viernes, 30 de septiembre de 2005

Carta Abierta

Señor Presidente de Nicaragua, Excmo. Ing. Enrique Bolaños
Señores Arnoldo Alemán y Daniel Ortega, co-propietarios constitucionales de Nicaragua
Señores Diputados del Congreso de Nicaragua

Estimados señores:

Antes de que Nicaragua presente su defensa al Tribunal de La Haya, es menester que comprendan bien las intenciones de Costa Rica en esta disputa. Y nada mejor que un costarricense que se los cuente, porque conoce la bestia desde adentro. Ese costarricense soy yo. Vivo avergonzado de la historia de mi país, y quisiera ofrecerles a ustedes, egregios señores, una asesoría gratuita para que salgan bien librados de esta penosa disputa limítrofe.

Costa Rica es un poder imperial disfrazado de democracia. Históricamente, los costarricenses hemos tenido una insaciable sed expansionista. Si no me lo creen, vean hasta donde hemos llegado: somos propietarios de una isla ahí a la vuelta de las Galápagos, al puro frente de Ecuador, país que tiembla ante nuestro poder. Yo se que ustedes jamás harían algo así; nunca se les ocurriría reclamar la propiedad de una isla que quede frente a las costas de otro país. Por cierto, ¡qué cáscara la de los colombianos al haberles robado la isla de San Andrés! Pero regresemos a los ticos: en una ocasión pretendieron robarse la mitad de Panamá, y de no ser por la intervención de los cascos azules de la ONU, las Bocas del Toro, Chiriquí, y todo el territorio comprendido entre Paso Canoas y el Canal de Panamá sería tico. Con ustedes mismos llevan añales peleando por puro gusto. Como aquella vez, en 1824, cuando enviaron sus tanques a invadir Nicaragua y se quedaron con Guanacaste. Y todavía tuvieron el descaro de imponerles a los guanacastecos el lema “De la Patria por nuestra voluntad”, como si ellos hubieran querido ser parte de Costa Rica.

¿Se acuerdan de la Batalla de Rivas? Does 1856 ring a bell? William Walker no fue más que una excusa. De no haber sido por la malaria, hoy la gente de Rivas hablaría de mae y güevón, harían a vomitar si les ofrecen nacatamal, jugarían fútbol en vez de béisbol, y serían mitad saprissistas y mitad manudos. La realidad del caso, ilustres señores, es que a los ticos no les interesa la libre navegación en un río San Juan nica. Lo que quieren es un San Juan tico, con todo y tiburones de agua dulce y desembocadura en el Lago de Nicaragua. Es más, y pa’que conozcan la tuza con la que se rascan, les cuento que cuando yo fui a la escuela nos enseñaban que el lago se llamaba Laguna de Sapoá, y que estaba en tierras costarricenses.

Yo no apoyo nada de lo que he descrito, y es por ello que quiero ofrecerles una asesoría gratuita. Soy tico, pero llevo 25 años admirando la Nicaragua de avanzada que ustedes han construido con tan distinguida labor en el gobierno de ese país. Ya que no pude nacer allá (y créanme cuando les digo que no me dieron a escoger), mi sueño es morir nica.

Una cosa buena tengo que reconocerles a mis compatriotas en todo esto, y es su amor por los nicas. El medio millón que ya vive en nuestro país no les es suficiente. Los ticos quieren más, y por eso la única solución es invadir Nicaragua. Y lo van a hacer, de eso no les quepa la menor duda. El ejército costarricense se está preparando para ello, y si no fuera porque en este momento está ocupado asegurando la frontera de la Isla del Coco, ya estaría acantonado en el Río San Juan listo para lanzar la invasión.

Por lo anterior, hacen bien ustedes en reforzar sus posiciones en la margen norte de la frontera común. La presencia de sus soldados allí presentará un problema logístico para el ejército imperialista tico, y como mínimo ello retrasará la invasión. Con eso, ganan ustedes tiempo para preparar mejor la defensa militar, y también la legal. Yo les sugiero, además, que desde sus posiciones en el río San Juan disparen aleatoriamente hacia el lado costarricense, ya que mis compatriotas necesitan recibir el mensaje de que ustedes se van a defender en serio, a pesar de su inferioridad numérica y militar.

Si desde la margen norte del río ven algo en territorio tico que se asemeje a una escuela, dispárenle sin inhibiciones: el ejército tico es reconocido mundialmente por disfrazar sus cuarteles de escuelas. ¿No me lo creen? Pregúntenle a Somoza, que lo descubrió en 1979 y mandó un avión militar a lanzar un par de bombas en uno de esos cuarteles-escuela. ¿Que Somoza está muerto? No importa, si don Arnoldo tiene línea directa con todos sus secuaces. Cualquiera de ellos se lo podrá confirmar.

También tienen ustedes toda la razón en imponer un impuesto del 35% a los productos ticos que entren a su país. De por sí la ciudadanía nicaragüense se encuentra en una envidiable situación económica, así que el encarecimiento de productos no les va a afectar gran cosa. Más bien harán el sacrificio con alegría. Yo les sugiero que en su contrademanda ante la Corte de La Haya soliciten que Costa Rica les pague un canon anual por el medio millón de nicas que viven allí. A mil dólares por cabeza, recibirían ustedes $500 millones de dólares anuales, apenas suficiente para compensarlos por la riqueza que los ticos les han robado a lo largo de la historia y que les siguen robando con el secuestro de ese medio millón de sus paisanos.

Si yo fuera ustedes, expulsaría de inmediato a los centenares de miles de ticos que, en vista de la pujanza de la economía nica, han emigrado a su país en busca de mejores oportunidades. De por sí, esos ticos les roban los empleos a los nicas, y no contribuyen a las instituciones de la seguridad social nicaragüense, a pesar de que reciben educación para sus hijos en las escuelas públicas y atención médica en los hospitales y clínicas estatales.

Señores líderes de Nicaragua: Costa Rica atraviesa en estos momentos una severa crisis institucional. Dos expresidentes han conspirado desde la cárcel para – a través de sus incondicionales en la Asamblea Legislativa – dejar sin poder al Presidente Constitucional de la República. Nuestros dirigentes han provocado este diferendo fronterizo con ustedes con el único objetivo de distraer la atención de la población mientras terminan de repartirse lo que queda del país. Mal harían ustedes en caer en el juego de los ticos.

Atentamente,

Dean CóRnito.

14 comentarios:

  1. no hay otra herramienta mejor que el sarcasmo para enfrentar este escandalillo de realismo mágico en el que nos han metido nuestros dirigentes y los de ellos.

    ResponderEliminar
  2. Ya hacían falta tus mordacidades por este barrio, Dean. Enhorabuena, amigo. Me alegraste el cierre de la jornada.

    ResponderEliminar
  3. Dean, quize reirme pero ahora ni risa nerviosa salio. Esa es un cachetada para ambos lados.

    ResponderEliminar
  4. Alguien con el e-mail de la cancillería de NIcaragua?

    Lo único que me preocupa son los Costa Rica libre-wannabes que sí se pueden creer al menos eso de nuestro sacrosanta condición de imperialistas...

    ResponderEliminar
  5. esto del asunto del rio san juan se puede poner feo... y sse esta utilizando en nicaragua para desviar la atencion de los problemas politicos con los que cuentan.

    El presidente del Parlacen, el cual es nicaraguense ya se metio en el pleito y a los soldados nicaraguenses que estan en la frontera en el rio san juan recibieron órdenes de abrir fuego.... y estos que se creen, tienen tanto tiempo de estar si guerras que estan desesperados por armar un alboroto...

    ver nota en mi blog the news star

    ResponderEliminar
  6. ¡Me arrancaste el aplauso!

    Costa Rica tiene sed de más, los ticos somos en exceso ambiciosos! Alguien debe detenernos o nos apoderaremos del mundo (geográfica y económicamente).
    ¿Quién mejor que nuestros hermanos norteños para poner fin a nuestra maldad?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Excelente comentario.
    Saludos, un tico con orgullo

    ResponderEliminar
  8. Me van a perdonar el cliché, pero con todo esto queda claro al final de cuentas qué es lo que pretendemos nostros los ticos:

    "lo mismo de todas las noches, tratar de conquistar al mundo!"

    ResponderEliminar
  9. Dean, espero que hagás uso de tu elocuencia con el material que te adjunto:

    http://www.elnuevodiario.com.ni/2005/10/03/nacionales/2522

    ResponderEliminar
  10. Excelente post, aunque me parece que en ciertos párrafos se presta para mal interpretaciones no-sarcasticas...

    Fomentando el xenofobismo dirijido, por una Costa Rica mejor!!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias a todos por sus comentarios. La verdad es que cuando terminé de escribir este post estuve un buen rato dudando de publicarlo, porque no quería que fuera interpretado "a la inversa" como fomentando la xenofobia. Les garantizo, mis estimados lectores, que se trata de sarcasmo puro, sin más intención que ridiculizar las actitudes de ambos lados (aunque principalmente la de los políticos nicas). Es, como MUY bien lo dijo Tugo, una cachetada para ambos lados.

    Si alguien duda de mis credenciales antixenofóbicas, le voy a rogar leerse Pegarse un balazo en la pierna

    ResponderEliminar
  12. Querido Dean, como decia la canción "disculpe el señor" de Joan Manuel Serrat, "que estos no se han enterado, que Carlos Marx esta muerto y enterrado", me parece que deberias estar en Nicaragua luchando por tus "hermanos" que estan pansando pobresa y miseria, haber si no terminas como Sandino por luchar contra las injusticias de tus mismos compratriotas nicaraguenses.

    ResponderEliminar
  13. Estimado Jairo,
    te recomiendo tomar un cursito de comprensión de lectura, y de paso a ver si te ayuda a mejorar la ortografía.

    ResponderEliminar