miércoles, 11 de abril de 2012

El chorizo: alimento para pericos

Mucho tiempo ha pasado desde la última vez que me senté a escribir para este blog, tiempo muy convulso en el mundillo político de nuestro país. Haciendo un resumen al estilo de Billy Joel, y sin entrar a hablar del circo fiscal, para lo cual ya habrá tiempo, la canción iría más o menos así: cambio fraudulento de cheques de campaña del PLN, cobro al TSE de seminarios inexistentes del ML, entrabamiento absoluto de la Asamblea Legislativa, declaratoria de secreto de las discusiones de la comisión legislativa que tiene que decidir si se levanta la inmunidad al diputado Jorge Angulo, amenaza de Ottón Solís de acabar con la alianza anti-PLN, nombramiento de gerente médico en la CCSS que figuraba como moroso con dicha institución, proyecto de ley de inmunidad permanente a los funcionarios públicos, evasión de impuestos por parte del Ministro de Hacienda y de su esposa, autorización de la Contraloría a los contratos por doquier de la esposa del Ministro de Hacienda con diferentes instituciones del Estado, que no renuncia el Ministro, que finalmente si renuncia, “olvido” de pago de impuestos por parte del Director General de Tributación Directa, renuncia inmediata del Director de Tributación, alquiler fraudulento de hotel a la campaña del PLN, y la más reciente, invitación a ferreterías a participar en licitación para asesoría de imagen y estrategia de comunicación en RECOPE.  Aunque tiempo no me sobra, llegó la hora de que algo diga al respecto porque, como bien me dijo el otro día mi amigo Diego el che – no confundir con Marcelo, otro amigo che – el que calla otorga. 



Que Fernando Herrero debió renunciar inmediatamente era evidente para todo el mundo menos para él y para una Presidenta desubicada y asesorada por la esposa del susodicho. Un poco más de esa firmeza pregonada en campaña le hubiera ahorrado a doña Laura un buen poco de desgaste.  No hay nadie indispensable ni  labor tan buena que justifique la incongruencia moral de tener a un evasor al frente del esfuerzo fiscal de un gobierno. Pero sobre esto ya muchos han escrito y hablado, así que no abundaré en el tema. 

Lo que no puede pasarse por alto un liberal como Dean CóRnito, es cómo la publicación de La Nación – valiente e impactante como fue – violentó la privacidad de la información fiscal que se supone tutela la ley.  Es que hoy se ha usado dicha información para un objetivo noble y correcto, pero ya nada impide que en el futuro otros obtengan acceso a información fiscal de terceros y la utilicen para fines menos loables.  Solo para citar un ejemplo, podemos pensar en un  empresario que obtenga acceso al expediente fiscal de una empresa competidora – por ejemplo sus declaraciones D-151 – no para delatar una posible evasión, sino para descubrir los “secretos industriales”  que suponen la base del éxito del competidor.

Pero la gota que colmó el vaso de la paciencia de Dean CóRnito fue la desfachatez con que se adjudicó en RECOPE un contrato millonario a doña Flor Isabel Rodríguez, esposa del hasta la semana pasada Ministro de Hacienda y a la sazón asesora de comunicación e imagen de la Presidenta Laura Chinchilla.  A juzgar por las cartas de recomendación adjuntadas en su oferta, esta señora tenía el monopolio de la asesoría de imagen y/o comunicación con el Estado costarricense durante la Administración Chinchilla, con el visto bueno de la Contraloría. Pero las cartas de recomendación no son el punto, ni entiendo a quienes se detienen en ellas como si algo hubiera de incorrecto o inmoral en recomendar a un profesional con el que se ha tenido una buena experiencia laboral.  El meollo del asunto está en cómo RECOPE publica un concurso abreviado para contratar una asesoría de imagen, e invita a participar a tres empresas proveedorasde materiales de construcción.  Así es como se organiza un concurso en el sector público para adjudicarlo por default a la empresa de un amigo que está al tanto de la jugada y que por eso resulta ser el único oferente, aunque no estuviera entre los convidados de piedra. 

Que la empresa de la Sra. Rodríguez estaba sobre la jugada resulta evidente a partir de la prueba aportada por La Nación: el concurso se publicó el 9 de agosto de 2011, y las cartas de recomendación aportadas por la oferente fueron fechadas 4 días antes. Y como la señora es clarividente además de asesora extraordinaire de imagen, sus “recomendantes” dirigieron las cartas a RECOPE, a pesar de que no existía concurso publicado en ese momento.

Más inverosímiles, y ofensivas para la inteligencia del pueblo costarricense, resultan las explicaciones del Presidente Ejecutivo de RECOPE, don Jorge Villalobos Clare, quien por dignidad debiera ser el próximo jerarca en renunciar a su puesto.  Según don Jorge, la invitación a las empresas ferreteras fue producto de un error humano,  lo cual es ciertamente posible. Sin embargo, dice don Jorge que el concurso se publicó primero el 3 de agosto, y como no hubo oferentes se volvió a publicar el 9 de agosto, con un período de tan solo un día para presentar ofertas. Lo curioso es que el “error humano” se repitió en la supuesta segunda publicación, y nuevamente fueron invitados tres suplidores de materiales de construcción. Y digo supuesta segunda publicación, porque según informa La Nación, no consta en el expediente del concurso ninguna información relativa a esa primera publicación que menciona don Jorge. Más curioso todavía es que doña Flor Isabel, que no sabía nada del concurso de RECOPE y fue oferente única por obra y gracia del Señor, justamente entrara a la página web de dicha institución el mismo día 9 de agosto, y con sus múltiples otras ocupaciones, tuviera todavía tiempo para preparar su oferta para lo cual solo había un día de plazo.

Que don Jorge Villalobos pretenda que el pueblo tico se trague esa yuca cruda, habla muchísimo más de él que del propio pueblo, que de tonto no tiene un pelo. Otros defectos tiene el tico, y en este blog los hemos desnudado en más de una ocasión. Pero tonto no es.

Un tema preocupante es cómo el círculo de la corrupción se va cerrando alrededor de la señora Presidenta.  Quiero dejar claro que sigo creyendo en la honestidad de doña Laura. Pero cuando uno de los diputados que se mantuvo más cercano a ella durante la campaña se ve involucrado primero en el escándalo del cobro fraudulento de cheques, y ahora en el alquiler fraudulento de un hotel para establecer un club de campaña que nunca operó; cuando su Ministro de Hacienda y punta de lanza del “proyecto estrella” (ahora estrellado) de la Administración Chinchilla se exhibe como el primer evasor de la República, y cuando una de sus más cercanas asesoras no solo no reporta al fisco varias decenas de millones de colones de ingresos, sino que se vale de las más rancias triquiñuelas para seguir llenándose de contratos, el mosquero revolotea demasiado cerca de su despacho como para ignorarlo. Lamentablemente su falta de firmeza y hasta mutismo como estrategia para enfrentar todas estas situaciones dejan mucho que desear.

Todo esto que está sucediendo es sintomático de algo más grande que hay por detrás, y es el ejercicio continuado del poder sin una oposición efectiva.  El poder corrompe, y entre más tiempo se sostiene, mayor es la posibilidad de incurrir en actos deshonestos. Esto que observamos hoy en día no es obra de la casualidad ni de la acuciosidad del equipo investigativo de La Nación.  A los periodistas les resulta ahora más fácil descubrir el chorizo, porque cada día huele más feo y los corruptos lo hacen con mayor desenfado, lo cual es producto del ejercicio continuado del poder sin contrapesos efectivos.  La razón del éxito del PLN como partido es que se preocupa de “tener bien” a sus figuras.  Cuando no están en el poder, le consiguen becas o trabajos en organismos internacionales a todo el mundo. Y cuando están en el poder, se aseguran de adjudicar todos los contratos necesarios a sus amigos, sin cuidar ni siquiera las formas.  Para eso son especialistas, porque saben que los pericos se alimentan mejor del chorizo.

10 comentarios:

  1. La pregunta es: ¿para qué putas sirve la Contraloría? (Y todos los contralores a lo largo y ancho de todo el gobierno). Sale tan caro, no solo por lo que cuestan tantos botellones, sino por lo que enredan los procesos, para que al final el chorizo se siga haciendo como si nada... ¿por qué llaman a la contralora (será que hace falta una "contraperico") a la Asamblea para cuestionarla? A lo mejor así se pellizca... e igual, más de un contralor debería ir renunciando... a fin de cuentas ellos están para cuidar esas cosas... ¿no les da vergüenza?

    Ahora si estamos avíaos... ya no es cambio de aceite o echarle un aditivo... mínimo un overhaul, cuidado si no un cambio de motor...

    Por lo menos la Sala IV devolvió el gol en la raya... y de feria sale Ottón Solís criticandola porque defiende "los intereses de los poderosos". O sea, siempre que no están de acuerdo con él, tiene que ser por corruptos... esa noticia por lo menos medio alegró el día... pero algo me dice que no nos va a durar mucho la contentera... a saber que saldrá en el periódico del viernes... ya no es lo duro sino lo tupido...

    Ya no es que no haya Santo en qué persignarse, sino que se robaron las alcancías... para el 2014 solo le pondría el dedo a Macaya... a ver si acaso no sale güero y se le planta a Ottón...

    ResponderEliminar
  2. Volvemos al tema de siempre, Terox, el problema es que la Contralora fue escogida a dedo en la anterior administración para facilitarle la labor a OAS y proteger a los amigos. La CGR no está en nada, y lleva año de no estarlo. ¿Cuándo has visto vos que sea la CGR la que detecte un choricito de estos? Y eso que con las declaraciones que tienen que presentar los funcionarios públicos cada año a la CGR, tienen toda la información necesaria para empezar a hacer cruces con Tributación, la CCSS, Registro de la Propiedad, etc. No lo hacen, pero para emitir pronunciamientos idiotas son los primeros en la fila!!!

    ResponderEliminar
  3. Mae, pero vea la oposición... nunca se acuerdan de que hay una Contraloría... es como si no tuviera ninguna responsabilidad...

    ResponderEliminar
  4. A eso me refiero, Terox, cuando hablo de la falta de contrapesos. La oposición no sirve para nada. La Contraloría es una alfombra. Por eso solo la prensa destapa estas cosas...

    ResponderEliminar
  5. No sea tan auoflagelante don Dean. Y dejemos de ser tan cínicos. Hay uqe dejar de mirarse el ombligo y mirar ma´s allá de las fronteras para poner las cosas en perspectiva. Por ejemplo, hablando de diputados que luchan por su inmnidad, déjeme darle el caso reciente de un parlamentario que está acusado de utilizar la tarjeta de crédito del sindicato que dirigía antes de ser parlamentario, con el objeto de comprar los servicios de prostitutas. Dicho parlamentario está siendo protegido a capa y espada por su gobierno, dado que si se ve obligado a renunciar, o lo encuentran culpable por un delito de pena de 1 año o más de cárcel, debería dejar su curul, y el Gobierno pierde mayoría. Es una república bananera me dice usted? Pues no. Resulta que dicho caso está sucediendo en Australia, con el congresista llamado Craig Thomson. Si como digo aún si lo encuentran cuplable y la pena es menro a un año el Sr. Thomson puede quedar en su curul, muy lirondo. Los políticos de Bélgica son legandrios por su corrupción, al pedir mordidas pro contratos de compra de armamentos.

    Todos esos caso deben hacernos bien los problemas que tenemso con adecuada perspectiva. La Contraloría actúa con bastante indpendencia y no es títere de Presidentes, como demuestra su llamada de atención en el caso BCIE. Y pensar gastar mucho tiempo en un contrato "millonario" de devalaudos 17 millones de colones de verdad que es poco serio.

    Si esos son los escádnalos de corrupción que el país tiene, pues, yo digo honestamente que no estamos tan mal. En torls lugares es mucho peor. Es cierto que "mal de muchos consuelo de tontos" pero la postura contraria exagerada sin poner las cosas en su justa perspectiva simplemente alimenta el cinismo y no es buena ayuda para solucionar los problemas del país.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué lamentable cuando como único ó último argumento para defender a los amigos o justificar el color político, una persona debe de acudir al relativismo moral! Don Jorge: la muchachita está embarazada o no lo está. No existe un poquito embarazada. Si bien es cierto los 17 milloncitos son una gota en el océano del gasto público, aquí no estamos hablando de reducción del déficit fiscal, sino de eliminar el déficit moral en la función pública.

    Lo relevante en este caso de RECOPE no es ni el monto ni las cartas de recomendación, sino la desfachatez con que se saca un concurso público completamente amañado, invitando a 3 carnicerías a participar en el concurso nacional de orquídeas...

    Lo relevante para el escenario nacional es que esta contratación de pinches 17 milloncitos es nada más la punta de un iceberg que no sabemos cuándo hundirá el barco, porque no son solo los 17 milloncitos, sino la lista incompleta que cité en el primer párrafo del artículo, que son solo los "escandalitos" acumulados en los últimos 2 meses y medio. Es decir, lo de Procesos y RECOPE es parte de un modus operandi que eventualmente podría revelarnos embutidos de mayor envergadura.

    Por último, don Jorge, el cinismo imperante en el ambietne nacional no es culpa de quienes pensamos que la corrupción está mal, sino de una argolla de amiguitos y amigotes que se confabulan para llegar al poder a servirse con cuchara grande.

    ResponderEliminar
  7. Y no es cierto que hay una Contraloría Interna en cada institución? Y no es un sólo contralor, sino varias personas... eso sale muy caro para que no hagan nada... esos están ahí precisamente para detener los penales de 17 millones... los de 17 mil supuestamente los paran en La Sabana... supuestamente...

    ResponderEliminar
  8. Supuestamente, Terox, supuestamente!!!

    Habiendo estado varios años en el sector público te puedo decir que, con contadas y honrosas excepciones, los Auditores Internos son parte o le hacen al juego político dentro de sus respectivas instituciones.

    ResponderEliminar
  9. Dean, Siempre le leo y le esperaba de regreso. Sus entradas son acertados y directas y motivan a la reflexion. Hoy, descubrir los hechos de corrupcion tan frecuentes, ya no representan una habilidad, virtud ni olfato investigativo, describirlos tampoco es gran merito, mas bien no notarlos o disimularlos o relativizarlos si parece ser un trastorno optico o emocional o fundamental... sin embargo explorar y develar por donde uno cree que esta la raiz del asunto; aunque no se llegue completamente a la raiz para mi tiene mas valor e importancia.
    Pienso ademas, que el costo de ese "humanisimo error humano" de Villalobos y Donna Flor mas los costos de otros muchos "posibles o supuestos errorcitos" que hoy podrian estar por debajo de esa puntita visible del iceberg finalmente son diluidos y "lavados" en las formulitas que dan como resultado aumentos continuos en el precio de la gasolina que pagamos todos o en la bomba o en el bus.

    ResponderEliminar