jueves, 26 de septiembre de 2013

Mi lectura de las encuestas

Esta semana han aparecido dos encuestas de intención de voto que presentan resultados muy similares entre si: la primera, de Unimer para La Nación, y la segunda, de CID-Gallup para La República. Aquí les presento mi lectura de los resultados de dichas encuestas, que es algo diferente a lo que he podido leer en medios de comunicación, blogs y diversos perfiles de Facebook.

1. No se ilusione; Johnny Araya no está estancado. Johnny Araya tiene un piso de entre 25% y 30%, que son los "liberacionistas duros" que van a votar por el PLN aunque postulen a un ayote a la Presidencia. Una vez iniciada la campaña, debería de poder subir. La gran pregunta es si logra llegar al 40% del voto para ganar en primera ronda. No olvidemos que las cifras de las encuestas hablan del porcentaje de la muestra que manifiesta su intención de voto por un candidato X.  Si extrapolamos y asumimos un 30% de abstencionismo, Johnny Araya únicamente necesitaría el apoyo del 28% del padrón electoral para llegar al umbral del 40% del voto total.

2. El Dr. Hernández lo tiene todo para crecer: lo conoce menos del 30% de la población, pero entre quienes lo conocen, el 72% tiene opiniones favorables de él. Eso es extraordinariamente alto.  Si hace una buena campaña, podría dar la sorpresa y forzar una segunda ronda. Eso, siempre y cuando los escándalos de los expresidentes del PUSC hayan finalmente dejado de ser el lastre que ha mantenido al PUSC en el bajo fondo de las preferencias electorales desde el 2006, y que el candidato salga del autoencierro en el que se ha mantenido en las últimas semanas, en que no ha sido visto ni escuchado.

3. El Frente Amplio y el Libertario no pasan de donde están: representan los dos extremos del espectro político y no tienen mucho para dónde coger.  El Libertario probablemente se desplome una vez iniciada la campaña y arrecien los ataques que con seguridad recibirá Otto Guevara (entre otras cosas, por el manejo de las finanzas de su partido durante las últimas elecciones). El FA podría mantenerse donde está en términos de intención de voto, lo cual sería mérito casi exclusivo de José María Villalta, que ha hecho una labor legislativa muy reconocida por la juventud y los sectores de izquierda del país.  Y con ese porcentaje, cuidado y no saca entre 4 y 6 diputados, todo un éxito para la agrupación.

4. No se repartan nada mientras el Monstruo respire. El PAC siempre ha empezado las campañas con apoyos mínimos en las encuestas. A diferencia del PLN, los "pacquistas duros" son los 20.000 pelagatos que votaron en sus dos últimas convenciones, pero en las nacionales han logrado obtener veinte y treinta veces esa cantidad de votos.  Con una buena campaña, el PAC puede llegar a crecer como la espuma, como sucedió en las dos últimas contiendas electorales. Sin embargo, Luis Guillermo Solís la tiene cuesta arriba. No es Ottón, nadie lo conoce (menos del 20%), y entre los pocos que lo conocen, la mitad tiene una percepción negativa de él. Es un tipo muy inteligente, que fácilmente podría barrer en los debates, pero en Costa Rica los debates lamentablemente no deciden nada. Como lo dije en un artículo anterior, Luis Guillermo Solís puede llegar a sufrir del "síndrome de Miguel Ángel Rodríguez" en sus primeras dos campañas: con su vocabulario de torre de marfil, difícilmente conectaría con el pueblo. En resumen, el PAC es el mayor enigma, y el único partido (y candidato) capaz de quitarle al Doctor del PUSC la medalla de plata.

Esta va a ser una campaña interesante. Todos los partidos le van a tirar duro a Liberación, pero además entre el Frente Amplio, el Movimiento Libertario, el PUSC y el PAC se van sacar todos los trapos sucios para tratar de ubicarse en el segundo lugar, con miras a una segunda vuelta. Los demás no cuentan.

9 comentarios:

  1. El Frente Amplio va a seguir creciendo. Que represente un extremo de la izquierda (y ni tan al extremo xq a su izquierda aún está el PT) no significa nada, por la sencilla razón de que la gente no sabe de ideología. De ese porcentaje tan amplio de indecisos, fácilmente un pedazo del pastel se puede inclinar por Villalta. La verdad es que el panorama electoral está demasiado inestable en este momento como para hacer predicciones masomenos certeras.

    Finalmente, creo que este artículo está un poco sesgado por la esperanza de su autor de que gane el PAC.

    ResponderEliminar
  2. Sr. Narinas, lo del Frente Amplio puede ser, porque en efecto todavía es muy temprano para predecir con certeza los resultados del proceso electoral (que formalmente ni siquiera ha iniciado). Pero yo creo que conforme empiecen a surgir videos de Villalta rindiendo tributo a Hugo Chávez o al Che Guevra, o cantando a todo galillo himnos del partido comunista, mucha de esa gente que usted dice que no sabe de ideologías va a salir espantada,


    Por otra parte, achacarle a este autor un deseo de que gane el PAC, ahí si que la voló. Léase un poco de artículos para atrás de los que he publicado en este blog, y se dará cuenta de su error.


    Insisto en algo que ya dije en Facebook. Una cosa son mis deseos y mis preferencias. Otra cosa es lo que veo e interpreto a partir de las cifras de las encuestas. Son dos cosas muy distintas. Que usted no sepa reconocer la diferencia, pues ese es problema suyo.

    ResponderEliminar
  3. Dean, yo no la veo tan halagüeña para Johnny... comparto tu opinión sobre la "base dura", pero lo veo muy, muy, pero muy difícil que suba de ahí. Han habido demasiadas tortas en manos de este gobierno y la mayoría de la gente está simplemente cansada. Si se animan a votar, es difícil que no escojan entre los otros candidatos. Y opino igual que vos con Villalta... aunque no crea, ese porcentajillo puede ser la diferencia entre una o dos rondas... y para Araya es vital que esto se vaya en primera ronda... en segunda no veo como pueda salir ganando...

    Por cierto, una cosa que nunca entendí son las alianzas extrañas de Araya con los diputados del Pase, Fishman y otros personajes políticos de escaso carisma... Esas alianzas me parecen un malísimo negocio para ambas partes...

    ResponderEliminar
  4. Terox, creo que estás en la línea correcta en cuanto a las posibilidades de crecimiento de Johnny Araya. Lo triste es que no necesita crecer mucho. Si hacés la regla de tres, con un abstencionismo del 30% tan solo necesita el apoyo del 28% del padrón electoral para alcanzar el 40% del voto. Y ya prácticamente lo tiene. La verdadera lucha de la oposición es por lograr disminuir el abstencionismo para evitar el 40% de Johnny, y forzar la segunda ronda, donde todo es posible: una "alianza" PUSC-PAC podría ganarle a Araya, pero con Ottón Solís de candidato a diputado en el primer lugar por San José, semejante alianza se ve imposible si no es Luis Guillermo el que obtiene el segundo lugar...


    Los apoyos que mencionás del PASE y Fishman a Araya son incomprensibles, excepto porque alguien le vendió la idea a Johnny de presentarse como el gran unificador, el único estadista con capacidad para integrar a diferentes segmentos de la sociedad en un proyecto político. Lo que pasa es que con esas adhesiones, todo lo que Johnny ganó fueron 5 votos: los 3 de los diputados del PASE, el de Fishman, y el de doña Aida. Y pare de contar.


    En todo caso, insisto, esta puede llegar a ser una campaña electoral interesantísima. Todo está en que la sacadera de trapos sucios entre los partidos de oposición no sea tanta que indisponga al indeciso. La oposición, aún dividida, tiene que preocuparse por sacar a la gente a votar y así disminuir el abstencionismo.

    ResponderEliminar
  5. Dean, pero aunque el 30% del padrón sea VERDE (cosa que habría que verificar) eso no significa que todos van a ir a votar, si fuera así, Johnny debería haber salido mucho más alto en la encuesta (esa gente sabe que va a votar). Yo creo que de hueso colorado, como los que vos decís que votan por cualquiera que le pongan en la papeleta, a lo sumo sería un 20% y con tendencia a la baja. Conozco muchos liberacionistas que ya están podridos (como diría Porcel) con tanta torta y tanto chorizo, y dudo mucho que le pongan el dedo al alcalde Diamante...

    ResponderEliminar
  6. Terox, pero fijate en la encuesta de CID-Gallup que linkié en el texto. De la muestra completa, Johnny sale con un 30%. De los decididos a votar, sale con un 48%. Por eso insisto en que Johnny no tiene necesidad de crecer mucho; lo que necesita es que el abstencionismo crezca..

    ResponderEliminar
  7. Sin embargo, ojo que más de dos tercios de esos "arayistas" dicen que podrían cambiar el voto... Eso no concuerda con la teoría del "hueso colorado"... Además, las intenciones no cuentan si esos votantes al final no salen realmente a poner el dedo...

    ResponderEliminar
  8. Si las elecciones fueran en Facebook seguro que ganaría Villalta, parece que tiene la preferencia de los asiduos a esta red social. Eso puede ser un termómetro para saber de dónde le vendrán los votos. Si creo que el Frente Amplio puede crecer porque hay mucha gente decepcionada que si votará y no lo harán por Liberación. Lo malo es que mucha gente votará por lo mismos de siempre por la creencia irracional de que nadie más tiene la capacidad para gobernar, no solo los de hueso verde que votan por ayotes sino también los del ping pong que en una elección son verdes y en la siguiente se pinta de rojiazul y luego verdes y hasta rojiamarillos.

    ResponderEliminar
  9. opinión muy acertada especialmente con el FA y el PAC,,,, me parece que FA puede crecer bastante siendo sin faltarles algo así como la sorpresa que dio el PASE , y en cuanto al PAC el PAC nunca se a llevado con las encuentas y las encuestas le dan un porcentaje y saca el doble o hasta el triple eso si todo depende de una buena campaña , lo que si auguro con Ottón y Cambell como candidatos a diputados , bastantes diputados en SJ

    ResponderEliminar