domingo, 29 de enero de 2006

¿Quiénes son los seguidores del PAC?

Cada vez que un candidato costarricense se encuentra abajo en las encuestas, no encuentra mejor salida que descalificar los sondeos y a las empresas encuestadoras. Atacar al portador de las malas noticias es una práctica tan antigua como la más antigua de las profesiones, que en mucho se parece al ejercicio de la política. Así, payasos como Álvaro Montero Mejía, que muy probablemente no sacará más de 20,000 votos (y creo que esta cifra es muy generosa), se llenan la boca hablando de fraudes y de que él representa una fuerza política emergente que dará la sorpresa el día de la “verdadera encuesta”, el 5 de febrero del 2006. Para Ricardo Toledo, otro payaso, “las encuestas no son la realidad”. Antonio Álvarez, a quien hasta ahora no tenemos catalogado de payaso, habla de “diferencias radicales” entre encuestas (lo cual no se sustenta en la realidad).

Seguir leyendo...



Algunas personas incluso prefieren las encuestas empíricas (del tipo “pregúntele a diez personas por quién piensan votar, para que vean que las encuestas publicadas en los medios de comunicación mienten”) que las encuestas hechas profesionalmente, pero sobre eso ya hablé en mi anterior artículo y no es el tema de hoy. Otros candidatos y partidos supuestamente más serios no se eximen del ataque a las encuestas. Un claro ejemplo es el PAC, que descalifica de oficio aquellas encuestas que apuntan a una victoria de Oscar Arias en primera ronda, mientras que ensalzan aquellas que proyectan un resultado que les permite soñar con una segunda ronda.

Los seguidores del PAC se aferran a un dogma de cuatro postulados:
  1. El PAC gana el voto joven.
  2. El votante promedio del PAC tiene un nivel educativo superior al de los partidarios de los otros candidatos.
  3. El PAC representa a las clases medias y pobres, mientras que Oscar Arias y Otto Guevara son los candidatos del capital.
  4. El PAC es el partido que representa y defiende las necesidades del agro y de las mujeres.
Para ver si este dogma se sustenta en mito o realidad, resulta muy útil analizar las cifras que presenta la última encuesta de Unimer RI, publicada en La Nación el día de hoy. Esta encuesta es muy valiosa por cuanto usó una muestra de 2,433 personas de todo el país en edad de votar, lo cual casi duplica las muestras usuales de las demás encuestas comerciales. El margen de error es del 2%, y para mayores detalles les recomiendo ver la Ficha Técnica en el reportaje de La Nación, ya que aporta interesante información sobre la composición de la muestra por sexo, edad, nivel educativo, nivel socioeconómico y zona geográfica. Esta encuesta es también valiosa por cuanto analizó el apoyo de los candidatos entre los diferentes grupos de edad, de educación, y de condición socioeconómica.

En cuanto al “voto joven”, Oscar Arias obtiene el apoyo del 42% del las personas entre 18 y 29 años, Ottón Solís obtiene el respaldo del 31%, y Otto Guevara cuenta con el 17%. Ya que Dean CóRnito tiene más de 29 años pero aún se considera joven, podríamos ampliar el grupo para ver cómo le va a Ottón Solís. Lamentablemente, mejor no hubiéramos hecho el ejercicio, ya que de las personas entre 30 y 39 años, el 52% apoyan al “todo oídos”, 22% a Ottón Solís, y 13% a Otto Guevara. Si bien es cierto que porcentualmente hablando Ottón Solís obtiene mayor respaldo entre los más jóvenes que entre los segmentos de mayor edad, no es cierto que el PAC esté ganando el voto joven. Los datos no sustentan el primer postulado del dogma PACquiano.

Seguimos con el nivel educativo. Quienes han seguido el desarrollo de este blog a través de los meses, sabrán que quien escribe estas líneas no tiene una muy buena opinión del sistema educativo costarricense, razón por lo cual no le ha resultado sorprendente que en este punto el dogma del PAC se confirme. El apoyo de Ottón Solís crece con el nivel educativo de los votantes, mientras que el de Oscar Arias hace lo contrario. Entre las personas con educación primaria únicamente, el 65% apoya a Arias, el 15% a Solís, y el 10% a Guevara. Entre las personas con educación secundaria, el 45% apoya a Arias, el 26% a Solís, y el 17% a Guevara. Pero entre las personas con educación universitaria, el 41% apoya a Solís, contra 32% para Oscar Arias y apenas 8% para Otto Guevara. Este es el único segmento en que Ottón Solís supera a Oscar Arias en intención de voto.

En el sitio web del PAC dan difusión a una encuesta contratada por la revista Perfil, para la cual entrevistaron a un total de 400 estudiantes universitarios de la Gran Área Metropolitana, según la cual Ottón Solís supera por un margen de 3 a 1 a Oscar Arias en este segmento. Esta encuesta combina los dos primeros postulados del dogma: juventud y educación. El problema es que una muestra de 400 estudiantes universitarios, todos de la Gran Área Metropolitana, no es exactamente “representativa”. Sin embargo, como favorece al PAC, la encuesta tiene validez a los ojos de ese partido.

Hoy hace ocho días la Revista Proa publicó una serie de entrevistas que cuatro jóvenes que votarán por primera vez este año realizaron a varios de los principales candidatos presidenciales. Estos jóvenes eran todos universitarios o bachilleres de secundaria que iniciarán sus estudios universitarios en las próximas semanas. Un elemento de valor agregado que apareció en la versión impresa de la revista pero lamentablemente no en la de internet, fue la impresión que causaron los candidatos entrevistados en los entrevistadores. De los cuatro que entrevistaron a Ottón Solís, tres lo describieron de manera negativa, usando calificativos como prepotente (2), a la defensiva (2), falto de interés (2), temperamental(1), enojado (1), y otros más. El cuarto entrevistador fue más positivo y diplomático, diciendo que Solís “tiene una idea clara del rumbo a seguir, pero espero que sepa escuchar opiniones y conciliar posiciones”. Pareciera que entre estos cuatro jóvenes universitarios o cuasi-universitarios, Ottón Solís más bien perdió por el margen de 3 a 1 (a Oscar Arias tampoco le fue nada bien en esta valoración).

El tercer elemento del dogma es el de que el PAC es el partido de las clases populares. Ya lo decía Pakithor, citando a Noel Clarasó en un interesante y polémico artículo invitado que publicamos en La Suiza Centroamericana el pasado lunes 23 de enero: “un político es un hombre que cree representar la opinión del pueblo sin habérsela preguntado jamás”. Y según la encuesta de Unimer RI, Ottón Solís es el ejemplo por excelencia de esta clase de político. Por nivel socioeconómico, únicamente el 16% de los votantes de bajos recursos apoyan a Ottón Solís. Lo interesante es que el 29% de los votantes de nivel socioeconómico medio, y el 35% de los de nivel socioeconómico alto apoyan a Ottón Solís, por lo que resulta evidente que el respaldo hacia Ottón Solís crece con el nivel socioeconómico de los votantes.

En un dato que para este autor resultó sorprendente, Oscar Arias recibe el respaldo del 61% de los votantes de nivel socioeconómico bajo, lo que lo convierte en el representante más claro de los pobres. También interesante resulta que el respaldo a Oscar Arias decrece conforme sube el nivel socioeconómico de las personas, y que en el caso de las personas de clase alta, el 39% lo respalda, cifra no muy distinta del 35% que apoya a Ottón Solís. Otro dato que sorprendió a este autor es que el único candidato (de los tres punteros) cuyo apoyo es prácticamente igual en cualquier estrato socioeconómico que se analice es Otto Guevara, que recibe el respaldo del 13% de los de nivel bajo, 12% de los de nivel medio, y 11% de los de nivel alto.

La conclusión es que el tercer postulado del dogma PACquiano no se sostiene, y que Ottón Solís es tanto el representante de los intereses de los ricos como lo es Oscar Arias, mientras que Otto Guevara – el vilipendiado neoliberal – es el único de los tres que puede jactarse de no representar los intereses del capital según el apoyo que recibe.

El reportaje de La Nación aporta menos información con respecto a la intención de voto por sexo y zona geográfica, pero la poca información es suficiente para desvirtuar el cuarto postulado del dogma del PAC: que son el partido del agro y de las mujeres. Ottón Solís recibe el respaldo del 29% de los votantes del Valle Central (abrumadoramente urbano), cifra que es “casi el doble de lo que recibe en el resto del país” (mayoritariamente rural). En cuanto a sexo, el 28% de los hombres le apoyan, versus el 23% de las mujeres. Parece que somos los hombres quienes más queremos el “gobierno de las madres”, y que entre las mujeres no ha calado el mensaje.

Supongo que en el PAC hallarán solaz en el hecho de que según esta encuesta su apoyo muestra una tendencia creciente, pero lamentablemente para ellos, todo parece indicar que no les alcanzará el tiempo. Usando como referencia esta y la anterior encuesta de Unimer para La Nación, Ottón Solís pasó de 20.5% en noviembre a 25.4% en enero, pero al mismo tiempo el apoyo de Arias pasó de 45% a 49.6%. Nótese además que los resultados, al menos en lo que respecta a los primeros tres candidatos en las preferencias del público, son bastante similares a los arrojados por la encuesta de CID Gallup para La República, que comentamos en nuestro último artículo. No me sorprendería que los miembros del PAC descalifiquen estas encuestas, ya que proyectan una clara victoria de Oscar Arias en primera ronda, y por ende mi análisis basado en ellas. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

21 comentarios:

  1. Yo sí creo en las encuestas y concuerdo con varios puntos del post. Para hay otros factores, variables y fenómenos muy importantes. Jaime Ordóñez y Victor Ramírez los mencionaban el viernes en Café Política, y Ordóñez también lo ha hecho en otras ocasiones.

    Y es que es posible que sí haya un voto silencioso, y aunque es una posibilidad, no necesariamente tiene que ser favor del PAC. Podría ser a favor de cualquiera, y en mi opinión el candidato más fuerte a esto es Toledo. Yo tengo mis serias dudas de que Toledo de verdad saque un 3% de los votos como dicen las últimas encuestas... aunque sin duda no se merece más de un 0.5%, yo creo que no saca menos de un 6 o 7%, si acaso no un poquito más.

    Ordóñez dice que ese voto silencioso es de gente que posiblemente ya tiene un candidato y simplemente no le quiere responder al encuestador por distintas razones, que este fenómeno está dando en todo el mundo, y con mucha fuerza en América Latina. ¿Será lo mismo acá? Hasta el domingo sabremos.

    Otro fenómeno que ellos decían que no hay que descartas, es que en muchísimos casos si la diferencia entre el primer lugar y el segundo es mucha, el primero termina ganando pero con menos ventaja de la que tenía. Rodríguez sobre Corrales, Clinton sobre Dole, Blair en el 97, etc. ¿Sucederá acá de nuevo? Hasta el domingo lo sabremos.

    Es un hecho que las encuestas coinciden y que Oscar Arias va a ganar la elecciones del domingo. ¿Qué las gana con más de 40%? Lo más posible es que sí de acuerdo con las encuestas, pero la única encuesta que realmente cuenta es la del domingo.

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente yo no soy 100% amiga de las encuestas de este tipo, porque es sabido (al menos entre el mundo de los comunicadores es bastante sabido) que muchas personas pagan para que se difundan resultados alterados o inflados o sesgados y hay firmas que lo han hecho. Que Oscar Arias va a la cabeza, se sabe. Que de fijo vaya a ganar, espero de corazón que no.
    Y para mí, sinceramente, el hecho de que el nivel socioeconómico bajo apoye en mayor porcentaje a Arias no me dice que sea el mejor representante de los pobres. Me dice que es un claro reflejo de la ignorancia de estos sectores que con cualquier promesa, por voto familiar al partido o "porque es el que va ganando" le dan el voto al verdiblanco orejón. No es que diga que si uno es inteligente apoya a Ottón. Digo que en realidad me parece que un candidato tan prepotente, con recursos a morir, acciones en mil empresas que piensa favorecer asquerosamente con su gobierno y demás, sea "el mejor representante de los pobres". Yo sinceramente no creo que así sea como lo perciben.

    ResponderEliminar
  3. De una encuesta realizada por un grupo al que se puede asignar igual o mayor confiabilidad que a Borge y Asociados se sacan las conclusiones contrarias a las obtenidas por Don Dean.

    Un breve curso de introducción a la estadística descriptiva provee una explicación comprensible de por qué la muestra de Borge de mas de dos mil personas es ante todo un tour de force. Eso no le quita mérito a los resultados, solo al depto de PR de Borge.

    ResponderEliminar
  4. JD, estamos de acuerdo con que no será sino hasta el domingo cuando sabremos los resultados reales, pero creo que coincidimos también que los resultados de las encuestas son bastante confiables. Coincido con vos en la posibilidad de un voto silencioso, y que Toledito va a sacar un poquitillo más que lo que le asignan las encuestas, pero creo, como lo dije en un comentario a mi post anterior, que el "voto silencioso" va a beneficiar más a los diputados del PUSC que a su candidato. En fin, ya veremos el domingo/lunes.

    Mariana, hay encuestas contratadas por los partidos para sus propios efectos, de cuya confiabilidad yo tengo mis dudas. Pero diferente es cuando encuesta tras encuesta, de las contratadas por los periódicos y no por los partidos, ves que los resultados son más o menos compatibles. A veces los periódicos, movidos por intereses particulares o por falta de entendimiento, publican titulares que no reflejan exactamente lo que concluyen las encuestas, pero cuando te adentrás en el análisis te das cuenta de cómo son las cosas en realidad. Te recomiendo ver al respecto un artículo que escribí hace varios meses, titulado "A propósito de las encuestas", que podés leer aquí: http://lasuizacentroamericana.blogspot.com/2005/08/propsito-de-las-encuestas.html.

    Pedro, tengo dos problemas con su comentario: el primero, es que las conclusiones que yo saqué no son de la encuesta de Borge y Asociados, sino de la de Unimer Research International. Voy a asumir que fue un error involuntario de su parte, para proseguir con el comentario. El segundo problema, y por supuesto más serio, es que la encuesta que usted menciona, de la UCR, presenta varias diferencias con respecto a la de Unimer:

    1) la de la UCR fue efectuada en noviembre del 2005, mientras que la de Unimer fue efectuada en enero, así que los datos pueden diferir simplemente por la diferencia en el tiempo. Por ejemplo, si usted compara la encuesta de la UCR con la de Unimer de noviembre, verá que los resultados no son tan diferentes como cuando usted compara la de noviembre de la UCR con la de enero de Unimer.

    2) La encuesta de la UCR que usted menciona fue telefónica. Como el mismo documento lo aclara, únicamente el 64.5% de los hogares costarricenses tienen teléfono, con lo cual la muestra ya de partida no es representativa de la población total del país. Así, si bien los resultados de esa encuesta son válidos para la población que tiene teléfono, no son automáticamente extendibles a la totalidad de la población.

    3) La muestra de la encuesta de la UCR fue de 608 personas, la de Unimer fue de 2433 personas. El margen de error de la encuesta de la UCR es del 4% para sus principales variables; la de Unimer tiene un margen de error del 2% en sus principales variables.

    4) Relacionado con el punto segundo, el 35.5% de los hogares que no tienen teléfono tienden a estar en los estratos socioeconómicos más bajos de la población. De manera que los resultados de la encuesta de la UCR podrían (ojo, esta es una conjetura) estar sesgados en favor de Otón Solís por el simple hecho de que Otón Solís es más favorecido entre las personas de nivel socioeconómico alto que entre los pobres, mientras que para Oscar Arias es más favorecido entre los pobres. Esto último lo confirma no solo la encuesta de Unimer (61% de los pobres indican su intención de votar por Arias), sino que la misma encuesta de la UCR. Cito textualmente de la encuesta de la UCR: “

    En el caso del candidato Oscar Arias, sus simpatizantes se caracterizan por ser, principalmente, mujeres (58.4%), personas con edades entre 40 y 54 años (38.0%), con educación primaria o menos (41.4%) y de estratos socioeconómicos bajo (35.7%) y alto (37.3%).

    Los seguidores de Ottón Solís son, principalmente, mujeres (57.3%), personas relativamente jóvenes, con edades entre 18 y 24 (27.5%) y 25 a 39 años (32.4%), con educación secundaria (40.2%) y de nivel socioconómico alto (43.1%).”

    5) Es cierto que la encuesta de la UCR se contradice con la de Unimer en cuanto al apoyo entre las mujeres y los jóvenes. Estos resultados pueden ser producto de la diferente composición de las muestras y de los diferentes momentos en que se tomaron las encuestas.

    6) No hay que perder de vista que la encuesta de la UCR presenta los datos incluyendo a los indecisos, mientras que La Nación presenta los datos de Unimer para quienes están decididos por quien votar. Es decir, las cifras no son directamente comparables. La realidad probablemente andará entre ambos resultados. Esto, porque si bien quienes están decididos por quién votar apoyan en un 49% a Arias, esta cifra podría ser más baja si los indecisos se inclinan mayoritariamente por otros candidatos. De igual manera, la encuesta de la UCR habla de que Oscar Arias tenía en noviembre el apoyo del 36.1% de los que están decididos a votar, pero en el pastel va incluido un 18.4% de personas que no saben por quién votar, y un 82.6% de ellos piensan que votar es algo positivo. El mismo documentos de la UCR advierte que tradicionalmente los indecisos tienden a votar siguiendo el mismo patrón que los votantes decididos, por lo cual no afectan los resultados finales. Todo podría cambiar este domingo, pero eso no lo sabremos sino hasta el domingo en la noche o lunes temprano. En todo caso, otro dato interesante que arroja la encuesta de la UCR es que el 47.9% de los indecisos creen que el TLC es bueno o muy bueno para el país, mientras que el 26.8% piensan que es malo o muy malo. Si los votantes indecisos se inclinaran en esa misma proporción por Oscar Arias (que apoya el TLC) y Otón Solís (que lo adversa), don Oscar la tiene ganada en primera ronda.

    ResponderEliminar
  5. Yo no creo en las encuestas, porque estas son SOLO una herramienta cn la que se fotografía un momento específico de la realidad y los seres humanos somos conocidos por ser sumamente camaleónicos, por lo tanto a lo sumo pueden servir para identificar tendencias.

    Coincido cn Mariana en el punto que estas son contratadas por empresas privadas (los medios de comunicación) y quien paga la música manda el baile... uno como estadista puede modificar o escoger la muestra de cierta manera que parezca representativa pero que en realidad no lo sea, el hecho de que se encueste a más personas no da por hecho que sea más fiel a la realidad. Así dependiendo de la muestra esta será en efecto sobre todo un sondeo.

    Por otro lado los medios se encargan de atiborrarnos de números y porcentajes agigantados y de titulares magnificados para irnos alistando la cama y cumplir con el fenómeno social llamado 'profecía autocumplida' tanto me dicen algo que termino por creerlo y hasta me comporto como si fuera real, luego termina siendo real, lo que termina siendo también otro fenómeno conocido como el teorema de Thomas que dice que '... cuando una situación es real para los individuos es real en sus consecuencias' osea que no importa que algo no sea cierto, si los individuos (quien sea) lo creen real así se van a comportar y va a generar situaciones (consecuencias) como si la situación fuera real.

    Así si dicen no habrá segunda ronda y lo repiten y lo repiten pues termina convirtiéndose en algo real aunq no lo sea. La maravilla de la manipulación mediática, por eso hay tanta plata en los medios.

    Y pa terminar les dejo este link, q a mi juicio es un análisis muy completo de la realidad actual no sólo de un momento en el tiempo.

    http://www.informa-tico.com/php/expat.php?id=30-01-06011058&ed=85&fecha=30-01-06&foro=

    ResponderEliminar
  6. Usuario anónimo,
    Ayer leí ese artículo de Alberto Cortés que sin duda es algo así como agit-prop. Este señor realiza todo una explicación que parece muy profesional e independiente, pero al final se le acaba viendo el plumero. El sesudo razonamiento de Cortés para justificar y jalear a los partidarios del PAC se desmonta solito en el último párrafo que reproduzco:

    "Hay quienes sostienen que en la segunda ronda Arias ganará. Es un cálculo equivocado. Si la segunda ronda se diera es posible prever dos escenarios: el retiro de Arias porque Costa Rica le dijo NO, algo que nunca se podría imaginar este señor, o una derrota por amplia diferencia del señor Arias (escenario Vargas Llosa vs. Fujimori)."

    Sólo caben tres palabras después de leer esto: ja ja ja.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Vámonos a los números, elecciones del 2006. La encuesta realizada por Unimer entre el 23 y 28 de enero del 2002 decía:

    - Abel Pacheco: 26,7%
    - Ottón Solís: 22,8%
    - Rolando Araya: 22,7%

    http://www.nacion.com/ln_ee/encuestas/unimer/02-2002/Parte3.htm

    Curiosamente, la encuesta *telefónica* de "C y D para el desarrollo" (publicada a finales de enero) colocaba a Araya en primer lugar, pero a Solís alejado en un 7% de su resultado final.

    - Araya: 32,4%.
    - Pacheco: 30,1%
    - Solís: 19%

    http://www.nacion.com/ln_ee/2002/enero/30/ultimax.html

    La de CID Gallup a principios de enero (no encontré una de finales), daba un resultado mucho más cercano al final:

    - Pacheco: 38%
    - Araya: 28%
    - Solís: 24%

    La de "C y D" podría no tener tanta validez, puesto que era una casa desconocida. Pero la de Unimer se equivocó en 13 puntos porcentuales. Un poco alejado del margen de error! Por cierto, resultados finales:

    - Pacheco: 38,57%
    - Araya: 30,98%
    - Solís: 26,17%

    http://www.nacion.com/ln_ee/2002/febrero/03/home.html

    Entonces, una "encuesta seria y científica" puede equivocarse en 13%? Era el panorama descrito por Unimer el verdadero de Costa Rica a 2 semanas de las elecciones?

    Como dice jdclarke por ahí, probablemente el principal beneficiado de cualquier error o imprecisión de encuestas es Toledo, no Solís, pero el resultado ciertamente es poco predecible.

    Dejaré de tarea la comparación entre la campaña sin contenido de Pacheco y la de Arias, y la analogía correspondiente.

    Curiosamente, Unimer sí pegó la encuesta de la segunda ronda. ¿No será que los resultados entre los dos partidos que eran mayoritarios eran mucho más predecibles que la convulsa primera ronda?

    Así que, yo también creo en las encuestas como instrumento de medición. Pero, como decían en el PLN en el 2002, se pueden equivocar, y por bastante!

    ResponderEliminar
  8. La respuesta, Stalke, es si: una encuesta seria y profesional se puede equivocar. Cada encuesta tiene lo que se llama nivel de confianza, que usualmente se establece en el 95%, lo cual quiere decir que si la misma encuesta se repite a 100 muestras diferentes pero de igual composición, los resultados caerán dentro del margen de error en 95 de las muestras. Alternativamente, esto quiere decir que en 5 de cada 100 muestras los resultados sa saldrán del margen de error. Así, aunque el margen de confianza se aplica para una encuesta (se trata de 100 muestras de una misma encuesta, no de muestras de encuestas diferentes), cuando varias encuestas presentan resultados similares, eso inspira confinanza de que ya que están intentando medir más o menos lo mismo, las muestras seleccionadas para cada encuesta parecen estar dentro del 95% de confianza. Para más detalles, le invito a leer mi anterior artículo, De encuestas, fraudes, y la falacia de composición.

    Otro aspecto a considerar es que en las elecciones del 2002 el PAC era un fenómeno nuevo, y durante la campaña la preferencia de los votantes tuvo cambios importantes. Como vos decís, fue una primera ronda muy convulsa. Mi cálculo es que si la campaña hubiera durado dos o tres semanas más, el PAC hubiera alcanzado la segunda posición, llegando a la segunda ronda. Esto, por supuesto, es una mera conjetura, pero la baso en la evolución de la intención del voto entre diciembre del 2001 y enero del 2002. El punto, en cuanto a la validez de las encuestas, es que una encuesta hecha dos o tres semanas antes de las elecciones no era un buen predictor de los resultados del día de las elecciones, porque la situación aparentemente cambió mucho en esas dos o tres semanas. Lo mismo aplica para el 2006: los resultados de una encuesta reflejan la intención de voto cuando se efectuó la consulta, pero son un predictor impreciso de los resultados del día de las elecciones en la medida en que se pueden dar eventos posteriores a la encuesta que cambien las preferencias de los votantes.

    ResponderEliminar
  9. Acabo de leer su otro artículo sobre falacias. Totalmente de acuerdo en ese punto y más bien me da miedo caer en triunfalismos porque yo salga a la calle y vea 3 banderas del PAC por 1 de Liberación.

    No es tanto por dudar de las encuestas. Su veracidad podría ser cuestionada por motivos de fraude - y es cierto, tendrían que ser todas corruptas, pero este es un país en donde prácticamente todos los medios de comunicación importantes tienen la misma línea política. Así que tampoco se puede descartar. Es simplemente muy difícil de demostrar, y no vale la pena perder el tiempo en eso.

    Lo que sí me da curiosidad es el dato de que la mitad de los encuestados no quiere responder. Es eso cierto? Si para hacer una encuesta teléfonica de 1000 personas se tienen que hacer 6000 entrevistas - como dicen por ahí - esto no introduce un sesgo? Este fenómeno es normal en todas las encuestas? Se han aplicado fórmulas para compensar este fenómeno y conjeturar sobre las razones de las personas para no contestar? Podemos distribuir equitativamente los porcentajes, pero esto sí es una conjetura.

    De nuevo, aquí en este punto estaría un poco de la exactitud científica de las casas encuestadoras. Por motivos comerciales, incluso, y ahí si no me es muy difícil pensar que una encuestadora pueda no profundizar mucho en esta información simplemente para dar datos más sencillos. Una encuesta muy complicada de explicar se vuelve confusa para presentar en un periódico, no?

    Pero bueno, todas estas son sólo preguntas por puro interés intelectual. Votar por un ganador siempre ha sido a mi juicio una tontera ;).

    ResponderEliminar
  10. Hola Pakithor :) como vas??:

    Pues no me parece que una interpretación de un polítologo acerca de un tema (resultados de la muy posible segunda ronda) sea suficiente para desacreditar todo el artículo que trata otro tema diferente (análisis del razonamiento para dar el voto).

    Por otro lado tampoco me parece tan risible el hecho de considerar posibles esos 2 escenarios en caso de la segunda ronda, eso sucedería solo si yo pensara que es inminente la victoria de Oscar Arias y creo que es evidente que no pienso así... yo en mi mente de pollo todavía tengo el optimismo y la esperanza de que no hagan quedar a ese ciudadano cn una credibilidad bastante cuestionable y que para todo pide plata cuando lo que necesita este país es otra cosa, es equidad y transparencia, cosas que él desgraciadamente desconoce y por lo tanto no practica en su vida y jamás lo podría aplicar en OTRO eventual gobierno, no lo hizo ni en el primero...

    Y si no quedara oscarito en la primera vuelta diría gracias a Dios y luego achará plata... como decimos aqui, porque haber desperdiciado casi los 6 mil millones en una campaña publicitaria cn todo el arsenal mediático del que fuimos testigos y que no haya funcionado, fue demasiado..., después d todo la gente no come cuento (al menos eso espero).

    Y pa seguir cn las teorías sociales y como agregado al análisis, se podría manifestar el fenómeno de la espiral del silencio... que dice que la mayoría de las personas están dispuestas a expresar una opinión acerca del punto de vista mayoritario sobre un tema controvertido. Lo que quiere decir aplicado a nuestra situación que si se da a conocer que la mayoría del pueblo no prefiere a Oscar Arias puede que más gente se anime a votar en contra por no temer a expresar su opinión ahora q concuerda con la de la mayoría, lo cual tendría un efecto en la segunda ronda.

    Igual son todos supuestos, son todas opiniones por eso no entiendo por qué habría que reírse de la opinión de otro solo pq no concuerde cn ella, eso me parece sumamente despectivo.

    Solo me caben 3 palabras después de leer su post: Salí a votar!

    ResponderEliminar
  11. Hola muchachos saludos a todos!!
    Bueno ya algo ahbia dicho del tema!
    Yo no creon en teoria del complot global!!!! las encuestas podrán fallar y según yo, van a fallar de nuevo, pero yo no creo que todos estén metidos en el complot sería demasiado (dudo seriamente de Grupo Nación y de Teletica a los demás les doy el beneficio de la duda).
    Lo que dice Stalke es muy interesante, ya habia comentado antes que el modelo de los señores encuestadores incluyendo tragicamente a mis amigos de la UCR! (Respetos) No sirve! es un modelo basado en distribución Binomial (aproximada a normal), que cuando no tenés dos claras fuerzas, como en estados unidos donde estudiaron la mayoría de los señores y señoras que hacen las encuestas, al menos la parte científica, pues sencillamente sirven pero el margen de error es mucho mayor, por eso los errores en las encuestas de las elecciones pasadas en primera ronda! pero en segunda ronda si pegaron!!! concuerdo con Dean de que hubo un fenómeno llamado PAC! pero igual la estadística tiene mucho que ver, porque aqui ahora hay 3 probabilidades considerables de menor a mayor Libertarios, PAC y Arias (porque a eso no se le puede llamar liberación nacional, porque como dijo muy bien don Alberto Cañas "Oscar Arias tiene de liberacionista lo que yo de Coreano del Norte") ahora eso no implica que los errores no se vayan a compensar o a ponerse del lado de Don Oskitar!!! que es algo que no muchos de los del PAC dicen!!!
    Pero yo pienso que se puede hacer algo para que no Gane el señor ese! porque sino le mandamos al cinta por correo y nos dejamos de payasadas!! como muchos quisieran!!!
    Y a todo el que vean díganle: Vamos a votar (que no sea en blanco o nulo porque no aporta)!!!
    Espero que estén Bien

    ResponderEliminar
  12. Ah no, por supuesto que los errores podrían compensarse del lado de don Oscar y que él termine en un 53% en vez del casi 43% que tuvo hoy en Unimer. Pero la pregunta es - talvez la más importante - la encuesta no dice:

    1) ¿Cuántos no quisieron ni siquiera dar la entrevista? Ojo que no hay un rubro de NS / NR.
    2) De los que la dieron, sólo se contó el 62%. Un abstencionismo del 40% es muy alto. Qué pasa si baja, ¿hacia donde va la tendencia?

    Bueno, faltan solo 3 días para saberlo ;).

    ResponderEliminar
  13. Con todo lo de las encuestas se ha hecho más bulla de la cuenta.

    Lo que pasa es que la gente siempre se vá del lado donde mejor caliente el sol, si las encuestas esuvieran favoreciendo al PAC otros serían los comentarios de don Ottón, no precisamente desacreditandolas.

    Por otro lado, más allá de hacer un análisis político ni estadistico, sólo quería hacer un comentario MUY personal acerca de una de las realidades que habla esta encuesta, del porqué son más los hombres que se identifican con el "gobierno de las madres" que las mujeres.

    Yo podría decir una buena razón: las mujeres ya somos importantes y ya somos tomadas en cuenta en la sociedad, no necesitamos de un pseudo interesado en nosotras para tomar nuestro lugar.

    Claramente aún hay cosas por hacer en el tema de igualdad de géneros, pero claramente no es la mejor estrategia para una campaña política.

    Como bien lo dijo Laura Chinchilla en Café Política, que en Liberación Nacional le apostaban más a la familia, que es donde está el inicio de todo, que al papel de la mujer, porque ese era terreno ya avanzado, y que ella es un ejemplo fiel de eso.


    Si el PAC realmente fuera el gobierno de las madres, hubieran sido más inteligentes y hubieran puesto a Epsy Campbell (sin que sea mi persona favorita) de candidata a la Presidencia en vez de a un personaje tan tajante, drástico y terriblemente cerrado como Otton.


    A votar con conciencia :)

    ResponderEliminar
  14. Si Claro como Liberación si tiene una Candidata a la presidencia...... ;o)

    ResponderEliminar
  15. Jeje, Analu, se ve que no conocés a Ottón de verdad. Por lo menos su perfil público. Sólo viendo la forma en la que le habla la prensa, se nota que, a diferencia de Oscar Arias, lo que es Ottón es directo e incómodo, pero nunca ha dejado de recibir opiniones de la gente y de ser accesible. Eso sí, comparte una característica que mucha gente preparada - a diferencia de los charlatanes que abundan por ahí - tiene, y es que espera mucho de la gente. Es un "no acepto gente que me venga a hablar paja y a perder el tiempo". Hay que demostrar que se está preparado y que se ha hecho la investigación. Característica muy valiosa que poseen muchas personas

    En eso, comparto plenamente su política. Por dicha el país está empezando a reconocer que con tibios como la gente que ha estado en el PLUSC no vamos para ningún lado. El liderazgo no es alcahuetear gente!

    ResponderEliminar
  16. Víctor, yo creo que el estado del conocimiento de la estadística es lo suficientemente avanzado como para que los encuestadores puedan hacer los ajustes necesarios para enfrentar una situación "multipartidista". Puede ser que hace 4 años no estuvieran preparados, porque el fenómeno del PAC era nuevo y nadie (excepto Otón Solís, y eso con reservas) se imaginó que iba a alzar tanto vuelo, pero dudo que para estas elecciones no se hayan preparado. De nuevo, el hecho de que cuando han salido encuestas simultáneas los resultados han sido bastante parecidos, me refuerza la creencia de que algún ajuste han hecho. Recordate que hace cuatro años los resultados entre encuestas eran muy diferentes, aún cuando se hubieran efectuado simultáneamente.

    Stalke, como dice tu blog, perceptions rule the world. La mía es bastante más cercana a la de Analú que a la tuya, y pareciera que la de los cuatro muchachos que entrevistaron a Solís para la revista Proa fue más parecida a la de Analú también... Esa es la belleza de la democracia.

    En fin, como dice Víctor, lo importante es que todos votemos, sin anular ni blanquear el voto.

    ResponderEliminar
  17. Victor em... no sea bateador que no soy liberacionista :P


    Sólo hablo que es una pésima , gastadísima estrategia, apelar al concepto de Gobierno de las madres.

    :) Saludos

    ResponderEliminar
  18. Para mi la racionalización de la campaña de las madres es muy distinta a la que se comenta en este espacio... yo no lo veo como una cuestión de mujeres o con el sentido de que 'alguien' tenga que venir a dar la lucha por ellas, ni tampoco como lo dijo Laura Chinchilla, en una nota periódistica respondiendo a que le parecía este concepto de las madres, que estaba bien porque apelaba a un grupo grande de población como sn las madres que constituían el x% del país.

    Yo más que como la figura de madre/mujer, lo racionalizo con la construcción social que tenemos al respecto de ese rol materno; es decir es aquella persona que cuida, que vela, que se preocupa, que se sacrifica, que lo da todo por el hijo... y no necesariamente ese rol es propio de las mujeres, cuantas veces no hemos escuchado la frase de que 'fue madre y padre a la vez' o 'que le tocó hacer de mama y papa' ahí no se refiere al hecho de que fue como hombre y mujer al mismo tiempo en un sentido puramente de género, sino que OCUPO los roles de papa y de mama por la construcción social de ambos y las actividades preconcibidas propias para cada uno.

    Por lo tanto a mi juicio y luego de la anterior racionalización (como publicista ya me sale natural) basicamente lo que se quería dar a entender es que el gobierno del PAC y todas sus acciones para el pueblo serán como las de una madre para su hij@, en el sentido que no harán nada para perjudicarl@ sino todo lo contrario, sacrificio y dedicación.

    Esto obviamente para algunos podría sonar un tanto cursi, pero en la vida q nos tocó a cada uno dentro de este pedacito llamado Tiquicia a cualquiera de nosotros le gustaría que en este país alguien se interesara por uno (y la minoría respectiva a la q pertenece, pq todos somos minorías desd alguna perspectiva) y eso lo digo tomandome la osadía de hacerlo en nombre de los que menos oportunidades han tenido y a cambio solo han sufrido penurias.

    Especialmente por los sectores más desprotegidos en todos los ámbitos posibles, es que a muchos se les olvida que aún existen comunidades donde no pueden poner bombillos porque no tienen ni electricidad, que hay personas que caminan kilometros para llegar al teléfono público más cercano y niños que duran horas para llegar a la escuela de la comunidad.

    Y mientras tanto yo estoy aqui preocupada porque la página de internet no me carga rápido o porque en la entrada del trabajo no me entra el celular y la foto que tomé cn el nuevo modelo me salió cn baja resolución.

    Yo también quisiera que el gobierno fuera como una mamita para ellos.

    ResponderEliminar
  19. Ayer CR habló, y creo que hoy deberías releer tu artículo y tragartelo con ketchup...

    ResponderEliminar
  20. ¿Puede ser con salsa Banquete? Es que el ketchup a-la-gringa no me gusta.

    ResponderEliminar
  21. Ud puede pensar lo que quiera, la realidad hoy y lo que paso en febrero ya no es un secreto, pero tratar de payaso a uno de los analistas polìticos mas prestigiosos del paìs demuestra que usted cedio su intelingencia a un masificante fanatismo polìtico

    ResponderEliminar