martes, 15 de noviembre de 2005

Para reír. ¿O llorar?

Cuando hace un par de semanas hice un análisis de la propaganda electoral que había visto hasta ese momento, dos colegas blogueros (Beto y Roy) me comentaron que había dejado por fuera al PUSC. No fue por olvido ni por error; simplemente no había visto ningún anuncio de ese partido. Hoy entiendo el por qué.

Nos informa La Prensa Libre que el PUSC no tiene en estos momentos ni siquiera cien mil colones para hacer publicidad. Nadie duda que el PUSC fue duramente golpeado por los escándalos de corrupción que involucraron a sus dos expresidentes y a varios partidarios más, y esta carencia de dinero no es más que el reflejo de la realidad que está viviendo ese partido. A casi nadie le gusta donar dinero a una causa perdedora, y menos querrá la gente aparecer en las listas de donantes de un partido tan cuestionado. Pero no es este el tema que me provoca la risa hasta el punto del llanto, sino las declaraciones de la actual jefa de fracción del PUSC y candidata a la Vicepresidencia Primera en la fórmula de don Ricardo Toledo.

Definitivamente, hay mucha gente en la política que cree aquello de que lo importante es figurar, sin importar de qué manera ni con cuál mensaje. Pareciera que eso le pasó a doña Lilliana Salas. Cuando un partido político no tiene dinero en plena campaña política, y un periódico le da la oportunidad de difundir su mensaje (por pequeña que sea la circulación del diario), es triste ver que desperdicien la oportunidad con una sarta de contradicciones y tonteras.

La diputada-candidata-a-la-vicepresidencia empieza relativamente bien, dadas las circunstancias, reconociendo que el partido está pasando penurias financieras y que los escándalos de corrupción del año pasado definitivamente afectaron su situación económica. Reconoce además, que debido a la falta de recursos el candidato presidencial tiene una presencia prácticamente nula en los medios, frente a las campañas millonarias que están haciendo otros partidos como el PLN y el Movimiento Libertario.

De ahí en adelante, verdaderamente da lástima. Dice doña Lilliana:
“Nosotros estamos pasando penurias económicas para financiar los gastos de campaña, por eso, no entendemos de dónde sacan tanto dinero otros partidos políticos para tener una campaña de propaganda tan agresiva”.
¡Como que si el PUSC fuera nuevo en estas lides! Acaso no recuerdan que en todas las campañas anteriores, ya a estas alturas ese partido estaba pautando cantidades importantes de publicidad televisiva, radial, y en prensa? ¿Qué es lo que no entienden? ¿Qué otros partidos si estén recibiendo donaciones de sus simpatizantes? Por favor, no me salgan con mojigaterías baratas.
“Por otra parte, nosotros estamos conscientes que al final todo ese gasto en propaganda tendrá que ser pagado por los costarricenses, por lo que el PUSC ha decidido abogar por una campaña de más mística y trabajo de hormiga, es decir; aquella que está relacionada con el mensaje directo al corazón, tocando puertas por todo el país”.
Y aquí no cabe más que preguntarle directamente a doña Lilliana, y al otro diputado/candidato Ricardo Toledo, ¿por qué entonces impidieron (con la ayuda de sus amigos del PLN) la reducción del monto de la deuda política que se estaba negociando en la Asamblea y que contaba con el apoyo de los candidatos del PAC, del ML, y de Álvarez Desanti? La respuesta es muy sencilla: porque el PUSC le está apostando al ingreso de esos dineros adelantados de la deuda política para hacer una fuerte segunda mitad de campaña, con más anuncios de tele y menos “trabajo de hormiga”, con más cuñas radiales y menos tocadera de puertas por todo el país. De hecho, así lo deja ver la misma diputada/candidata Salas:
“Lo que estamos haciendo es negociar con las empresas en cuestión para canjear la publicidad por deuda política, pero por el momento no se ha logrado nada aún. El PUSC espera conseguir algunos recursos para tener presencia en la radio, prensa y televisión conforme se acerque el día de las elecciones”.
Pero de todas las contradicciones, la siguiente es mi favorita:
“El socialcristiano no es un partido político, sino una institución e ideología que va más allá. Nadie nos ha desplazado del lugar que tenemos en la política nacional. Simplemente estamos cambiando la forma de hacer política, pues la gente está cansada de ser interrumpida cuando mira su programa favorito”.
¿Cuál de las dos afirmaciones tenemos que creer: la de que la gente “está cansada de ser interrumpida cuando mira su programa favorito” y por eso el PUSC no va a hacer publicidad que irrespete ese deseo del elector, o la de que “el PUSC espera conseguir algunos recursos para tener presencia en la radio, prensa y televisión”? ¿Cómo es que no se da cuenta de sus propias contradicciones? ¿Cómo es que se atreve a decir cosas así sin siquiera sonrojarse? Porque o nos tragamos la payasada esa de que están cambiando la forma de hacer política, trabajando con gran mística y no haciendo publicidad tradicional para no interrumpir al elector mientras ve su programa favorito, o nos creemos la más factible afirmación de que no tienen plata pero andan moviendo cielo y tierra para, en la primera oportunidad que tengan, interrumpirnos mientras vemos nuestro programa favorito en la tele.

Qué suerte tenemos los ticos de que esta gente no tiene ni la más remota probabilidad de ganar las elecciones. Porque si así empezamos, imaginemos no más donde terminaríamos. Yo propongo que el adelanto de la deuda política sea proporcional a lo que digan las encuestas a principios de enero del 2006, y no proporcional a los votos obtenidos hace cuatro años. Así, la probabilidad de que el PUSC se gaste seis mil millones de colones en propaganda inservible se vería drásticamente reducida. Lástima que tendrían que ser los mismos políticos quienes deberían de aprobar un cambio de esta naturaleza.

6 comentarios:

  1. para llorar.

    ...y los únicos dos anuncios que han pautado, difilmente podían haber sido más sosos e inútiles.

    larga vida al pusc.

    ResponderEliminar
  2. yo solamente he visto un anuncio del PUSC, en el cual hablan de los ilegales en el pais y casi dan a entender que en un gobierno de ellos se haria una cacería de indocumentados...

    aparte de que el anuncio tiene un audio totalmente montado, perdón mal montado, no grabaron el audio en vivo y se escucha tan falso, la vos del candidato toledo se nota tan falsa en ese anuncio, tan retocada y la calidad del anuncio deja en claro que es cierto que no tienen dinero.

    ResponderEliminar
  3. pobrecito el cocodrilito y sus lágrimitas de estereofón...

    ResponderEliminar
  4. NO sé qué decir... simplemente es muy triste la situación. Me imagino que es algo así como el que nunca ha sido pobre y ahora lo es, no sabe sacar recursos de lo más mínimo. Pero no, creo que se trata de el que siempre ha sido tonto y siempre lo será.

    ResponderEliminar
  5. Que rico es comentar al candidotón de Toledo...si alguien se merece semejantes vicepresidentes es él...por suerte no el país. Dean, yo te propongo que le digamos al TSE que se rebaje de la deuda cada bestialidad y caraebarrada que se dejan decir los candidatos...de segruo Toledo termina en saldo rojo como por unas tres o cuatro campañas....

    ResponderEliminar