miércoles, 27 de abril de 2011

Resultados previsibles

A Albert Einstein le es atribuida la siguiente frase célebre: "Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo."  Y siempre lo mismo es lo que hacen en nuestro país municipalidades, el MOPT y empresas constructoras cada vez que hay que reparar una calle. Hace dos semanas presenté en este blog evidencia gráfica de la forma típica de "arreglar" las calles de nuestro país, y concluí el post con la siguiente admonición casi profética: "...con trabajos de esta naturaleza, no es de extrañar que seamos de los pocos [países] donde las reparaciones duran menos que los trabajos realizados."  Hoy les presento, nuevamente auxiliado por evidencia gráfica, los desastrosos - pero previsibles - resultados de los trabajos que critiqué hace 15 días.


Esta foto (hacer click sobre ella para agrandar) fue tomada hoy, a menos de 50 metros de donde tomé la foto que puse en mi post anterior sobre el tema. La imagen muestra un severo hundimiento de la calle "reparada" hace tan solo 15 días.  Los trabajos en esta calle ni siquiera han concluido, pero los problemas ya son evidentes en la parte "reparada". A menos de 200 metros de allí todavía están las cuadrillas torturando la calle y, según me cuentan en la oficina del cliente al que visito en ese barrio que según Terox se llama La Alondra, a los dos días de publicada la anterior foto en este blog, y después del primer aguacero de la temporada, la carpeta asfáltica parecía un paisaje lunar. Es decir, que lo que hoy presencié fue una reparación sobre otra reparación a la reparación original...

Lo barato sale caro pero, ¿a quién le importa?

6 comentarios:

  1. Eso es exactamente lo que parece Dean... que a nadie le importa. El sentido comun o la inteligencia no tienen espacio aca, no hay discusion - esto es mediocridad o corrupcion total...

    Un pais abandonado por su Gobierno que aun con la evidencia en la cara poco le importa hacer bien su trabajo.

    Muy bien por el seguimiento / denuncia Dean. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Al parecer alguien se esta beneficiando con estas contrataciones, como es posible que no hagan un buen trabajo la primera vez; que es que acaso ni eso somos capaces de resolver en nuestro propio pais?.Sera que el pais no tiene gente capaz en la materia?. Por favor! si no saben como hacerlo, DIGANLO y no se roben la plata del pueblo. Si seguimos asi nuestro pais va a quedar estancado. Que verguenza, senores y senoras politicos! Costa Rica necesita gente trabajadora, que no se roben el salario.

    ResponderEliminar
  3. Capacidad sobra, asi como descaro - por eso es que se trabaja de esta forma en el Gobierno, favoreciendo a los mismos de siempre a cambio de una mordidita...

    ResponderEliminar
  4. ¿Sentido común, Andrés? ¿Qué es eso? Ah, si, es el menos común de los sentidos!!! Te cuento, Andrés, que aunque no se para qué sirve, como blogger me pide que le ponga etiquetas a los artículos, a este le puse las dos palabras que mencionás: mediocridad y corrupción. Porque no es otra cosa sino eso. Lamentablemente no es un problema de este gobierno, sino de "EL GOBIERNO", como lo vengo denunciando en este blog desde hace 6 años y 3 administraciones distintas.

    Mari, mucho del problema, como lo decía en el párrafo anterior, se resume a mediocridad y corrupción. Corrupción no siempre es llevarse algo que no le pertenece (al corrupto). También es corrupto el político que por consideraciones electorales y de corto plazo, decide "estirar" el presupuesto haciendo obras a medias para poder hacer "más obra". Eso implica más inauguaraciones, más placas conmemorativas, y posponer el problema. Y por supuesto que si el problema se vuelve a presentar durante el mismo período (del Alcalde, Ministro o Presidente respectivo), o cuando ellos hayan sido reelegidos, pues da oportunidad de hacer "nuevas obras" y sustituir las placas anteriores por otras con nueva fecha.

    NO estamos en nada.

    ResponderEliminar
  5. ¿¿Como que según Terox?? Así se llama, calda yo....

    Precisamente, un día de estos pasé por ahí... y dicho y hecho... la maldición de Dean Marín... como te decía, debería existir una contraloría que vigile que a las calles nadie las despedace impunemente...

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, Dean, ahora si estamos "aviados". Llevan dos semanas con la calle cerrada (hay que dar una vuelta por una callecita chiquitilla)... de hecho, creo que están durando más en el "arreglo" que en trabajo original...

    ResponderEliminar