sábado, 7 de junio de 2008

Secuestrada por un sindicato de haraganes

Así está Costa Rica. La vagabundería se ha convertido en bandera principal de las más importantes luchas sociales. La haraganería se ha institucionalizado como forma legítima de trabajo en el puerto que mueve más del 70% de las exportaciones e importaciones de nuestro país.

Seguir leyendo...


Para poner la noticia de hoy en contexto, me permito transcribir lo que dije en un artículo anterior. En el año 2007 el Estado pagó a los trabajadores de JAPDEVA una indemnización de 4.000 millones de colones, OJO, para que su jornada laboral normal fuera de ocho horas. En otras palabras, para que dejaran de cobrar horas extras a partir de las 6 horas laborales diarias. Sin embargo, también en el 2007 se les pagó 2.800 millones de colones por concepto de hora extras. De este último monto, 2.600 millones de colones quedaron en manos de 400 trabajadores, el 36% de los 1.100 funcionarios que tiene JAPDEVA. En La Suiza Centroamericana somos firmes defensores del derecho de los trabajadores a organizarse de la manera que les resulte más conveniente, sea mediante sindicatos, asociaciones solidaristas, o cooperativas de empleados. En lo que definitivamente no creemos es en ese arremedo de sindicalismo que se dedica a buscar privilegios y gollerías para unos pocos, en lugar de defender los intereses gremiales globales. Lo peor es la desfachatez de estos ladrones disfrazados de sindicalistas: cuando se les preguntó por qué seguían cobrando las horas extras a pesar de haber recibido la indemnización para que lo dejaran de hacer, su respuesta fue que no se había modificado la convención colectiva que establece la jornada de seis horas. Nos preguntamos entonces: ¿por qué no habrán esgrimido el mismo argumento para rechazar la indemnización? ¿No hubiera sido lo más congruente?

Seamos claros: cada empleado de JAPDEVA cobró en promedio ¢3.636.363 como indemnización para pasar a trabajar lo mismo que los demás mortales trabajamos sin derecho a horas extras. Si asumimos que los mismos 400 funcionarios muelleros que recibieron el 93% del pago por horas extra en el 2007 se repartieron el 93% de la indemnización, entonces cada uno de ellos habría cobrado en promedio ¢9.285.714 (nueve millones doscientos ochenta y cinco mil setecientos catorce colones). Además, en el 2007 recibió cada uno en promedio 6.5 millones de colones como pago por horas extras. Como decía mi tata: cuando yo sea grande, yo quiero un brete como ese. Breteo ocho horas al día, y sin importar que me pagan casi diez millones por hacerlo sin cobrar horas extras, cobro otros seis millones quinientos mil por concepto de horas extra.

Mientras tanto la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA) pierde millones de colones con cada barco que es desviado a puertos en otros países o por cada uno cuya carga o descarga tarda el doble o triple de lo necesario. Millones de colones que podrían ser usados para mejorar la infraestructura del mismo puerto, o para impulsar algún otro plan que persiga el desarrollo de la empobrecida zona Atlántica. Las empresas navieras pierden millones de colones cada vez que desvían un barco o que su descarga dura más de lo necesario, y las empresas importadoras y exportadoras pierden millones de colones cada vez que su producto no llega al mercado a tiempo por las demoras en los puertos. Pero los principales perjudicados somos los consumidores, es decir, todos los costarricenses, ya que cada vez que JAPDEVA pierde plata por ineficiencia, traslada el costo a las tarifas que cobra a las navieras, ellas trasladan ese costo a los importadores propietarios de la mercancía, y éstos a su vez se ven forzados a incrementar los precios de los artículos que todos los costarricenses consumimos.

Las complicaciones para Costa Rica son aún mayores. Si, como nos dice La Nación, en JAPDEVA trabajan sólo una jornada de 6 horas al día (el puerto pasa inactivo 18 horas al día), y ello obliga a las navieras a desembarcar en Panamá, entonces no solo será todo más caro para los costarricenses, sino que además terminaremos de congestionar nuestras ya de por sí decrépitas carreteras (¿alguien ha oído hablar de los problemas en la Costanera y en la Interamericana Sur en días recientes?), incrementando también la contaminación ambiental.

Ya lo hemos dicho en múltiples ocasiones anteriores: en La Suiza Centroamericana creemos firmemente en el derecho de los trabajadores a organizarse como mejor les parezca. Unos preferirán los sindicatos, otros las asociaciones solidaristas, algunos se afiliarán a una cooperativa, y otros más, si así lo prefieren, podrán asociarse a la filial más cercana de Alcohólicos Anónimos. Lo que no nos parece bien es ese arremedo de sindicalismo que antepone su lucha por un proyecto político mesiánico-populista y transfronterizo a la lucha por los derechos de los trabajadores costarricenses. Mucho menos nos parece aceptable ese sindicalismo de parque de diversiones que se dedica a luchar por gollerías y odiosos privilegios, dejando de lado el más legítimo interés nacional. Por último, menos aceptable que todo lo anterior es que esas prostituidas formas de sindicalismo tengan el control sobre importantísimos activos para el desarrollo de Costa Rica, como lo son en este caso los puertos de Limón y de Moín, pero en otras ocasiones han sido las plantas de generación eléctrica, las centrales telefónicas, los acueductos, o las redes de tratamiento de las aguas negras. Necesitamos un gobierno con cojones que se atreva a ponerle coto a tanta haraganería. Lamentablemente no se vislumbra en el horizonte.

12 comentarios:

  1. Jajaja, antes de leer este post, te había mencionado el artículo que salió hoy en La Nazión...

    ResponderEliminar
  2. Es que te respondí el comentario que me dejaste en mi post... jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Lo que no entiendo es como oas quiere hacer un mega-puerto en limón si ni siquiera puede poner a trabajar una cuadrilla de vagos....

    Se podrá confiar en ese mae para construir un proyecto como un mega-puerto? Yo paso.

    ResponderEliminar
  4. Rigo, ¡cuán cargadas de razón vienen tus palabras! Para ponerle un poco de emoción al asunto, te invito a sintonizar este mismo baticanal el lunes después de las 7:00 p.m., cuando publicaré un post que estoy preparando en el que me estoy refiriendo a temas que mucho tienen que ver con tu preocupación, aunque en realidad no me refiero al caso específico que mencionás.

    ResponderEliminar
  5. Compas,

    Con el dolor en el alma, demosle los puertos a los chinos en consesion.

    Que aprendan a bretear 24 horas al dia. Cuales turnos de 6 horas, 16 carajo!

    Y ni empiecen con el cuento de la grua, el desmadre en Caldera, etc.

    Puchis, saca lagrimas de impotencia.

    A quien beneficia el estancamiento? No es solo aislar y estancar a Limon, ahora es a todo el pais. Que interses hay de por medio que prefieran mover las cosas por carretera? De quien son lso camieones? Que van a hacer ahora que viene carisimo el petroleo?

    ResponderEliminar
  6. ese es un gran problema... la vagancia y lo peor que ya estamos de cierta forma acostumbrados, por eso les pagan esa plata...

    puede que algunas personas necesiten el dinero, porque no... pero la verdad creo que son la gran minoria... (una o dos personas)...

    Es necesario que den el trabajo a aquellas personas que quieran ganarse la vida sudando... no vagabundeando...

    ResponderEliminar
  7. Sumamente indignante! Seguro les lavaron el cerebro (si en algún momento tuvieron) Creen que están haciendo la gran gracia jugando de grandes importantes y ni tan siquiera se ponen a pensar que están trabajando como chiqitos (6 horas apenas x día) Eso es dem "alcagüetería"!!

    Es una barbaridad que el gobierno les haya pagado tanta plata, pero bueno, ya que lo hicieron deben exigirles que se pongan las pilas.

    Ya me dió tanta chicha que no puedo terminar el comentario.....

    ResponderEliminar
  8. Yo iba a publicar algo así en conejitos, pero ando de retirada.

    Es cierto que nuestro tercer mundismo anda en su mayor expresión en la provincia de el atlántico, no por nada la menos desarrollada de el país (Cada quien obtiene lo que se merece)
    Es increíble que los medios le hayan sido robados a este país por unos sindicatos asquerosos y corruptos, los mismos que se autodeterminan "patriotas" y son contrarios junto con la izquierda de oponerse a todas las formas de libre mercado y progreso, queriendo imponer un cavernicolismo que precisamente pretenden defender hablando de prehistoria social en el libre comercio. La izquierda debería revisar bien quienes son sus aliados. Estos señores ladrones de Japdeva, tuvieron el descaro de robarse 4000 millones por trabajar 8 horas diarias para luego negociar una desproporcionada, mediocre y terrible convención colectiva para "laborar" solo 6 horas y cobrar horas extras no trabajadas e inexistentes a costo de el pueblo y las navieras, mismas que de las grandes ya solo tres atracan el epuero, ineficiente y secuestrado, y amenazan con irse.

    Buen post, y compartimos la indignación, no solo hace falta un gobierno con huevos, si no también un pueblo pro-activo que se levante, exija y reclame ese accionar en contra de tan ASQUEROSOS LADRONES.

    ResponderEliminar
  9. Expat, han de ser los mismos intereses que hicieron que en el gobierno de Figuerillos cerraran el ferrocarril para que toda la carga tuviera que viajar por carretera. Si eso agravó la situación de las carreteras, el traslado de navieras a Panamá va a ser el acabóse!!!!

    Palas, el problema justamente es que la estratregia de la dirigencia sindical es no permitir la contratación de gente que quiera ganarse la vida trabajando!!!

    Morada, nadie les lavó el cerebro. Se dieron cuenta de que con la cochinada de gobernantes que tenemos (y me refiero no solo al actual gobierno sino a todos los de los últimos 30 años) pueden hacer lo que se les pegue la gana, porque de por sí a nadie le importa.

    Amorexia, ¿PACtriotas? ¿PACtéticos? El problema de la izquierda no es quiénes son sus aliados, sino quiénes son sus líderes y qué realmente proponen. El profesor de Miami se las tira de gran moralista. Esos son los peores, los que más rabo tienen para que les majen. Dime con quién te juntas y te diré quién eres; creo que son todos de la misma calaña de asquerosos ladrones. Lástima que tanta gente no se de cuenta y les crea...

    ResponderEliminar
  10. Cuando se termine de ir el último contenedor ahí pedirán que le spaguen por esperar a que regresen. La fiscalía,c reo yo, debería tener un ataque de cólera y procesarlos a todos.

    Ya los gringos y los argentinos y creo que los shilenos han pasado por el tema de si privatizan o no los puertos claves: a los chinos y a los árabes, ni a putas les dan la concesión. Calcule usté.

    ResponderEliminar
  11. Sole, lamentablemente la Fiscalía de Elena Dalanese sólo sirve para el show... mucho ruido y pocas nueces.

    Con respecto a la privatización de puertos, desconozco el caso de los sudacas que mencionás, pero en USA el asunto fue uno de "seguridad nacional" y no uno de eficiencia ni de oportunidad. China, aún hoy en el siglo XXI, sigue siendo considerado un país enemigo en Estados Unidos, y con respecto a los árabes, después de 11-9 está muy jalado de los pelos que vayan a dejarlos controlar los puertos y que por ahí permitan el contrabando de armas para otros atentados en suelo norteamericano. Ninguna de esas es razón para no considerar la privatización de puertos (o de su administración, para ser más acordes a la realidad nacional), como el exitoso caso de Caldera está demostrando.

    ResponderEliminar