miércoles, 23 de noviembre de 2011

Mentirillas fiscales

En su afán por clavarnos con nuevos y mayores impuestos, algunos políticos, economistas, sociólogos y politólogos se han tomado la libertad de difundir una serie de “mentirillas inocentes” que les facilitan vendernos la idea de que lo patriótico es subir los impuestos, y que quienes nos oponemos no somos más que miembros o representantes de grupos de poder que defienden intereses específicos.  Permítasenos desenmascarar las principales “chanillas” que se han puesto de moda y que el público desconocedor repite como perico.


1.       La carga tributaria (CT) en Costa Rica ronda el 13% del PIB”.  Esta es la mentira primigenia, sobre la cual se argumenta la necesidad de crear nuevos impuestos.  NO ES CIERTO: la CT de Costa Rica NO es del 13%, ni de un porcentaje que se le asemeje.  Eso, más o menos, es lo que recauda Tributación Directa.  Sin embargo, comparar esa tasa con las de otros países que aparecen en publicaciones confiables es un grave error. En el cálculo de la CT de los países usualmente se incluyen todos los impuestos (nacionales, que son los que recauda Tributación en Costa Rica, así como los estatales, provinciales y municipales). Se incluyen también las cargas sociales, que en Costa Rica no son nada despreciables.  Por si fuera poco, otras fuentes de ingresos que tiene el Estado costarricense no están incluidas en el 13%, tales como las tasas que cobran el INVU, ICT, IDA, IFAM, PANI, ARESEP, etc. – que no deben de ser confundidas con los ingresos por venta de bienes y servicios como en los casos del ICE y de RECOPE. De acuerdo con un estudio de la Contraloría General de la República citado hace unos meses por Juan Carlos Hidalgo, la carga tributaria efectiva fue del 23,1% en 2008, y bajó a 21,7% en el 2009 a raíz de la crisis económica.  Para esos mismos años, el FMI reporta para nuestro país una CT muy similar a la estimada por la CGR, del 23.4% y 22.26% respectivamente.

2.       Es necesario aumentar la CT para alcanzar el desarrollo, porque los países desarrollados tienen CTs más altas”.  Profesionales supuestamente serios pretenden hacernos creer que existe una relación de causalidad (no de mera casualidad) entre mayores cargas impositivas y mayor desarrollo. La realidad, según cifras del Fondo Monetario Internacional para 2010,  es que Ecuador y Liberia tienen prácticamente la misma CT que Estados Unidos, Lesotho que Dinamarca, y Venezuela que Suiza; que la carga tributaria de Azerbaiyán es 52% mayor que la de Estados Unidos, y que la de Bahamas en el 2010 fue del 17.45% mientras que la de Costa Rica fue del 22.85%, a pesar de que el PIB per cápita de Bahamas es 2.4 veces el de Costa Rica.

3.       Hay que subir los impuestos porque la deuda pública costarricense está en niveles insostenibles”.  Según las cifras del FMI para el año 2010, la deuda pública (DP) costarricense alcanzó el 29.47% del PIB y para el 2011 se proyecta en 31.57%.  Siempre para el 2010, la DP fue del 7.60% en Chile, 35.65% en Colombia, 41.71% en Suecia, 44.19% en Dinamarca, 45.20% en México, 50% en Finlandia, 67.19% en Nicaragua, 76.12% en Israel, 84.19% en Francia, y 92.71% en Estados Unidos.  Más aún, en el año 2000 la DP de Costa Rica estaba en 39.98% del PIB, llegó a representar el 43.97% del PIB en el 2004, y descendió hasta el 25.98% en el 2008, momento a partir del cual empezó nuevamente a crecer para situarse en el ya mencionado 29.47% en el 2010 (fuente: FMI). Con esta lluvia de cifras demuestro que la deuda pública costarricense está en un nivel relativamente bajo en comparación con otros países, pero además está cerca de su nivel más bajo de los últimos 12 años.

4.       Es necesario subir los impuestos para mantener nuestro Estado solidario”.   La pregunta es cuál es ese Estado solidario que los subeimpuestos quieren conservar. ¿Se referirán al Estado solidario que no ha logrado en más de 20 años reducir el porcentaje de familias viviendo en condiciones de pobreza?  ¿O se referirán más bien al Estado solidario cuya planilla aumentó en casi un 40% entre 2009 y 2010, aumento que representó un 8% del PIB? ¿Es ese el Estado solidario que queremos mantener a punta de impuestos crecientes?

La realidad, señoras y señores, es que quienes defienden intereses particulares son justamente quienes promueven el aumento de los impuestos.  Son el montón de chupasangres que viven a expensas de los contribuyentes, disfrutando de insólitos beneficios consagrados en convenciones colectivas, incrementos salariales por equiparación, incrementos salariales por inflación, vacaciones profilácticas, etc., y que nada hacen por mejorar el nivel de vida de los costarricenses.  Ellos, y los políticos que los emplean para asegurarse su voto cada 4 años. Es hora de parar esta payasada.

3 comentarios:

  1. Puta Dean, ¿no querés ser diputado? ¿o ya fuiste? Mae, nadie expone estas varas tan claramente... deberían hacerse debates en Telenoticias, pero con gente que tenga las ideas claras...

    ResponderEliminar
  2. Vos lo has dicho, Terox, no quiero ser diputado - ni lo he sido (¿acaso has oído a un diputado hablar de esta manera?).

    Lamentablemente los medios de comunicación en este país se mueven al ritmo que les marca el gobierno. Eso no quiere decir que siempre estén de acuerdo con el gobierno, sino que los medios no andan buscando la noticia. Lo que hacen es esperar a que el gobierno saque a relucir un tema para reportarlo.

    Ellos no se andan fijando en lo que decimos en el ciberespacio, a menos de que sean cosas muy puntuales como las valientes denuncias que hace el Chamuko. Pero cuando de análisis sesudo y concienzudo se trata, es como si las redes sociales no existieran para los medios (ni mucho menos para el gobierno). Ni siquiera Amelia Rueda, tan activa en las redes, se da cuenta de lo que se está diciendo más allá de sus narices. Entonces, en TN7 nunca vas a ver un debate con estos argumentos, porque si no publicás una columna en LN ni siquiera te van a considerar como candidato para entrevista!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy didactico, muchas gracias.

    ResponderEliminar