martes, 31 de julio de 2007

Nos lleva la trampa

Nunca he visto una campaña tan mal manejada como la del Sí. Mañana saldrá publicada una nueva encuesta que confirma la tendencia de las últimas semanas, con el Sí estancado o bajando, y el No en franco ascenso. Otra encuesta más, hecha por la UCR, da por vez primera la ventaja al No, por más de 8 puntos porcentuales. Y la campaña del Sí no aparece por ningún lado. ¿Qué está pasando?

Seguir leyendo...



Dean CóRnito – o su alter ego en lo que la gente llama la vida real – no está participando activamente en la campaña, pero conoce personalmente a gente del PLN, PUSC, ML y PUN que están directamente involucrados. Conversaciones que he tenido con algunos de ellos en los últimos días, al igual que con Pakithor, quien a su vez ha conversado con otras personas involucradas en la campaña, me han llenado de preocupación y nos pueden dar una luz sobre lo que está pasando (o lo que no está pasando) en la campaña del Sí.

La campaña del Sí sufre de una apatía tan notoria que el esfuerzo que hacen algunas personas bien intencionadas no se nota por ninguna parte. No hay campaña proactiva, y a no ser por la pendejada de “Mi corazón dice Sí”, tampoco hay campaña reactiva. Desde hace un par de semanas los líderes del No nos vienen dando material suficiente para hundirlos casi por completo: UNDECA avaló donaciones del extranjero, Albino hipotecó una propiedad de ANEP para usar los fondos en la campaña contra el TLC sin autorización de su Asamblea General, los diputados del PAC violan su reglamento de ética en masa al ausentarse para romper el quórum e impedir la discusión de los proyectos paralelos, los líderes del PAC se rehúsan a investigar de oficio a su ex – Diputada que primero intentó autorecetarse un subsidio económico del Estado costarricense para su pujante negocio arrocero y luego renunció para recetarse un desmesurado incremento de pensión, y la campaña del Sí sigue como si no existiera.

Pero lo peor, como lo decía anteriormente, es que no hay campaña proactiva. Es cierto que están participando en debates (y dicho sea de paso, entiendo que por lo general usan a sus contrincantes de escoba); también es cierto que el Movimiento Libertario tiene equipos en todas las provincias explicando el TLC de puerta en puerta, y que ocasionalmente se observa un carro con calcomanía del Sí por aquí y otro por allá. Pero la campaña del Sí, como campaña integral, no se percibe.

Dice Pakithor, y estoy totalmente de acuerdo con él, que una debilidad del Sí es que presenta un frente unido que se constituye en un blanco muy fácil de los ataques de las hordas del No. Que los del No, en cambio, si bien es notoria la coordinación que existe entre ellos, presentan múltiples caras con distintas misiones, que van desde los grupos que utilizan la retórica extremista de no reconocer ni al TSE ni a la Sala IV, hasta la taimada posición de la Diputada Morales del PAC, que dice que ella se opone al TLC pero que si es aprobado en el Referéndum, hay que permitir aprobar las leyes paralelas en el plazo que otorga el mismo tratado. Lo único que le agrego al análisis de Pakithor es que, si bien el Sí presenta un frente en apariencia único, no es un frente tan unido como aparenta.

Los comentarios que escuchamos de gente de todos los partidos involucrados en la campaña del Si, es que la alta cúpula de Liberación Nacional, o al menos la facción Arista que nos gobierna, juega en este contexto a la política tradicional, donde a los miembros de otros partidos (e incluso de otras facciones del mismo partido) se les da participaciones menores pero que las decisiones realmente importantes están reservadas al círculo cercano a Zapote, sin importar cuál sea la experiencia política o la capacidad de aportar (en ideas, administración, rumbo) a la campaña del Sí de los que son y los que no son parte de ese círculo íntimo. Gente que está en el “Comando Nacional” del Sí confiesa estar aburrida y sin ganas de hacer mucho más esfuerzo, porque todos sus aportes son de una manera u otra bloqueados. Esa apatía, que ya carcome a la dirigencia del Sí, es evidente en las “bases”.

Los problemas del Sí son mucho más profundos que una potencial división de la cúpula; ya vemos que a los del No la aparente proliferación de frentes les ha resultado beneficiosa. La campaña del Sí carece de rumbo, no tiene estrategia. La única estrategia parece ser dejar que el Presidente de la República brille en su defensa del TLC mientras que los demás son opacados, y no se dan cuenta de lo cara que les está resultando tanta terquedad. Parecen no recordar que hace un par de años a poco estuvieron de dejar quemar el pan en la puerta del horno, cuando Oscar Arias superó a PACquetón Solís por apenas 18.000 votos. Dejar que Oscar Arias sea el principal portavoz del Sí, es dejar que todos los errores – reales o imaginarios – del gobierno sean embadurnados al TLC. Si la celebración de la Anexión del Partido de Nicoya se hizo, por juponada e imbecilidad, en Liberia y no en Nicoya como corresponde, la ocasión fue estratégicamente explotada por la gente del No para llevar agua a su ribera. Cosas que en apariencia no tienen nada que ver, terminan siendo utilizadas con gran eficacia por quienes se oponen al TLC.

Lo único que uno observa en las calles – en lo que al Sí respecta – son los rótulos con el mensaje “En esta empresa apoyamos el TLC” desplegados en las fachadas de grandes compañías y cámaras empresariales. Si esto es parte de la estrategia del Sí, es otro craso error. Quien escribe estas líneas está claro y convencido de que el TLC conviene al país como un todo. Que conviene al ciudadano común, al que busca superarse a través de un empleo mejor remunerado, y al que piensa en el futuro de sus hijos y sus posibilidades laborales. Que por supuesto conviene también a muchos empresarios (aunque no a los arroceros diputados que buscan sacar provecho propio de su gestión para obtener subsidios y así no tener que competir ni vender un buen producto para tener éxito en el mercado), pero no solo ni principalmente a los empresarios. Pero la proliferación de signos externos “empresariales” aunada a la ausencia de otros tipos de signos más relacionables con eso que los anglo-parlantes llaman los grassroots, refuerza la posición de quienes desde el No explotan con gran acierto el resentimiento social que ha aflorado en nuestro país en los últimos años.

En fin, nos preocupa que la campaña del Si esté siendo secuestrada por el personalismo y el narcisismo presidencial, sin darse cuenta de que lo que está en juego es mucho más que un simple tratado comercial. Lo que está en juego en esta ocasión es una decisión sobre el rumbo que debe seguir el país: una victoria del Sí debería de ser interpretada como un espaldarazo al modelo de desarrollo basado en la inserción de nuestro país en los mercados internacionales. Una victoria del Sí con un alto porcentaje de voto por el NO debería de enviar una señal clara de que si bien el modelo de desarrollo es deseable, las políticas de distribución de la riqueza no están funcionando y deben de ser overjoleadas. Pero una victoria del No abre las puertas a una pregunta más trascendental: ¿seguimos con el modelo de inserción económica internacional basada en un comercio cada vez más libre, o migramos a un sistema “bolivariano” de intercambio controlado entre países de economías similares, con todo lo que ello implica en el plano político para la democracia? Este es un plebiscito que el pueblo de Costa Rica no puede perder. Lamentable sería que nuestros dirigentes nos lleven al despeñadero.


13 comentarios:

  1. Si bueno, pero es que OAS no aprendió de la campaña que estuvo a punto de perder. Si se usa la misma gente y el mismo sistema se obtienen los mismo resultados.

    Ya estuvimos cerca de un gobierno chancletudo. ¿Será que su arrogancia no le deja ver que el panorama es bastante similar?

    Y no es bueno estar tan cerca de la zona de riesgo.

    Otra cosa, pienso que OAS está manejando horrorosamente el tema. Pienso que pudo -puede!- abrir un poco el mercado para demostrar el bienestar general que se podría obtener con el TLC. Que lo haga contracorriente (después pide perdón y ya... ;)

    No sé, puede tal vez bajar algunos impuestos como el de ventas e importaciones, que podrían dar un impulso económico, ya que mantendría a los costarricenses con la sonrisa de oreja a oreja por ver aumentada su capacidad de compra.

    Se me ocurre también que podría flotar más el dólar, para que el tico promedio, la mayor parte del mercado, amplíe aún su capacidad de compra y se sienta aún más contento y confiado de que el presidente tiene buenas ideas, de que es inteligente llegar a un acuerdo positivo.

    El hombre al contrario, no da ni del cuerpo. Solo espera salir de esta pega para empezar la batalla por más impuestos. Tampoco releva a los pequeños y micro empresarios -y los en potencia- de trabas y burocracia. Hasta parece un chanletudo!

    Hay tantas posibilidades y él solo piensa en ir a pasear a China... sia guevón... :S

    ResponderEliminar
  2. Que esperaban con las cosas que ha dicho y hecho Oscar Arias, con la manipulación en los medios, con los ataques constantes a Monseñor Trejos, con la necedad de relacionar al NO con Fidel y Chavez, lo de las encuestas no puede ser de otra forma... los del Sí vienen ocultando la realidad pero esa tendencia les afecta más de lo que les favorece... yo leo en varios blogs del sí que en los debates los del sí se lucen y dejan mal a los del NO pero la verdad es otra, he escuchado decir que la gente no le hace caso a la Iglesia Catolica, pero la ralidad es otra, mientras los del si continuen con esa negación de la realidad y con ataques sin sentido a gente como albino Vargas que tiene que ver muy poco con la campaña actual, mientras sigan con esta forma de dirigir la campaña de aqui a dos meses les llevamos 20% o más de diferencia...
    Ubiquesen en la realidad o la realidad los ubica.

    ResponderEliminar
  3. Ha! Y que mande a la mierda el monopolio del ICE.

    Y Recope.

    Y el INS.

    Y Riteve.

    Debe tener una libreta de decretos en blanco, yo no se por qué no los usa. Tendría la gente bailando en su mano.

    ResponderEliminar
  4. yo he visto a los del NO haciendo proselitismo ahi en Guadalupe, entregando panfletos, calcas, de todo tenian... y ademas, tenian a muchachas muy bonitas entregándolas... puntos extra.

    en cambio yo quiero una calca o algo del SI y honestamente no tengo idea de donde conseguirla... :o(

    ah y por cierto, esto de las estadisticas esta raro nuevamente porque en la nacion ya he visto varias veces que publican datos que son completamente contrarios a los de la UCR.

    me estoy empezando a preocupar...

    ResponderEliminar
  5. Espero que haya una reacción, porque la preocupación está generalizada. Lo que no estoy dispuesto es a ser un mero espectador y luego venir a quejarme. Animo a todos a poner su granito de arena por el bien del país.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  7. Teniendo los recursos que se tienen los del Si podrian hacer publicidad inteligente, dando razones y explicando los beneficios del TRatado, pero no, el miedo, la prepotencia o yo realmente no se que será, les nubló la mente. Dejen de meterle miedo a la gente, dejen de hacer creer que todos los que apoyan el NO son comunistas (uyyyy q miedo), están ligados con Fidel, Chávez y Ortega (jajajajaja), ese manejo de las cosas les va a estallar en la cara, es hasta contraproducente, la gente se cansa de estupideces y se siente ofendida que la hagan pasar por tonta

    ResponderEliminar
  8. Es interesante ver como este gobierno actual cree que los Ticos somos tontos. Seres que no piensan y solo sabemos lo que vemos por los medios... Les damos confites y ahorita sonrien.

    Los del Sí creen que estan vendiendo un producto, no se... Compre su jabon Sí al TLC. Lejos de informar al pueblo tico, simplemente nos dan comerciales vacios.

    VIVA TIQUICIA

    ResponderEliminar
  9. Saludos Dean, tiempo que no pasaba por acá.

    Por razones que no viene al caso desgranar aquí me considero ahora partidario del NO, pero igual me merece respeto cuando alguien del SI externa sus opiniones de la forma en que lo hacen en este blog.

    La verdad me sorprende que exista siquiera la posibilidad de que se estén preocupando por lo que están haciendo los del NO. Con la de recursos que tienen los del SI a su haber, es lo que menos me hubiera pasado por la cabeza.

    Pero como dicen por ahí, la plata no compra la inteligencia.

    Como espectáculo diario paso rumbo al trabajo por varias zonas francas con sus mantotas de SI AL TLC, y tengo que concordar con vos en cuanto al mensaje que eso da: Que ahí se dice que SI por ir en pos del billete, de los negociazos que el Tratado eventualmente le ofrecería a estas empresas. Y la gente que trabaja en ellas, que vive en los alrededores, etc, no son parte importante del asunto como individuos. Esa evidente deshumanización del mensaje le está definitivamente jugando una mala pasada a los del SI, en mi opinión.

    Las ideas de Rigo están geniales. Con los gravámenes absurdos que pagan ciertos artículos importados en el país, con un incentivo así hasta yo me hago libertario... Pero igual, eso es lo que pasa. A la cúpula del SI no les interesa ganarse al pueblo. Se han tomado muy a pecho eso de las águilas y los caracoles. Y después se quejan de que los del NO les están ganando terreno.

    ResponderEliminar
  10. Maes es muy sencillo. Los del SI están a favor del TLC porque saben y entienden las consecuencias de no aprobarlo. Los del NO, están en contra muchos porque no lo conocen y les han metido miedo. Les han dicho que les cambian todo su status quo y a la gente le da miedo el cambio.

    Por eso creo que entre más mentiras digan los del NO, más gente se les une por miedo y desconocimiento.

    ResponderEliminar
  11. Al autor del blog: A pesar de mi postura clara y pensada por el No, considero que tus comentarios son los más inteligentes y objetivos que le he escuchado a la gente del sí. Mis respetos y felicitaciones.
    Al último anónimo: Tu comentario es arbitrario y está altamente estereotipado. En las filas del No hay personas muy informadas y la opción por el no es fruto de la toma de postura ante esa información. Ya dejemos estos pleitos estériles, donde lo único que hacemos es intercambiar insultos. El respeto debe primar.

    ResponderEliminar
  12. iEXCELENTE post!! la verdad magnifico.
    abusando del espiritu de autocritica: me nace la pregunta si es que trata solo de un problema de liderazgo...¿aúnque una mayoría lo apoye, el Si (TLC) no convoca al activismo (o civismo) de nadie más que los que ya estan ahí.... ¿Será que "otros" del Si lo harían mejor? o será que necesitamos OTRO "Si"? uno donde la integración internacional se haga sin asumirla panacea, donde los problemas emergentes (como la desigualdad) los tratemos con todas herramientas de politica disponibles y no solo aquellas ideologicamente correctas.... porque no empezar a armar Otro Si?

    ResponderEliminar
  13. Paulita, perdón pero yo no insulté a nadie. Obviamente hay mucah gente del NO muy informados, pero hay otro montón que no tienen una idea de lo que es el TLC y únicamente se oponen porque les han metido ese poco de mentiras como que va a desaparecer la Caja, el ICE, el INS etc.
    Estoy de acuerdo dejemos los pleitos estériles, quiero ver argumentos reales y no mentiras del NO.
    Saludos

    ResponderEliminar