miércoles, 7 de noviembre de 2012

Todos a votar

Señores, señoras, chiquillos y chiquillas: ya pasó la payasada esa del Tío Sam – el concurso de arrogantes entre un negro y un mormón – y, por si no se dieron cuenta, ganó el primero.  Four more years!  Ahora podemos concentrarnos en lo verdaderamente importante, y por ello los invito a todos a votar.  No por un presidente de un país al que le importamos un comino; ni siquiera por un candidato a presidente para nuestro país, a los cuales tampoco parecemos importarles un comino. No señores, los invito a votar por el blog Anchas Alamedas en el “I Concurso de blogs”, organizado por la Universidad de Alcalá (España), Google, y algunas otras organizaciones.
El concurso “tiene por fin fomentar el buen uso del español en la red así como el conocimiento de la cultura iberoamericana en Internet.”  Los blogs participan en una de tres categorías: mejor blog joven (autores entre los 18 y los 25 años), mejor blog de enseñanza y aprendizaje del idioma español, y mejor bitácora personal de difusión de la cultura.  Es en esta última categoría que participa el blog nacional Anchas Alamedas.

Para quienes no lo conocen, les recomiendo seria y encarecidamente su lectura. El blog es escrito por mi amiga-casi-hermana Solentiname, a quien he dedicado unas sentidas y muy merecidas líneas  en La Suiza Centroamericana hace poco más de tres años.  Sole es una excelente cuentista – que no viene siendo lo mismo que cuentera – que escribe en su blog acerca de personajes e historias cotidianas de nuestro país (y de vez en cuando de Chile, país por el que tiene una extraña afición), historias reales y otras no tanto, que le han pasado a ella o no, que las ha soñado dormida o despierta o de viaje… y decida usted qué tipo de viaje.  Da difusión a aspectos poco conocidos de nuestra cultura popular contemporánea, vistos a través del lente de una mujer citadina, fuerte pero sensible, idealista pero con los pies bien puestos sobre la tierra, y con los ojos puestos por encima de las coronillas del promedio de los mortales que habitamos este pasito de cuento y felicidad eterna e indiscutida. Es que, además de todas sus cualidades, Sole mide un buen poquitillo más de metro ochenta, lo cual le da una perspectiva diferente a la del común de nuestros compatriotas.

Si les recomiendo la lectura de las Anchas Alamedas, no es porque Sole sea mi amiga, sino porque verdaderamente vale la pena.  Y si les pido su voto para el blog de Sole, no es porque sea un “blog nacional”, sino porque la calidad no debería de tener fronteras.  Nadie es profeta en su tierra, y Sole es poco conocida en nuestro país en su faceta de cuentista. Pero algunos de sus cuentos, y de los publicados en las Anchas Alamedas, han sido galardonados en concursos internacionales y/o de otros países… incluyendo su amado Chile.

El plazo para votar en el “I Concurso de blogs” vence el 12 de noviembre, en menos de cinco días.  Para votar por las Anchas Alamedas de Sole, lean cualquier entrada del blog y busquen al final la invitación a hacerlo.  O hagan click aquí, y luego en el botón verde que dice votar. Hasta se pueden ganar uno de tres lectores Kindle que los organizadores del concurso rifarán entre los votantes.

2 comentarios:

  1. Pues sí, en general muy buen blog, aunque me hayan echado a patadas por razones políticas...

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja. Si, recuerdo eso. Un mal día lo tiene cualquiera... hasta mi queridísima amiga Sole!!!

    ResponderEliminar