enseñar a mis hijos. Pero no soy quién para decir a los demás cómo comportarse o lo que deben de hacer con su cuerpo. Tampoco sugiero que otras religiones no se equivoquen. Toda religión tiene lo que considero absurdos (p. ej. el que las mujeres no puedan ejercer funciones de sacerdocio ni en el islam, ni en el judaísmo, ni en el catolicismo, ni en muchas de las iglesias protestantes), pero allá cada quien con lo que cree; el punto en una discusión sobre la constitución política no debe de ser lo que opina tal o cual religión, sino cómo se ven afectados los derechos de los ciudadanos que, gracias a Dios, presentan una gran diversidad de creencias, colores, ideologías, etc.

    En cuanto a su afirmación de que "sería impensable que un candidato presidencial sustentara este punto", no se si se refiere a lo de la religión oficial o a lo de eliminar la referencia a Dios en el juramento constitucional. Lo cierto es que la mayoría de los candidatos avalan lo primero pero no lo segundo; lo remito a este reportaje de La Nación. Ya lo dije antes: hagamos las cosas paso a pasito; si ya hemos vivido sin graves problemas con esta norma constitucional durante 60 años, no hay por qué correr ahora. Pero tampoco hay por qué tenerle miedo al cambio.

    Por razones de espacio sigo en otro comentario.

    ResponderEliminar
  13. No tengo una respuesta definitiva a la pregunta de Anónimo de si el país estará listo para un Presidente de otra religión, pero no creo que la eventual respuesta deba de afectar nuestra opinión sobre la reforma constitucional propuesta. La decisión del electorado tiene menos que ver con la religión (o ateísmo) del candidato y más con el marco ideológico-partidista en que se presente. Me explico.

    Si un liberacionista ateo se presentara como candidato, con la plataforma ideológica usual del PLN, no creo que tendría problema en salir elegido. Si un candidato ateo aparece con una plataforma ideológica que incluye matrimonio homosexual, restricciones al comercio exterior, acercamiento al ALBA y, en general, los demás planteamientos de partidos minoritarios como el Frente Amplio, entonces no va a obtener el favor del pueblo, pero no por sus creencias (o ausencia de ellas).

    El único judío que públicamente ha manifestado en alguna ocasión sus aspiraciones presidenciales - hablo de Luis Fishman - pudo haber ganado las elecciones en otro momento histórico. Creo que fue muy mal asesorado durante muchos años, y cometió muchos errores políticos que le terminaron costando caro, y por eso cuando se lanzó contra Abel Pacheco nunca logró levar velas. Hoy en día ni hablar, el PUSC no es ni la sombra de lo que antes fue, y ni con el mismísimo Espíritu Santo de candidato ganaría las elecciones.

    En fin, estamos haciendo conjeturas. Si en 1990 ó 1994 don Luis no hubiera tenido que hacer fila detrás de R.A. Calderón o de M.A. Rodríguez, tal vez hubiera podido ganar unas elecciones. Hoy no. Pero es como en Estados Unidos: nadie creía que un negro pudiera llegar a la Presidencia, hasta que apareció uno con gran carisma y un mensaje de esperanza, y ahí está bien hallado en su casa de 1600 Pensilvania. Yo no descarto que algo así pueda suceder en CR, ya sea con una mujer, o un negro/a, o un judío o un protestante. Y eso nada tiene que ver con cuál es la religión oficial del Estado o si éste tiene una religión, aunque sería interesante ver cómo un presidente de otra religión manejaría la relación con la iglesia "oficial" del Estado con la cual no comulga.

    ResponderEliminar
  14. Dean concuerdo con vos en todos los puntos expresados en tu respuesta al anónimo. En particular, siempre me ha molestado bastante cuando la gente dice que el país no está listo para elegir a tal o cual como [email protected] Ahí tenemos el ejemplo de Laura Chinchilla. Recuerdo que al principio alguna gente me decía que "el país no está listo", como principal argumento. Pero siempre he pensado como vos, es una cuestión más de circunstancias y personas concretas que de perfil demográfico. Los "analistas políticos" a veces se extralimitan en eso de encasillar a los candidatos. Tampoco creo que al hombre-pez le hubieran cobrado (el electorado) el hecho de ser jodido, digo judío. El problema era su falta de carisma (lo contrario de Abel precisamente).

    Por cierto, es una lástima que esta propuesta (de Estado Laico) tenga un timming tan inapropiado. Es difícil que los partidos realmente se arriesguen a jugársela a unos meses de las elecciones, a favor de cambiar algo que puede ser sensible a una buena parte del electorado (precisamente, tal vez la parte menos racional del mismo, agrego yo).

    En fin, tal vez le pueda quedar de tarea a la próxima Asamblea...

    ResponderEliminar
  15. Buen punto el de Terox, que yo no lo había considerado. ¡Qué mal timing se escogieron estos carajos para plantear esta reforma! A veces parece que la gente hace cosas para figuarar, no para alcanzar objetivos...

    ResponderEliminar
  16. Como dices, la cosa hay que tomarla por partes y, de alguna manera, despacio.
    Concuerdo con vos, en el sentido de que sacar este tema en plena campaña suena más a bombetas buscando protagonismo que a un interés autentico en lograr una discusión sana.
    Pero vale el esfuerzo para remover un poco las ideas y las aguas...

    En Costa Rica cualquier asociación o fundación, sea esta religiosa, vecinal, de desarrollo comunal o bancaria, con los debidos atestados puede solicitar ser categorizada como "de interés publico", lo cual significa que, de lograrlo, puede captar aportes de terceros deducibles del impuesto sobre la renta. La condición es que se siga el procedimiento debido y que el contribuyente solo puede destinar recursos a ente en cuestión por una única vez. El Hospital de Niños, la Teletón DINADECO y otros más, han utilizado este recurso para financiar sus proyectos. La ley que permite captar a la Fundación para la Restauración de Templos de la Iglesia Católica estos dineros tiene las mismas limitaciones (Ley 7266.) Con esto te quiero decir que cualquier otra congregación está en capacidad de solicitar el mismo "privilegio". Quiero contrastar una aseveración que haces sobre la pobreza, a mi entender, no hay peor pobreza que la del alma. Esto se cumple aun para aquellos que son ateos. Me explico. Si algo es reprochable y pernicioso es un pueblo que haya perdido su fe (sea cual sea esta). La iglesias son el contraste que permite mantener la ilusión de que las cosas tienen otro matiz aunque de momento no sea evidente.
    En sentido religioso es totalmente congruente con las creencias destinar dinero a hacer crecer los valores en que se cree. No importa si soy rico o pobre. Un Estado Confesional como el nuestro atiende este deseo (de la mayoría de su pueblo)transfiriendo fondos hacia las necesidades de la Iglesia Católica. Es si se quiere una especie de diezmo.
    Tengo algunos otros puntos pero termino esto aquí para no robar mucho espacio. Comparto el sentimiento de Otton Solís y Laura Chinchilla en el sentido de que lo que menos necesitamos es sacar a Dios de nuestro ideario. El resto de planteamientos son más administrativos que ideológicos.

    ResponderEliminar
  17. Hola!
    La redacción de El Librepensador (http://www.ellibrepensador.com) ha encontrado interesantes tus artículos, y te invita a convertirte en uno de los nuestros y colaborar con nuestro proyecto de difusión cultural en habla hispana.
    Ganarás en lectores, y difusión, así como prestigio, dado que se trata de un diario online (no un blog), con ISSN, y articulistas reconocidos a nivel mundial.

    Te esperamos!!!!

    ResponderEliminar