martes, 12 de julio de 2005

Amarillismo imperdonable

Contrario a lo que piensa la mayoría de la gente, desde hace varios años soy de la opinión de que el Diario Extra es un periódico serio que muy hábilmente se empaqueta en una presentación liviana y algo sensacionalista para llamar la atención de los potenciales lectores. Para nadie es un secreto que el Diario Extra no pretende ser la lectura de referencia de las élites intelectuales ni culturales, y en la medida en que sirve para informar a las clases populares del acontecer nacional, debe de ser tomado en serio.

La cobertura de los hechos noticiosos (distingámoslos así de los “sucesos”) que hace el Diario Extra es, por lo general, bastante equilibrada y – cosa difícil de alcanzar en toda obra humana – razonablemente objetiva. Muchas veces, además, publican noticias que otros medios ni se molestan en mencionar.

El Diario Extra es el periódico más leído del país. No es el de mayor tiraje, pero circula de unas manos a otras. Más gente lee cada copia del Diario Extra que sale a la calle que de cualquier otro periódico. Es por esa razón que los funcionarios públicos más inteligentes no cometen el error de despreciar o ignorar al Diario Extra; es donde su mensaje alcanza mayor difusión.

Pero el fin NO justifica los medios. Si bien en La Suiza Centroamericana no tenemos ningún problema con la presentación liviana y algo sensacionalista del Diario Extra, nos parece que siempre se deben de observar en la práctica cotidiana ciertos límites que imponen la decencia y el respeto a la vida humana. Nada tiene de malo anunciar en primera plana con letras inmensas y rojas que un sujeto recibió 36 puñaladas en el ojo izquierdo y no lo perdió (a pesar de que luego en letra negra y pequeña se aclare que lo que no perdió fue el puñal). Pero poner a vista del mundo entero una sangrienta foto del cuerpo destrozado de una persona que murió en un horripilante accidente de tránsito, eso no tiene perdón, y no importa si la foto está en primera plana o escondida en una página interior del periódico. Imagínense lo que puede sentir la familia de la persona que perdió la vida en esas circunstancias al ver esas imágenes. Suficiente dolor produce perder un ser querido en la flor de la juventud; no hay que multiplicarlo con semejante falta de sensibilidad.

Lamentablemente, eso fue exactamente lo que hizo el Diario Extra el día de ayer. En un accidente en el que un vehículo cayó a un barranco, una mujer sacó la cabeza por la ventana y la pegó contra un árbol. Lo que quedó fue una masa sangrienta irreconocible donde alguna vez estuvo la cabeza de la señora. Perdonen, mis estimados lectores, los asquerosos detalles, pero la impresión que me causó la foto es indescriptible. Les advierto, a quienes quieran satisfacer algún impulso morboso, que la foto es espeluznante; en realidad no recomiendo verla.

Al publicar esta foto (y, para colmo de males, en primera plana, tanto en la versión digital como en la impresa), el Diario Extra definitivamente cruzó la tenue línea que separa una estrategia de mercadeo que no cuestionamos, de los más bajos impulsos amarillistas alimentados en iguales dosis por el deseo de vender más periódicos a cualquier precio y la necesidad de satisfacer una enfermiza fascinación nauseabunda con la sangre y el morbo.

12 comentarios:

  1. Terrible! Deberían ponerse en los zapatos de la familia de ella o en la sensibilidad de cualquier ajeno. Esperemos que sean muchos más los que se quejen y no que se regodeen con este abuso mostrando el grado de insensibilidad al que hemos llegado.

    ResponderEliminar
  2. A veces, los medios de comunicación creen que su trabajo debe ser educativo y moralizante. "Es hora de mostrarle a los chicos que beben y manejan una fotografía sangrienta, para que vean lo que les podría pasar..." Esta mentalidad periodística es idéntica a la de la madre que en cuanto sale en la tele un niño desnutrido del África grita: "Ves, así vas a quedar si no te vuelves a comer la lechuguita". Una estrategia con raíces católicas, basada en la culpa y que se inyecta visualmente desde el mismo instante en que pisamos un templo y nos volvemos meditativos frente a imágenes místico-amarillistas del infierno y sus castigos. Por otro lado, es posible que La Extra sencillamente necesitara dinero y esta foto fue la única estrategia de márquetin que halló rentable su equipo editorial// ¿Te acuerdas de más clásicos? VACA TUVO NIÑA: atrapada en un árbol por cinco horas o LO MATÓ LA DE LAS CURVAS: joven electrocutado por guitarra eléctrica.

    ResponderEliminar
  3. Interesante análisis el del origen "religioso" del amarillismo, por algún motivo que no puedo explicar me caso con esa teoría.

    Te cuento que me acuerdo perfectamente del de Vaca tuvo niña; estaba en Puntarenas de vacaciones y andaba por el centro comprando cajetas cuando lo vi en un puesto. Quise comprarlo pero no me alcanzaba el dinero y mi madre no "aprobó" gastar plata en semejante tontera así que no me dio más dinero... Ayer me estuve debatiendo entre ese titular y el de Recibe 36 puñaladas en el ojo y no lo pierde para usarlo de ejemplo en el post.

    ResponderEliminar
  4. Que dicha que no sacrificaste el placer de una cajeta por un periódico insípido. El amarillismo se consigue en toneladas y de forma gratuita en internet; pero el gozo dulce de una golosina costarricense, al menos en mi situación actual, viene en gramos que salen carísimo mandar a importar. Acá lo que venden es una masilla dulce (fudge) que sabe a estiércol con azúcar y va muy bien con la porquería que edita el "Sun". (Me siento tentado a usar eso de "36 puñaladas en el ojo" como título para un cuadro en el que estoy trabajando, espero que La Extra no me demande)

    ResponderEliminar
  5. Hay que tener las prioridades bien claras. Hasta en eso contribuyó mi madre, que no es de tolerar excesos con la comida, pero me dio dinero en esa ocasión para la cajeta y no para el amarillismo barato. Hasta el día de hoy, primero cajeta y después ... después busco la meta ;-)

    ResponderEliminar
  6. Yo pensé que me estaban mintiendo cuando me comentaron eso de la primera plana del accidente. Hasta que me llegué a topar con el diario y vi que no dejaron nada a la imaginación... esperemos que hayan cubierto bien a los pobres fallecidos del Calderón, porque si no serán las siguientes 19 portadas... Bueno no, me imagino que mostrar a la mujer asfixiada no tendría tanta emoción como un cuerpo carbonizado irreconocible abrazando a otro en la desesperación de no poder caminar para escapar.
    De verdad alguien debería poner una sanción a ese periódico. Debería existir una ley que penalice el exceso de morbosidad y amarillismo de ese diario, que bien han querido mostrar en otras ocasiones pero nunca habían tenido una oportunidad tan clara...
    Cómo es posible que el Colegio de Periodistas no haya saltado ante semejante crueldad y falta de sentido común?
    Pero de este mal no sólo cae la Extra. Canales televisivos se han preciado de dar imágenes "exclusivas" de cuerpos atropellados, mutilados, quemados (lo que pudieron mostrar en el incendio del hogar de Tilarán), heridos.... creyendo que con eso son comercialmente mejores... Qué pena que en este país la competencia esté en manos de comunicadores irresponsables, que se olvidaron de que están escribiendo, grabando y fotografiando para un público, no para ellos.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario de Mariana me hizo recordar el terremoto de Limón allá por 1990-1991. Canal 7 llegó con su helicóptero al puerto antes que los cuerpos de rescate, que venían por tierra y los destrozos y puentes caídos no les permitían pasar.

    Cuando el reportero/a empezó a transmitir en vivo, la Pilarica interrumpía cada 35 segundos y con cara de estarlo disfrutando preguntaba: ¿Pero cuántos muertos tenemos confirmados? E inmediatamente procedía a apuntar el dato mientras la cámara se enfocaba en ella, levantaba la mirada con gesto triunfal y decía, cual locutor deportivo anunciando el marcador del partido: llevamos X muertes confirmadas. Y la historia se repetía, parecía, una vez por minuto...

    ¿Y qué me dicen de la irresponsabilidad de canales 6 y 7 en la cobertura del asalto del Banco Nacional en Monteverde hace un par de meses?

    ResponderEliminar
  8. Ah lo de Monteverde, querido Dean, no tiene palabras. Los bestias arriesgaron todo un operativo policial de rescate para tener tomas "exclusivas" de lo que se pudiera ver por las ventanas y contando el plan de rescate que tenían... y en el banco tenían televisores!!!!!!!!!!!!! Es que, como leí por ahí, el sentido común es el menos común de todos los sentidos

    ResponderEliminar
  9. Es extraño, pero el Extra por lo menos es honesto y se define como un diario serio pero no aburrido..o sea que no debe tomarse como un creador de "opinion publica" aun así sorprende que sea tan apetecido por lo politiquillos nuestros y no duden en soliitarlo (dudo que lo compren) para leerlo. Lo que si es de aplaudir es ese seudoperiodismo de investigacion y opnion con que se rajan en Canal 7 y 6 y a veces en La Nacion. Yo no se ustedes pero cada vez me da mas pereza leer La Nacion. Las notas son cada vez más desteñidas y faltas de creatividad y se limitan a repetir por la forma los articulos (o los reportajes TV) que acostumbran los grandes diarios o la CNN. Y ahora hasta los Wild on (borracheras) de los famosos locales. Si de algo adolece nuestra prensa es de un discurso inteligente y culto. Lo más interesante es sacar todos los lunes la reseña del Monstruo y de alli en adelante es un eterno bostezo. No hay provocacion y si mucha complacencia.

    ResponderEliminar
  10. Coincido plenamente con vos, Bandido, sobre la calidad del periodismo en este país. Vos agarrás, por decir algo, un ejemplar del New York Times de cualquier fin de semana, y viene más periodismo investigativo que en un año en todos los medios de comunicación nacionales juntos.

    Con respecto a los políticos, todos tienen un departamento de prensa una asesoría de imgaen a través del cual compran la Extra (con la excusa del monitoreo). Y el Diario Extra está en los escritorios de todos los políticos antes de las 8:00 am.

    ResponderEliminar
  11. Bueno todos sabemos que el diario Extra es un periodico amarillista, todo el mundo que lee espera encontrar con palabras polonchas del tiempo de upa, y que las noticias vengan con muchos detalles, pero lo que si no comparto es que pongan las imagenes, por lo que han nombrado aca, los familiares de las victimas y además por sensibilidad humana.

    Lo que es terrible que la prensa pareciera que quieren que pase algo feo para frotarsen las manos diciendo "esta es la mía" y no tengan un poco de sentimientos.

    Fanny

    ResponderEliminar
  12. En www.FirmameAqui.com hay una petición para que la oficina de censura tome cartas en el asunto y deje de preocuparse por rabos destapados o palabrotas!

    Se debe detener la denigración que esta gente hace para con las personas.

    Firme y hágase oir.

    ResponderEliminar