domingo, 2 de agosto de 2009

¿Dónde está la izquierda progresista?

¿Qué se habrá hecho aquella izquierda progresista de no hace tanto, de genuino espíritu democrático y verdadera abanderada de la causa de los derechos humanos? ¿Qué se habrá hecho aquella izquierda honesta que llamaba las cosas por su nombre, sin eufemismos, que luchaba contra las dictaduras, tanto las de la derecha como las de la izquierda? ¿Dónde estará aquella izquierda de incuestionable fortaleza moral, que actuaba como una especie de conciencia de la humanidad, defendiendo las causas de los pobres, los menesterosos, los menos poderosos, aquellos cuyos derechos eran (y siguen siendo) pisoteados cual alfombra de baño?



Seguir leyendo...

Hoy en día, cuando el ETA hace explotar un edificio residencial en España para “festejar” su quincuagésimo aniversario de lucha armada, el silencio de la nueva izquierda resulta ensordecedor. Cuando en Irán el régimen de los ayatolas y del pelele de Ajmadineyad mata y encarcela a los manifestantes prodemocráticos, la nueva izquierda de este siglo XXI esconde la cabeza bajo la tierra. Cuando en Gaza el gobierno de Hamás adopta una resolución que obliga a las mujeres a cubrirse la cabeza en cualquier lugar público, o cuando una periodista palestina es detenida por la “Policía de la Virtud” por hacerse acompañar de un hombre que no es su familiar en una playa pública, ninguna ONG ni ninguna las abundantes organizaciones pro derechos humanos de la nueva izquierda emite ni siquiera la más imperceptible de las quejas. Cuando ese mismo Hamás lanza varios miles de cohetes hacia poblaciones israelíes durante ocho años, sólo Pilar Rahola parece darse cuenta, mientras que el resto de la izquierda mundial parece no leer los diarios ni escuchar los noticieros. Mientras en Darfur el gobierno islámico de Sudán masacra indiscriminadamente a centenares de miles de ciudadanos cristianos y paganos, la prensa, la ONU y el establishment de la nueva izquierda prefieren hacerse la vista gorda y apenas si toman nota del “problemita”.

Pero si las fuerzas del orden de los Estados Unidos arrestan a un presunto terrorista y lo encarcelan mientras avanza la investigación, es obligación de los nuevos progres denunciar al Imperio. Si Israel logra reducir significativamente los atentados terroristas erigiendo barreras de seguridad, no tarda el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en denunciar las dificultades de desplazamiento que sufren los palestinos (y otra miríada de violaciones que aparentemente única y exclusivamente comete Israel). Si el gobierno de Colombia recaba información que demuestra fehacientemente que la ruta de las armas de las FARC pasa por Venezuela, o que el dinero del narcoterrorismo farquiano es utilizado para financiar la campaña presidencial de algún fantoche con discurso bolivariano certificado, entonces es hora de tejer las más inverosímiles teorías de conspiración para desacreditar al único presidente colombiano en 40 años que ha logrado un debilitamiento significativo de la narcoguerrilla que ha provocado más de 100.000 muertes en ese país.

El Tenienete Coronel Hugo Chávez Frías es, por antonomasia, el representante máximo de esa repulsiva nueva izquierda. Un milico neofascista de nefastos antecedentes y peores actuaciones, con un discurso decididamente antiimperialista y socialista, pero con un programa de gobierno casi calcado del que utilizó Il Duce en la Italia de las décadas de 1930 y 1940. Elegido democráticamente, ciertamente, se ha perpetuado en el poder a través de forzadas reformas constitucionales que en nuestro país son defendidas a capa y espada por todos aquellos quienes consideran golpista a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (por haber declarado inconstitucional la norma que prohibía la reelección no inmediata en nuestro país) y consecuentemente ilegítimo al actual gobierno de don Oscar Arias Sánchez.

Hugo Chávez se da el tupé de realizar maniobras militares conjuntas con Rusia y con Irán, pero es el primero en denunciar las maniobras similares que pretende realizar Colombia con Estados Unidos. La nueva izquierda latinoamericana y europea aplaude como foca lo primero, y actúa como amplificador de alta fidelidad de lo segundo. Hugo Chávez intentó llegar al poder inicialmente por medio de un fallido golpe militar, pero es quien más fuerte vocifera “en defensa” de la democracia hondureña. La nueva izquierda prefiere no recordar lo primero, y respaldar ciegamente lo segundo, sin cuestionar los motivos ulteriores que semejante bichito pueda tener.

Ahora que don Hugo Chávez ha decidido cerrar de cuajo 34 emisoras de radio, y ha amenazado de correr similar suerte a otras 200, además de haber cerrado ya hace casi 2 años a RCTV, de haber estatizado a CANTV, y de tener amenazada a la cadena Globovisión por, entre otras, haber reportado un sismo antes de que lo hiciera la agencia oficial del gobierno, yo me pregunto: ¿Adónde está esa izquierda lambiscona para denunciar esta violación del derecho básico de los venezolanos a la libertad de información? ¿Qué se hicieron los tontos útiles que no parpadean al denunciar supuestas restricciones a la libertad de información en países como Costa Rica, pero callan cobardemente ante violaciones mil veces más peligrosas cometidas por el nuevo héroe “socialista”? ¿Dónde están los politólogos, historiadores, y analistas de izquierdas que nos recuerden que lo que Hugo Chávez hace en Venezuela no es socialismo, sino fascismo descarado y estalinismo agazapado?

La “nueva izquierda” del siglo XXI es una fuerza amoral. Es una izquierda comodidosa de camisa roja con imagen del Che Guevara y marca de pasarela neoyorquina, que apoya las causas mediáticas de moda al mejor estilo holiwudiense, que paga a través de su American Express de Credomatic $7 al mes para poder poner en el parachoques de su todoterreno V8 a diesel azufrado una pegatina que lo certifica como Carbono Neutral. Es una izquierda de doble moral, atea gracias a Dios, pero presta a defender a los más despreciables déspotas que en nombre de algún dios de tierras exóticas, y adoptando un discurso "revolucionario" anti yanqui, discriminan, encarcelan o asesinan a sus propios ciudadanos de diferentes creencias (no importa si religiosas, políticas, sexuales, etc.). Es una izquierda sin columna vertebral, dispuesta a dar crédito a cualquier reportaje generado por cualquier persona sin credenciales pero con acceso a internet, sobre todo cuando se trata de supuestas violaciones cometidas por los gobiernos de países verdadera pero imperfectamente democráticos, y sin embargo es incapaz de cuestionar las violaciones comprobadas cometidas por sus compañeros de viaje en ese barco que admite a cualquier neofascista con sólo que invoque el nombre de algún prócer o que adorne su discurso con todos los vocablos políticamente correctos extraídos del manual del socialismo del siglo veintiuno.

Vergüenza debería darles. Pero como diría el genial Umberto Eco, acusan una total ausencia de verecundia.

12 comentarios:

  1. Excelente post compañero forista.

    Izquierda de filtro le diría yo, que perciben únicamente lo que les conviene. Quizás tontos útiles como les dijo usted.
    Pero yo recordaría aquella frase de Pepe Figueres: "Es muy triste ser tonto útil, pero más triste es ser como muchos un tonto inútil." ¿No le parece que esto se acomoda a esa seudo izquierda?

    ResponderEliminar
  2. Estos no son problemas solo de la "izquierda", también de la "derecha". El gran problemas es ver el mundo como una división izquierda-derecha ya que los izquierdistas denuncian lo malo de los derechistas, ignorando los pecados de los llamados izquierdistas, y los derechistas hacen lo inverso, creando las contradicciones de las que te quejas.
    Para resolver estas contradicciones no se tiene que pensar en un mundo de izquierda-derecha, sino en un mundo prodemocrático-pacifista vs fascista-guerrerista. Con una esa división del mundo, se puede criticar a Chávez, Micheletti, ETA, Irán y el resto que mencionas por atacar la democracia y promover la guerra, sin tomar en cuenta que sean de izquierda, derecha o ambidiestros.

    ResponderEliminar
  3. Su comentarios haserta a mi criteio en algunos casos. Pues la violencia nos lleva a mas de lo mismo. Con lo de Chaves, todo pueblo tiene derecho a elegir su propio govierno. El mundo es tan pequeño que hemos hecho de el reynatos, paices o provincias que no sirven de nada y solo se alimentan a una serdada de politicos prostitutos que se venden al mejor postor. Asi como lo hacen periodistas y medios de comunicacion masivos. Con lo que no estoy de cuedo es que potencias como los EE.UU. por cuidar sus traceros e intereces, nomas provocan a nuestra pobre y ya maltratada sociedad; y es por eso mismo que el pueblo esta harto de tanta desigualdad. Cuando aparece uno de los nuestros con la intencion de hacer por el pueblo lo que todos han ignorado por cientos de años y lo tratan de terrorista, traficante, cuando desgraciadamente en el vendito pais que yo mismo vivo que es los EE.UU. Es el consumidor numero uno de la susbtancia proivida e importador numero una del mismo producto y de muchas otras cosas mas. Por lo que conosco y entiendo de Colombia tambien es el exportador numero uno de la tal substancia. Asi que no se quieran lavar las manos, ni uno ni el otro de puras habladerias, que en nada soluciona los hechos de los pueblos nuestros. En Centro America todos los casos de armamento civil que se dieron entre los años 50's hasta los 90's y que se biene dando en nuestra querida Honduras estos dias, es solo producto de unos cuantos con intereces de poder, y seguir jodiendo a nuestra pueblo. Y tienen miedo de no poder seguir mando leche del cabrito que los mantenia. Queriendo asi a punta de rifles no actulizados asustar a nuestra gente y mantenerlos sometidos. Esta es mi humilde opinion: Calos - "Chapincito" en Twitter y Facebook.
    No me jusguen por mi ortografia pues no soy redactador profesional, solo un aficionado de la libre expresion

    ResponderEliminar
  4. Desgraciadamente la izquierda se acabo cuando empezamos a querer vivir como ricos en un país de pobres.
    preferiremos un celular nuevo, que un buen almuerzo...

    ResponderEliminar
  5. Ciertamente, parece un problema que comparte toda la humanidad. Vemos la paja en el ojo ajeno y somos ciegos a la viga en el propio. Claro, se les nota más a los "rojillos". Sino, agarre y lea el Semanario... que por cierto, alguien decía que era tan "vehemente" para equilibrar la oferta mediática, pero como yo siempre digo, en periodismo, dos extremismos, aunque sean de distinto signo, solo aumentan el extremismo, nunca lo compensan... (es algo así como la desviación estándar, jajajaja).

    Lo que yo me pregunto es cuando se acabó la izquierda que vos decís, porque yo nunca la ví... y eso que pasé por la UCR a principios de los 80's... ya para entonces no existía... (¿no será un unicornio azul?)

    ResponderEliminar
  6. Bienvenidos a todos los "nuevos" comentaristas por estos rumbos, es un honor contar con su presencia!!!

    Gavilanazo: Muchas gracias por su comentario y, en cuanto a su pregunta, la respuesta es un rotundo SI. Debe de ser nuy triste ser un tonto inútil...

    Edivimo: estamos casi totalmente de acuerdo. No es un problema exclusivo de la izquierda, pero es la izquierda la que actúa como si tuviera una cierta superioridad moral sobre el resto de los mortales, y por ello este "reclamo".

    Chapincito, detrás de toda la política, y sin que la política internacional sea la excepción, se esconden muy oscuros intereses. De eso no me cabe la menor duda.

    Conoche, yo no creo que lo que describís sea lo que ha provocado el fin de la izquierda. De hecho, izquierda sigue existiendo. Pero desde que desapareció la Unión Soviética y China adoptó políticas económicas de mercado, la izquierda democrática perdió el rumbo y sobre todo perdió esos puntos de comparación que los hacían comportarse de una manera más decente. Como que el vacío que se creó en la izquierda extrema terminó absorbiendo a la izquierda moderada, que ahora anda como tonta sin mama...

    Terox, totalmente de acuerdo con tu observación de que en comunicación, un extremismo no neutraliza al otro, sino más bien exacerban el extremismo. Esa izquierda que yo menciono existía en nuestra época universitaria (veo que somos contemporáneos). Lo que pasa es que yo no me refería ni a los de Vanguardia Popular, ni a los de Pueblo Unido, ni al pasquín ese que se hace llamar Semanario Universitarios. Me refería justamente a una izquierda democrática que no paraba mientes al criticar por igual los extremismos de derecha que los de izquierda. Y de eso aún quedaba algo en Costa Rica en lá década de los 80s, ¿no te parece?

    ResponderEliminar
  7. Pues Dean, que le dire, si había izquierda más objetiva, como esa que ud describe, yo nunca me la encontré...

    ResponderEliminar
  8. ¿Será que yo en mi idealismo juvenil de aquella época así lo veía? No se, me parece que cuando en Costa Rica había algo que se valía llamar socialdemocracia, esa izquierda moderada se comportaba de una manera muy diferente a lo que hace hoy cualquier movimiento de izquierda, desde el más moderado hasta el más extremista...

    ResponderEliminar
  9. Mae, la hipocresia de estos izquierdosos no tiene limite, es claro que no buscan igualdad, sino igualar a los que tienen más con el pueblo, para dejarse ellos todo ese dinero injusto en sus bolsas..

    Yo en lo personal trato de no seguir ninguna ideologia porque te vuelve ciego, prefiero que mi cerebro vaya encontrando su propio camino y respuestas en libertad.

    Saludos.

    PD. Mae, quita la verificacion de palabra.

    Excelente Post, por algo todavia te menciono cuando me preguntan x blogs favoritos.

    ResponderEliminar
  10. me gusto el post, esta cargado de ralidad, de denuncia que incomoda al que poco a poco encontro su huequito y ahi hizo nido, sin necesidad de pensar, de trabajar o mantener al menos su lucha moral.

    Al final el mundo es de unos pocos, los demas somos espectadores anonadados de como pueden cambiar las cosas de un dia para otro. COmo llegan al poder en estas epocas personas como Chavez y se vuelven eternas por que no hay lucha ni presion, no hay sentido comun!!!!...

    Muy bueno el post de verdad men, para comentarlo todo el dia pero lamentablemente ahi viene mi jefe jejeje

    SAludos

    ResponderEliminar
  11. Lo que pasa es que la gente no quiere aceptar que en algun momento Costa Rica fue un país de izquierda, eso que llamaron Social Democracia en realidad yo siempre lo consideré una izquierda moderada solo que nunca quisieron verlo así. Hasta ese momento casi que ningun país hizo lo que Costa Rica logró como democracia tanto el acceso a salud como educación.

    Yo creo que la gente ve antagonica la izquierda a la democracia cuando en realidad creo que el opuesto de democracia es la dictadura.

    Precisamente Social Democracia une ambos cosas el ideal socialista y el ideal democrata es decir que separa la idea de socialismo = socialismo + dictadura.

    Que los ticos no tengamos clara esa diferencia hace que creamos que nunca hemos sido un país con ideas de izquierda.

    Con respecto al post es notorio que toda la izquierda que mencionas (no me consta que así sea con Semanario Universidad) tiene intereses que defender y ya no les interesa el interes colectivo.

    ResponderEliminar
  12. H3dicho, muchas gracias, mae, me siento halagado. Por cierto, ¿cómo se quita la vara esa de la verificación?

    Andrés, mae, dígale a su jefe que si no lo deja bloggear en paz le echamos a Hugo Chávez para que le nacionalice esa vara... jejeje.

    Gartuz, a esa izquierda exactamente es a la que me refiero. ¿Desapareció? ¿Se acomodó? ¿Dónde está esa izquierda verdaderamente democrática que, aunque uno sea de otras preferencias o ideologías, al menos es posible reconocerles buenas obras y no asusta la posibilidad de que llegue al poder?

    ResponderEliminar