lunes, 21 de septiembre de 2009

La Nación: Por favor cambien al titulista

Uno de los trabajos más divertidos, y a la vez más difíciles, de escribir, es escoger el título de lo que sea que uno escribe. En los principales diarios, donde tienen gente especializada hasta en escribir obituarios, uno ha de suponer que existe un puesto de trabajo cuya responsabilidad es poner títulos a los artículos y a la portada. El titular de la portada puede mejorar la venta de periódicos, pero la ética periodística exige que no se sacrifique la veracidad en el altar del márquetin. El responsable de los títulos de primera plana de La Nación se ha olvidado de ese compromiso ético (¿o será un mandato de la Gerencia o de la Junta Directiva?), y debe de ser destituido. Un par de ejemplos recientes nos demuestran por qué.

Seguir leyendo...

El día de hoy el titular principal de la portada proclama que “Crisis económica obliga a reducir fondos de Avancemos. Gobierno desiste de dar beca a 40.000 estudiantes pobres.” Mientras se bañaba, Dean CóRnito ya estaba redactando mentalmente lo que iba a ser el post de hoy, criticando con toda la acidez del mundo al gobierno de la República por su irresponsabilidad, con el argumento de que dejar de dar becas a estudiantes pobres los podría obligar a desertar y que eso los introduce en una espiral de pobreza de la que resulta imposible salirse. Tal como sucedió durante la crisis económica de principios de los años ochenta (durante el Carazato), producto de la cual la matrícula en secundaria cayó a casi la mitad y pasaron más de 20 años hasta que los niveles de matriculación volvieron a los de los años previos a la crisis. Y de paso una generación de costarricenses se sumió en ese ciclo de pobreza al cual están condenados de por vida, por no poseer ninguna de las habilidades que demanda el mercado laboral hoy en día.

Ya desayunando me leí el reportaje en cuestión, y resulta que la historia no es como el titular la pintaba. El programa Avancemos llegó en este año 2009 a dar 150.000 becas a estudiantes de secundaria, y para el próximo año los fondos van a alcanzar para dar unas 160.000 becas, en vez de las 200.000 que en principio el gobierno hubiera deseado. En realidad los fondos del programa van a crecer con respecto al 2009, aunque serán menores que los originalmente presupuestados. Lo cual resulta lógico dada la precaria situación fiscal en que nos encontramos. Más aún, según datos del IMAS y del MEP, el programa Avancemos ya cubre al 47% de los estudiantes de los colegios secundarios públicos del país, con lo cual están más que atendidos los estudiantes pobres en riesgo de deserción. Aunque el titular en si no miente, lo deja a uno con la impresión de que más bien 40.000 estudiantes iban a dejar de recibir una beca que ya estaban recibiendo. Si bien en este blog nos encanta criticar a nuestros gobernantes, no nos gusta hacerlo por el mero arte de criticar. El titular de La Nación parece estar diseñado para que un porcentaje importante de la población que únicamente lee los encabezados y no los artículos se quede con la idea equivocada. Y eso definitivamente sobrepasa la fina línea que separa al mercadeo ingenioso del amarillismo desvergonzado.

Un segundo y más lamentable ejemplo lo fue el titular del viernes pasado: TSE abre portillo para encubrir donaciones. Aquí ya ni siquiera se trata de un titular confuso, es simple y sencillamente engañoso y mentiroso. Lo que pasó fue que al Tribunal se le pidió una interpretación de una norma contenida en el nuevo Código Electoral – que entró en vigencia a principios de este mes – que habla de la compra de bonos de la deuda política por parte de sociedades anónimas. El TSE las califica – correctamente, en la opinión de este autor – de inversiones, no donaciones, pero reconoce que se podrían prestar para hacer donaciones encubiertas (bonos que se compran y luego no se cobran ó, más claro aún, bonos que se compran a partidos que probablemente no alcanzarán el porcentaje de votación necesario para hacerse acreedores de la deuda política). El Tribunal reconoce que a priori no se puede considerar que toda adquisición de un bono sea una donación encubierta, y el TSE aclara que esas situaciones se verán caso por caso. Como lo dijo don Constantino Urcuyo en el programa de Amelia Rueda en Monumental el mismo viernes, las normas son generales, y los tribunales ven casos específicos. Pero el titular de La Nación de una vez se va a la yugular del TSE, echándole las culpas de algo que está en una ley, aprobada por la Asamblea Legislativa y no por el Tribunal Supremo de Elecciones. Con esta irreflexiva actitud, contribuye La Nación innecesariamente a desprestigiar al tribunal electoral, de lo cual luego se valen fuerzas marginales y de posiciones extremistas para atacar a la democracia costarricense o desconocer los resultados de unas elecciones generalmente limpias y ejemplares.

Son solo dos ejemplos, pero se trata de dos de los últimos cuatro titulares de La Nación. Si nos ponemos a buscar más, estoy seguro de que los encontraremos. En los círculos blogueros a La Nación se le considera un medio esnobista, elitista, y mentiroso. Incluso a quienes la leemos nos critican por hacerlo o por basar nuestros escritos en artículos o reportajes aparecidos en dicho diario. Lo que nadie puede negar es que La Nación es un formador de opinión pública, labor que sus altos ejecutivos y principales articulistas reconocen y en el que parecen deleitarse. El punto es que un periódico de la estatura moral que cree o pretende tener La Nación no puede violar de una manera tan descarada los principios del periodismo ético sin que ello traiga consecuencias.

12 comentarios:

  1. Muy acertado el comentario. Ya es hora de que en este país se nombre al defensor del lector, como ocurre en otros paìses. Debe existir una instancia independiente del Estado y de las empresas editoriales que no permita esas pràcticas tendenciosas. En algunas oportunidades he criticado a los telenoticieros que son tendenciosos, por no decir malintencionados, en la presentaciòn de las noticias. Allí es peor, porque no hay lectura sino es lo que escucha la gente.

    ResponderEliminar
  2. Con esa línea "editorial" que trae la nación, no quisiera imaginarme el titular de mañana cuando se refieran a la inmolación, perdón, a la declaración de hoy de Calderón.

    ResponderEliminar
  3. En efecto, como medio de información masivo, tiene una responsabilidad hacia sus lectores.

    A pesar de todo, No es un mal periodico, pero si pareciera que ciertos titulares buscan el amarillismo en un medio que no deberia caracterizarse por eso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Muy acertado su comentario..} El día que leí en la edición electrónica de ese diario el titular, me quedé con la inquietud de poder leerlo en su totalidad luego. En efecto, al dedicarle el tiempo a la lectura, no encontré por ninguna parte relación. Me quedé con un sinsabor extraño, pero por dicha Ud. lo dijo con muchísima claridad

    ResponderEliminar
  5. Primo excelente comentario, de hecho ultimamente he notado como los titulares de la NACIÒN cada vez son màs parecidos a los de Diario Extra, igual de escandalosos y su contenido deja mucho que desear, lamentablemente este pediodico ha cambiado, esperemos que corrijan esos errores por que a decir verdad es el unico periodico que me gusta leer.

    Salu2 de WOLVERINE.

    ResponderEliminar
  6. Gavilán, a mi esa vara del defensor del lector me da miedillo por la tendencia sobreprotectora de esas oficinas de defensoría en general. Mi temor es que se convierta en una especie de censura, y ante eso prefiero la libertad para publicar animaladas.

    Sole, ese título te aseguro que lo tienen preparado desde hace muuuuuchos meses... independientemente de lo que haya dicho hoy Pinocho.

    H3dicho, totalmente de acuerdo con vos. No siempre estoy de acuerdo con la línea editorial de LN, pero no es un mal periódico. Lo que pasa es que empiezan así, con "pequeñas" concesiones al márquetin, y terminan como Telenoticias, que se ha convertido en la versión audiovisual de Diario Extra...

    Álvaro, muchas gracias por su comentario. Justo ahora vengo saiendo de una reunión donde un empresario "importante" habló de la barbaridad de que el gobierno recortara el programa de becas. Vale que alguien más le salió al paso y le aclaró que no fue eso lo que sucedió. Yo, con menos pelos en la lengua, le hubiera dicho delante de otras 20 personas que sólo se había leído el titular y no la noticia...

    Wolverine, igual yo, es el único diario que leo todos los días; hasta suscripción tengo. Por eso me caga cuando caen así de bajo.

    Mae del bajo, la verdad es que ese grafitti estuvo por todas partes, pero nunca me gustó. La sola sustitución de la c por la z es una ofensa no al periódico, sino a la inteligencia. Y que un periódico presente opiniones diferentes de las que "me gustan" no lo convierte en mentiroso. Ese grafitti surgió en el calor del referendo por el TLC, y era un intento desesperado del bando del NO por desprestigiar al principal medio formador de opinión del país por el simple hecho de que su línea editorial era pro TLC.

    ResponderEliminar
  7. Muy atinado el comentario. He sentido lo mismo de los titulares de La Nación, básicamente son una conclusión que cuando se lee el contenido se nota que carece de fundamento.

    Muy mal que repartan bizcocho sin hacer la tarea investigativa primero. Si siguen así se van a mozotear.

    ResponderEliminar
  8. "La Nazión está en quiebra..."

    A pesar de todo, es el mejor periódico del país, y no pocas veces da muestras de una gran pluralidad de opiniones. Lástima que por otro lado pasen cosas como éstas. A lo mejor es contaminación cruzada con la Teja...

    ResponderEliminar
  9. Es simple y sencillamente engañoso y mentiroso… díganme algo nuevo de la Nación, y ninguna información cruzada, lo hacen adrede, es uno de los creadores de opinión más importantes del país y aún así a veces son muy irresponsables, pero hoy con los medios alternativos uno se puede dar cuenta de tales maniobras, esa es la ventaja del al Internet y de blogs como el tuyo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Excelente crítica Dean...
    La cosa es que más allá del cacareado cuento de los intereses de los medios, La Nación peca de caer en lo que ellos mismos critican tanto, contradiciéndose y dando un (dos) ejemplos de como colaborar con la desinformación o anti-información. Como dice el refrán "Con la vara que mides, serás medido".

    ResponderEliminar
  11. Julio, yo ni siquiera creo que sea un asunto de falta de investigación. La Nación ha demostrado que cuando quiere hacer investigación la hace y bien hecha (preguntale a la Contraloría...). Pero también tiene el periódico una cierta agenda y me parece que manipulan los titulares de acuerdo con sus intereses. Hoy hay que joder al ministro X, saquémosle un titular cabrón, mañana hay que obtener favores del candidato Y, maquillémosle el titular. Y si, se están mozoteando.

    Terox, de acuerdo con que es el mejor (¿menos malo?) del país; lo que no logro entender es si ya tienen la Teja para sacar titulares tipo Extra, por qué contaminar la portada del buque insignia corporativo con esa basura?

    Roy, muchas gracias por el alto concepto que nos tenés. No creo que sea necesario un blog como el mío para darse cuenta, pero hay que desarrollar el ojo crítico cuando uno lee. Eso es algo en lo que el sistema educativo costarricense falla miserablemente, produciendo ciudadanos acríticos... domesticados, diría don Pepe.

    Mujer de Maíz, hace tiempos no te veíamos por aquí, muchas gracias por el comentario y el elogio. Creo que el refrán que citás es bíblico, y efectivamente calza a la perfección en este caso.

    ResponderEliminar