jueves, 16 de septiembre de 2010

C.S. Herediano: la pulpería del futbol nacional

Como saprissista empedernido - mas no envenenado - siempre he considerado que nuestro gran rival en el futbol nacional es la Liga Deportiva Alajuelense. Es el rival a vencer, aquel que cuando se le gana un clásico - más si es en el Morera - se celebra más que el propio campeonato. Pero Alajuela es un equipo al que siempre he respetado; cuando juega en el extranjero lo he apoyado, entendiendo que en alguna medida representa al país. Con Herediano la historia es completamente diferente. El C.S. Herediano - como organización - se me antoja despreciable, indigna de mi respeto, únicamente merecedora de mi lástima que es, para mi, lo peor que puedo sentir por alguien. Ya en una ocasión en este blog lo tildamos de pulpería metida a supermercado pero manejada con criterio de pulpería. Esta semana, el Herediano se hundió aún más en los abismos de mi desprecio.


La telenovela del despido y recontratación en 24 horas del técnico Orlando de León no hubiera pasado de ser eso, una telenovela venezolana de media estrella, de no ser por la situación actual del C.S. Herediano, su hasta ahora fracasada "privatización", y la posible participación en este episodio del futuro asistente del nuevo entrenador de nuestra Selección Nacional. Vamos por partes

Heredia no ha salido campeón desde hace 18 años. Oscar Arias aún exhibía la lozanía propia de su juventud, Rafael Ángel Calderón era Presidente y no Imputado, y un tercio de los costarricenses actuales no habían nacido. En las últimas dos décadas, este equipo ha sido una calamidad ambulante. El año pasado trajeron a don Orlando de León, cuando el equipo estaba en último lugar, y él los llevó a clasificar a segunda ronda. Este año, con nuevos jugadores, algo de suerte y supongo también que de planificación, el Herediano estaba teniendo un desempeño bastante razonable en el campeonato nacional. Hasta hace 2 semanas, se disputaba con la Liga el primer lugar general. Luego ha tenido un bache, normal para la mayoría de los equipos, y se ha alejado algo de ese primer lugar, pero sigue teniendo su clasificación casi asegurada. Y no como mi amado Saprissa, peleándola en sexto lugar, sino en segundo o tercero. Ese bache es en parte atribuible al momento en que el equipo perdió a 5 titulares entre expulsiones (algunas culpa de un árbitro que no debería ni pitar en canchas abiertas), lesionados y convocados a la Selección. El agradecimiento de la dirigencia herediana a la labor del entrenador fue despedirlo, y de la manera más fea posible. Una organización que no sabe reconocer ni agradecer a su entrenador el buen desempeño de su equipo, es merecedora únicamente de desprecio.

Que don Jorge Blen, doña Roxi Blen, y don Carlos Salas Blen no saben nada de futbol, ha resultado evidente desde que asumieron la administración de ese equipo. Y eso para no hablar de don Mario Sotela Blen, el que se cagó en Liberia y ahora pretende hacer lo mismo con el Herediano metiéndole a la fuerza un entrenador argentino de medio pelo. Pero la pregunta seria que todos debemos de formularnos es cuál fue la participación de don Jafet Soto, Gerente Deportivo del Herediano, en esta telenovela. No que en lo personal me importe un bledo lo que pase con el Herediano; ese no es el fin de hacernos la pregunta. Es que, como dije anteriormente, Jafet Soto fue nombrado como Asistente de La Volpe para nuestra Selección Nacional, y se supone que es el hombre en el equipo técnico de la Sele con buen conocimiento del ambiente futbolero nacional y que en eso asesorará a don Ricardo. Porque de futbol no tiene nada que enseñarle.

Camino a Sudáfrica 2010, nuestra selección fracasó porque el técnico (Kenton) perdió el control del camerino, o quizás nunca lo tuvo. Mucha payasada se ha hecho y dicho con respecto al liderazgo supuestamente negativo de Walter Centeno en ese camerino, pero a fin de cuentas, lo que afectó al equipo fue el mal manejo de su ambiente interno, y los rumores que empezaron a correr. Si Jafet Soto no tiene la madurez emocional para defender a un entrenador que, como el Sr. De León, demostró manejar bien el camerino y traducirlo en resultados positivos, ¿qué le espera a nuestra Selección Nacional? La Fedefutbol debería de investigar el papel de Jafet Soto en este triste episodio herediano, y decidir si esa es la persona que conviene tener hablándole al oído a don Ricardo LaVolpe.

4 comentarios:

  1. Y que me decís, Dean, de las declaraciones de don Orlando, que los dos días más tristes que había tenido en la vida eran cuando se murió su madre y cuando le cortaron el rabo en Heredia...

    Diay, tiene que tener mucha necesidad del puesto para prestarse a algo así...

    ResponderEliminar
  2. Buen punto, Terox. Ese mae no conoce el concepto de darse a respetar, y debe de tener la autoestima enterrada con los mineros en Chile...

    ResponderEliminar
  3. Para empezar como aficionado herediano me llama la atención leer a alguien que desprecie y hable de esta forma de Heredia porque normalmente este tipo de sentimientos se da entre morados y manudos y sería muy comprensible que alguno que otro brumoso piense así por la rivalidad que existe entre Heredia y Cartago.

    La historia de Heredia en los últimos 17 años ha sido lo mismo: desde que don Isaac Sasso se fue de la presidencia, el equipo ha dado palos de ciego a nivel económico, de organización y lo más triste a nivel deportivo convirtiéndose en el hazmerreír del fútbol nacional primero cediendo el primer lugar en cuanto a títulos nacionales y luego quedando eliminado en situaciones inverosímiles de las fases finales de campeonato y perdiendo títulos en definiciones donde llegaba como máximo favorito.

    Producto de ese mal manejo el equipo estuvo -al igual que Saprissa en su oportunidad- a punto de desaparecer y no se puede negar que gracias a la inversión que hizo esa familia es que el equipo todavía está en la Primera División. Sin embargo, estoy de acuerdo con vos cuando decís que los Blen/Salas/Sotela no saben nada de fútbol y pienso que lo que les ha faltado a estas personas es humildad para aceptarlo y aceptar que requieren de gente que los asesore a nivel deportivo y por eso, a diferencia de los morados que resurgieron deportivamente al ser comprados por Vergara, el equipo no ha logrado tener éxitos deportivos que terminen con esa racha negativa y que cada vez más va minando el sentimiento de los aficionados. Esa ignorancia se ha manifestado en muchas de las decisiones que se han tomado en los últimos meses en especial con el manejo de los jugadores que se fueron y llegaron al equipo. Y por supuesto con la injusticia que cometieron con el técnico esta semana cuando lo despidieron sin ninguna justificación deportiva sino que se hablaba de que ya ese puesto tenía tiempo de tener al argentino Giuntini como sucesor.


    Con don Orlando de León por más que se le critique que no tiene dignidad y no sé qué cosas más, tiene que ver más con el cariño que siempre le ha demostrado a la institución y que ahora es muy difícil de ver en el fútbol nacional. Por eso lo aceptó regresar y porque tiene el gran deseo de ser campeón con Heredia (cosa que veo difícil si los jugadores no colaboran como ha pasado tantas veces en el pasado) y además él mismo dijo que cuando hablaron de echarlo en la segunda o tercera jornada del campeonato el que intercedió por él fue justamente el otro blanco de este post Jafet Soto y por eso se quedó. En esta ocasión (y sin tener forma de probarlo porque lo digo con base en lo que se ha hablado en radio y TV) parece ser que los administradores del equipo tomaron la decisión sin escuchar criterio de nadie -Soto incluido- y solo volvieron atrás porque la afición se manifestó y porque el argentino no quería tomar un equipo al que iba a llegar con un ambiente negativo. No puedo meter las manos al fuego por Jafet Soto pero yo no creo que él tenga la culpa de lo que pasó con De León y más bien al igual que muchas otras personas que están cerca de la administración está atado de manos cuando esa familia tiene alguna salida como la de esta semana.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenido, Marcos, y gracias por su comentario. Tal vez no me expliqué bien, pero justamente mi desprecio por Heredia es por la lastimera organización que tiene, ni siquiera digna de un equipo de canchas abiertas. En lo deportivo, como lo dije, la rivalidad es con la Liga, pero al menos en mi caso, en el marco del respeto a un digno y difícil rival.

    Concuerdo plenamente con tu comentario de la familia Blen/Salas/Sotela. No solo no saben nada de futbol, como lo dije, sino que no aceptan hacerse asesorar por gente que si lo sabe, como vos lo dijiste.

    En cuanto a Jafet Soto, yo únicamente lancé la pregunta. En honor a la verdad no sé que participación tuvo en todo esto, pero los medios de comunicación publoicaron que fue él quien le anunció la decisión del equipo a De León. Si es como vos dijiste, que "la familia" tomó la decisión sin consultar a nadie (incluido Jafet), entonces yo no tendría problema con que siga con la Sele. Pero para eso es que "pido" la investigación.

    ResponderEliminar