jueves, 10 de noviembre de 2005

La mona, aunque se vista de seda, mona se queda

Para las actuales elecciones, muchos personajes que no tuvieron la paciencia de esperar su turno en la fila de “presidenciables” de sus partidos, simplemente se salieron para formar casa aparte o unirse a una pre-existente que les ofreciera un acelerado ascenso a la candidatura. Antonio Álvarez supo que no le ganaba a Oscar Arias ni con Thiery Henry en su equipo, y se salió del PLN para formar la Unión para el Cambio. José Miguel Corrales, que ya había tenido su oportunidad pero había demostrado que no ganaría unas elecciones ni aunque fuera el único candidato, se fue a la Unión Patriótica de Humberto Arce para luego dejarla tirada apenas arrancando la carrera. José Manuel Echandi ni siquiera lo intentó dentro de su propio partido, el PUSC, porque le temió al efecto de los escándalos de corrupción que acabaron con dos expresidentes de ese partido por un tiempo en la cárcel. Se fue al Partido Unión Nacional, donde le ofrecieron la candidatura. José Miguel Villalobos saltó primero del PLN al PUSC, para finalmente salirse del bipartidismo que evidentemente tanto le gustaba, con el único afán de ser candidato presidencial. Para ello creó la Alianza Democrática Nacionalista. Todos ellos han tratado de proyectar una imagen de político “alternativo”, no tradicional, distanciándose de sus raíces firmemente ancladas en el bipartidismo. Pero, ¿lo logran?

Álvarez Desanti es el que menos lo intenta. Su programa de gobierno no se diferencia en gran cosa de la oferta del PLN de Oscar Arias. Como lo dijimos en un post anterior, parece estar haciendo campaña para el 2006, por lo que prácticamente ni menciona a los otros partidos. Su único objetivo es darse a conocer hoy para empezar la carrera con ventaja dentro de cuatro años.

José Miguel Corrales no cuenta porque, como lo dijimos arriba, abandonó la carrera presidencial apenas empezando. José Miguel Villalobos tampoco cuenta, porque desde que empezó la campaña formal (1º de octubre), no se ha escuchado absolutamente nada de él. Quizás ya entendió que nadie confía en un doble traidor como él, y decidió dejar de gastar plata en un sueño que nunca se hará realidad.

Lo cual nos deja con José Manuel Echandi del PUN. Este señor fue Presidente de la Junta de Protección Social al principio de la Administración Rodríguez Echeverría. Luego fue nombrado Defensor de los Habitantes, impulsado por el Presidente Rodríguez y la fracción legislativa del PUSC. Como Defensor, viendo que el puesto era un perfecto trampolín para sus aspiraciones, inició su distanciamiento del PUSC. De la Defensoría, como ya sabemos, saltó directamente a la candidatura presidencial del Partido Unión Nacional.

Una de las “estrategias” políticas de Echandi es la de hacer recorridos por lugares muy transitados por gente de extracción primordialmente popular. Ya en un par de ocasiones en las últimas semanas había leído sobre las caminatas que hizo en la Avenida Central de San José y en algún otro lugar que escapa ahora de mi memoria. El Diario Extra de hoy reporta que ayer hizo un recorrido por los mercados Central de San José y Borbón. Hasta aquí todo bien, sobre todo si consideramos que la publicidad es muy cara y el candidato necesita “presencia” para poder posicionarse en la mente del elector. Lo que resulta interesante, que me fui enterando en la Extra, es que el mensaje que Echandi da a las personas que se encuentra en la calle es el siguiente:
“Le pido a la gente que se incline por un partido que tiene una historia importante en el acontecer nacional que llevó figuras ilustres a la presidencia de la República”.
En un principio creí que don José Manuel se las estaba fumando muy verdes, porque me pareció que estaba pidiendo el voto para el PUSC o el PLN. Pero resulta que Dean CóRnito no está tan viejo después de todo, y no sabía que el Partido Unión Nacional tiene más de medio siglo en la escena política nacional, aunque llevaba más de 30 años de no figurar. Si es que se trata del mismo partido y no de uno nuevo con el mismo nombre, estaríamos entonces ante el partido que llevó a don Mario Echandi a la Presidencia en 1958. Además, en 1966 entró en coalición con el Partido Republicano, bajo la bandera de Unificación Nacional, llevando a la Presidencia a don José Joaquín Trejos. Por último, en un triste desenlace, el PUN hizo coalición en 1978 con varios partidos (Renovación Democrática, Demócrata Cristiano, y Republicano Calderonista) para llevar a la silla presidencial a don Rodrigo Carazo Odio, el peor presidente que tuvo Costa Rica en el siglo XX.

Vale la pena recordar que esta Coalición Unidad que ganó las elecciones de 1978 y perdió en las de 1982 con Rafael Ángel Calderón Fournier como candidato, fue la precursora del Partido Unidad Social Cristiana, que se presentó por primera vez con ese nombre a las elecciones de 1986, de nuevo con Calderón como candidato. La diferencia entre la Coalición Unidad y el Partido Unidad Social Cristiana es que la primera era el resultado de la unión temporal con fines electorales de diferentes partidos que, sin embargo, seguían existiendo independientemente y cada uno con su propia estructura, mientras que el nacimiento del Partido Unidad supuso la fusión total del los partidos coaligados y por ende la desaparición de sus estructuras independientes. Por esta razón arrastramos la duda de si el actual PUN es el mismo de antes o un bicho diferente con el mismo disfraz.

Pero volviendo a José Manuel Echandi, resulta que este candidato cuya publicidad dice algo como “si usted, como muchos otros, considera que el país necesita un cambio, entonces votará por mi”, y que se presenta como una verdadera opción de cambio, anda pidiendo el voto diciendo que su partido ha llevado a ciudadanos ilustres a la presidencia (aseveración indiscutible en los casos de Mario Echandi y José Joaquín Trejos). Entonces, ¿somos o no somos? ¿Es una oferta nueva o una versión reciclada de lo que eventualmente desembocó en el nacimiento del PUSC? La mona, aunque se vista de seda, mona se queda.

9 comentarios:

  1. Para mi lo que sorprende es la calidad de oportunismo del señor Echandi (politico tradicional al fin y al cabo) por que ninguno de los defensores anteriores había mostrado semejante sed de figurar como este señor.
    Recordemos que pulseó la reelección en la Defensoría antes de ser candidato.
    Si tenemos que evaluar la labor como defensor es la más gris de todas hasta el momento y la menos creible (de hecho no me acuerdo de que fue lo que hizo, salvo ir a visitar a Rodriguez cuando estaba en prisión domiciliaria).
    Es obvio que con tal de figurar no le importa el puesto que le den (o el partido que tenga que resucitar).
    Una total decepción para los ciudadanos que confiaron en él (si es que alguna vez los hubo).
    De los candidatos actuales es el que con seguridad no consideraría para votar por ninguna razón.

    ResponderEliminar
  2. Primero que todo, me parece bien el comentario, pero por qué no dice nada del PAC?

    Segundo, difiero en la parte de que Carazo haya sido el peor presidente, hay que saber leer la historia y ver en qué época le tocó a él gobernar. Fue el único que no se bajó los pantalones con los intereses de los capitalistas mundiales y defendió hasta donde pudo al país.

    Y no, no voy ni con el PUSC ni con el PLN.

    ResponderEliminar
  3. dejame adivinar... anónimo va con el PAC...

    ResponderEliminar
  4. Bandido, gracias por recordarnos algunos detalles de la carrera de este señor que se nos habían olvidado. Yo, en mi proceso de análisis y descarte, ya tengo una listica de candidatos por los que no votaré. Este es tan solo uno de ellos.

    Anónimo, gracias por su comentario. Le explico que no hablé del PAC porque no me pareció que cae en la categoría de los otros partidos que mencioné en este artículo. Es cierto que Otón Solís se salió del PLN para fundar su propio partido para ser candidato hace 4 años. Pero me parece que es el único candidato que legítimamente se salió de su partido por diferencias ideológicas importantes. En todo caso, si quiere saber lo que pienso de Otón Solís, hay alguillo para leer en este blog. Le recomiendo empezar por aquí.

    Con respecto a Carazo, me temo que tenemos profundas diferencias, mi estimado amigo anónimo. Me aterroriza que el pueblo costarricense pueda tener una memoria tan corta. Carazo sumió al país en una crisis cuyas consecuencias aún estamos pagando 25 años después. ¿Sabía usted, anónimo lector, (y esto es para citar tan sólo un ejemplo) que no fue sino hasta el año 2002 cuando Costa Rica volvió a alcanzar los porcentajes de cobertura de la educación secundaria que el país disfrutaba en 1978? Carazo condenó a la pobreza perpetua a toda una generación de costarricenses. Con su trasnochado discurso "anti-imperialista" lo que hizo fue mandar al país por la cloaca por pura cabezonada. Perdóneme, pero no le compro eso de que defendió a Costa Rica de los "capitalistas mundiales". Ojalá el Chapulín Colorado nos hubiera defendido de él.

    Ale, ¿?

    ResponderEliminar
  5. a mi estos que se han separado y no dan ideas claras de lo que ofrecen me dan un noseque...
    para las elecciones de este año hay realmente pocos candidatos con un plan de gobierno PLN,PAC,ML los demas estan resignados a que van a morir en el intento.

    De Echandi lo que mas me sorprende es la insistencia, y la publicidad que he visto aumentada en el ultimo mes.
    Incluso la que dice,

    "Usted no me conoce, pero yo si a ud"

    hasta el mismo sabe que nadie lo conoce, no creo que haga mucho en las elecciones solo algunos abuelos van a votar por el, recordando viejos tiempos

    ResponderEliminar
  6. Antes de ponerse a editar la historia es bueno aprender historia. Uno ya está chocho y uno entiende que en la secundaria costarricense eso ya no se da y que en general los adolescentes no tienen interés en su país, pero por favor, un poquitico de esfuerzo antes de ponerse a predicar no duele...

    En primer lugar comencemos por donde por lo menos admiten que no saben: el PUN de ahora no es el PUN de hace 50 años. El de hace cincuenta años era el de don Otilio Ulate, no el de Mario Echandi como afirman. Es el mismo partido con el que catorce años después don Otilio intentó otra vez, pero perdió contra Francisco Orlich, y fue donde ese partido desapareció. Dejémosles pasar esa, todos se pueden confundir cuando leen...

    El PUN de otrora no es el de la Unidad del '78, que se convirtió luego en PUSC. La Unión del '78 comenzó con Unión Popular, de un señor Tatenbach que seguro ni han oído mencionar. UP formó alianza con el partido Calderonista, el Demo-Cristiano y con Renovación Democrática. Lo que hace el PUN de ahora es lo mismo que hizo Calderón hace treinta años: tratar de guindarse de la fama del PUN viejo. Por ejemplo, y si se fijan, notarán que la bandera del PUN nuevo no tiene nada que ver con la del PUN viejo.

    El partido Unificación Nacional de Trejos, Echandi, el otro Trejos y Villalobos no es el PUN de Ulate y tampoco es el PUN de ahora. La coalición era aquel partido que ganó en el '78 con Carazo. Para el '82 hicieron pacto con el PLN a fin de que los reconocieran como un partido y les dieran su tajadita de la deuda política y llevaron a Calderón como candidato bajo el nombre de PUSC. O sea, ahí comenzó la componenda PLUSC y visto así, el PLN tiene la culpa de que Calderón llegara a la presidencia de este país.

    Por último, ahí por la UCR hay varios edificios. Uno de esos, ahí como cuando van a tomarse sus merecidas cervecitas, es el de la EUCR. Ahí dentro hay un montón de libros a la venta. Algunos de esos dicen encima "historia" y "Costa Rica". Tomen cualquiera y se ponen a leer. No se preocupen, las muchachas ahí son muy amables y no les van a decir nada. Cualquiera de los editados hace veinte años o menos cuenta todos estos cuentos.

    ResponderEliminar
  7. No había visto este tema.

    Yo también estoy de acuerdo... a mi Echandi me ha chocado mucho su forma descarada de usar la defensoría como trampolín.

    No me molestó como lo hicieron Sandra Pizsk (me molestó que fuera electa siendo diputada, pero no que se lanzara a la vicepresidencia de ahí), Rodrigo Alberto Carazo y Joyce Zürcher, ya que al menos tuvieron la gentileza de esperar un poquito.

    Echandi desde antes de terminar su cargo en la Defensoría, se sabía que iba de candidato del PUN. Es más, la gente del PUN estuvo buscando adhesiones y terminando de inscribir su partido mientras decía que su candidato iba a ser Echandi. Y el señor este mientras tanto decía que estaba "indeciso", que no sabía qué iba a hacer en su futuro, que si se metía en política no sabía en qué agrupación lo haría, etc, etc, etc.

    A la postre, quedó bien demostrado que ya todo estaba cocinado antes de que su término expirara. Y tal descaro no me parece buena idea en un presidente, mucho menos si nos miente al respecto.

    ResponderEliminar
  8. Roy: y qué equivocados estarían esos abuelos si lo que añoran son los años de don Mario Echandi!

    Camerlengo: la información de los nombres de los partidos y coaliciones que se formaron en las elecciones que mecioné en el post fueron obtenidas del sitio web del Tribunal Supremo de Elecciones. Basta con seguir los links que puse en el artículo para darse cuenta de que no me inventé nada.

    JD: en otras palabras, estamos frente a un político tradicional más, que se cree más atractivo que la última Coca Cola en el desierto, y que falló en el cálculo de hacia dónde se dirigiría el votante insatisfecho.

    ResponderEliminar
  9. Mi comentario es en relación con Oscar Arias, no estoy en contra del partido estoy en contra del candidato porque ya seria el colmo en este país... Si se le da la oportunidad de ser presidente otravez, laa situación del país no estará en manos no solo de dos partidos, sino que estaría en manos de los mismos, me entienden, de los mismos...y que pasará con nuestros jóvenes, porque deberán esperarse hasta que desfilen los ya viejos: Arias, Calderón, Figueres, Rodríguez, Pacheco, Arias, Calderón, Figueres, Rodríguez, Pacheco, etc. Dejo a su imaginación lo que sigue.

    ResponderEliminar