jueves, 18 de agosto de 2005

Lo que piensan los candidatos

Gracias a un post en el blog de JD Clarke, me enteré de una serie de entrevistas cortas a seis candidatos presidenciales hechas por el diario Al Día, y publicadas en dos partes, ayer y anteayer. Los candidatos entrevistados son, en orden alfabético inverso (para que no me acusen de favoritismos imaginarios), los siguientes: Ricardo Toledo, Otón Solís, Otto Guevara, José Miguel Corrales, Antonio Álvarez, y Oscar Arias. Las preguntas incluyen temas variados, desde el apoyo al matrimonio entre homosexuales y a la pena de muerte, hasta el TLC y el monopolio del ICE. Las respuestas varían desde lo esperado y lo razonable, hasta lo contradictorio y lo ridículo. Aquí les presento un resumen de lo que, para este autor, es lo más importante.

Aprobación del TLC: Corrales se opone rotundamente, Otón Solís insiste en que si se renegocian algunas cláusulas lo podría apoyar (o sea, se opone, porque el TLC ya no es renegociable), Toledo y Álvarez Desanti lo apoyan si se aprueba la agenda complementaria, Oscar Arias lo apoya pero considera necesaria una “agenda social fuerte” (el formato de la entrevista no permite explayarse, de manera que no sabemos qué quiere decir esto), y Otto Guevara lo apoya sin reservas.

Matrimonio gay: Todos se oponen, pero algunas respuestas merecen ser destacadas por las contradicciones en que caen los candidatos. Oscar Arias y Otón Solís se llevan el premio; se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo pero dicen que no hay que permitir (o hay que eliminar) la discriminación. ¿Ah? ¿Y no permitir el matrimonio a los homosexuales en virtud de su preferencia sexual no es en sí discriminatorio? Otto Guevara es otro que acapara los aplausos. Se opone al matrimonio gay, pero dice que “se puede convivir con quien se quiera, mientras no se afecten los derechos de los demás”. ¿Y en qué afecta mis derechos de heterosexual que un homosexual se case con su pareja? Uno que no entendió la pregunta fue – surprise surprise – Ricardo Toledo. Se salió con un discurso de que el matrimonio es “una institución para hacer y procrear una familia” y que no es una cuestión meramente legal. Pero no le preguntaron si la Iglesia debería de reconocer los matrimonios gay, la pregunta era si él cree que el Estado debería de darles a esos ciudadanos los mismos derechos que a los demás. Además, de su respuesta se desprende que las parejas hetero que escogen no tener hijos (procrear), no deberían tener derecho al matrimonio. Los más razonables en este tema resultaron ser Álvarez y, para mi sorpresa, Corrales. Aunque dicen oponerse al matrimonio gay, ambos estarían de acuerdo en reconocerles los derechos (o las consecuencias patrimoniales, dice Corrales) que resulten de la unión de hecho de esas personas.

Religión oficial: Otón Solís se lleva el premio a la respuesta más estúpida (hay que mantener la religión oficial y además poner al Estado a financiar a las demás religiones); Oscar Arias recibe el premio a la respuesta más ignorante (hay que mantener la religión oficial porque en Costa Rica hay libertad de culto “sin discriminación alguna”), y Corrales el premio a la mejor evasiva (hay que mantener la religión oficial pero hay que discutirlo en una Asamblea Constituyente). Toledo nos da la sorpresa del día: no cree que el Estado deba de adoptar una religión como oficial, y eso después de toda la cháchara de que su partido es un partido cristiano en el que no tiene cabida una diputada atea. Otto Guevara y Antonio Álvarez creen en la separación entre Iglesia y Estado.

Reforma fiscal: Tres a tres. Guevara, Álvarez y Corrales se oponen a la reforma fiscal. Don Otto se opone a cualquier nuevo impuesto, mientras que don Antonio y don José Miguel simplemente no creen en la reforma fiscal como está planteada en la Asamblea. Los demás (Oscar Arias, Otón Solís y Ricardo Toledo) apoyan clavarnos el actual paquetazo de impuestos.

Pena de muerte: todos se oponen. Antonio Álvarez apoya penas más fuertes que las actuales.

Píldora del día después: todos los candidatos excepto Otto Guevara se oponen a que el sistema de salud ofrezca la píldora (no confundir con píldora anticonceptiva que se toma preventivamente; esta es un píldora que se toma después del acto sexual para impedir que el cigoto se adhiera a la pared de la matriz, evitando el embarazo). Otto Guevara se opone a que “el Estado imponga decisiones que son parte del libre albedrío de la gente”. El autor de La Suiza Centroamericana no cree en el aborto como método anticonceptivo, pero por encima de esa creencia, sostiene la de que cada persona debe ser libre de tomar sus propias decisiones. Máxime que aunque para la mayoría de las religiones la vida empieza con la fecundación, para mucha gente no está claro que así sea, ni tampoco si el cigoto se puede considerar una forma de vida. Y el Estado no debe de imponer a los ciudadanos opiniones de corte religioso.

200 días lectivos: todos los candidatos están de acuerdo con mantenerlos, y de una manera u otra, todos reconocen que además del asunto cuantitativo, hay que afrontar el tema de la calidad de la educación. Ojalá sepan cómo hacerlo.

Asamblea Constituyente: Oscar Arias, Otón Solís y Otto Guevara no creen necesaria una nueva constitución; parecen estar de acuerdo en que los problemas del país se resuelven con decisión y diligencia. Toledo, Álvarez Desanti y Corrales creen necesaria la Asamblea Constituyente. Dean Córnito no logra decidirse. Por un lado, las leyes de este país han llegado a constituirse en un verdadero obstáculo para el desarrollo, pero estamos claros de que las leyes de papel no resuelven los problemas de carne y hueso (ver al respecto La inefectividad de las leyes). Por el otro lado, nos preocupa que en el actual ambiente de atomización política en nuestro país, una Asamblea Constituyente no logre ponerse de acuerdo, y que a falta de acuerdos importantes, terminemos con una constitución de “mínimos denominadores” que resulte peor que la actual.

Monopolio del ICE: Toledo, Arias y Guevara dan diferentes niveles de apoyo a la apertura. Toledo quiere el “fortalecimiento previo de las instituciones”, Arias apoya la apertura “gradual, selectiva y regulada de algunos servicios”, y Guevara apoya la apertura en aras de que los ticos tengamos “libertad de escoger”. Antonio Álvarez decepciona con su contradictoria respuesta. Dice que el ICE no es un monopolio (definición: existencia de un único proveedor de un bien o servicio), pero que “avala” la “competencia regulada, universal y solidaria”. Estamos de acuerdo en lo de la competencia, pero si el ICE no es un monopolio, que por favor don Toño me explique lo siguiente (historia verídica): ayer llamé a pedir un servicio ADSL, y me dijeron que aunque hay disponibilidad, están tardando mes y medio en instalarlo por falta de personal técnico capacitado; entonces, si no hay monopolio, ¿por qué no encontré ningún otro proveedor del servicio en el directorio? Don José Miguel Corrales sale con una respuesta de antología. Insiste que el ICE no es un monopolio, pero de seguido dice que “en telecomunicaciones defiendo su exclusividad en la prestación de servicios”. A él no le pido que me explique lo del ADSL, porque sospecho que no entendería la pregunta. Pero, tal vez alguien por ahí me pueda explicar, ¿cómo es que no es monopolio pero tiene exclusividad en la prestación del servicio? Por último, aunque no estoy de acuerdo con Otón Solís, al menos le reconozco la hombría de decir las cosas como son: no está de acuerdo con la ruptura del monopolio del ICE. Así, sin eufemismos ni medias tintas, sin llamar negro a lo blanco ni blanco a lo negro. El ICE es un monopolio, y Otón Solís cree en él.

Gobierno de Abel Pacheco: creo que esta pregunta la echaron ahí nada más que para joder. Obviamente, sólo un candidato considera que este ha sido un buen gobierno (Toledo, por supuesto). Y cita dos razones incontestables: subieron las exportaciones y bajó la deserción escolar. Las exportaciones fueron de $5,263.5 millones en el 2002, y de $6,297 millones en el 2004. Indudablemente crecieron, aunque Toledo no nos diga que el incremento se debe en buena medida a la recuperación del mercado mundial de microprocesadores, que había sufrido una caída importante en el año 2000 (¿han oído hablar del “dot.com bust”?), y no a nada en concreto que haya hecho este gobierno. Y aunque Toledo no nos diga que en 1999, el año antes del “dot.com bust”, nuestras exportaciones habían sido de $6,662.4 millones, o sea, un 5.8% superiores que el año pasado. Con respecto a la deserción escolar, yo no cantaría victoria a estas alturas, con todas las yeguadas que ha hecho el gobierno este año, primero con las becas para los estudiantes pobres, y luego con los subsidios para el transporte de esos mismos estudiantes; incidentes ambos analizados y criticados por este autor en sendos artículos: Que rueden las cabezas, y Desastre Social.

Me ha parecido muy valioso el ejercicio que nos ha presentado Al Día. Con preguntas puntuales y respuestas cortas, y con un formato fácil de digerir que permite la rápida lectura, he descubierto afinidades que ignoraba tener con candidatos que ni siquiera había considerado serios, y diferencias que no sabía tener con candidatos que, por decirlo de alguna manera, ya creía conocer. Todavía me cuento entre las masas indecisas, pero la información obtenida y mi análisis de ella me ha aclarado un poco el panorama. O tal vez lo complicó. De aquí a febrero del 2006 sabremos.

7 comentarios:

  1. Las entrevistas y correspondientes respuestas de los candidatos a mi me dejaron, para ponerlo "suave", un terrible sabor de boca (como despues de una noche de tomar licor barato y fumar mal tabaco en exceso, para que te hagás una idea). Yo entiendo que cada uno de nosotros tiene derecho a un rebuzno de vez en cuando, pero el ejercicio de tal derecho debería mesurarse cuando se aspira a una posición pública; amén si lo que se pretende son cuatro años en la silla del presidente. Si no estuvieramos hablando del futuro inmediato de nuestro destino colectivo, el asunto realmente daría risa. Lo trágico (aterrorizante, mas bien) es que muy pronto ya vamos a tener que escoger a uno de entre ese grupo, cualquiera de cuyos integrantes sería apto para ganarse un Darwin Award (http://www.darwinawards.com/) si generosamente se removieran a si mismos del acervo genético.

    ResponderEliminar
  2. Parecían las entrevistas que les hacen a las mises universo como supuesta prueba de "inteligencia"...

    ResponderEliminar
  3. No tengo mucho que comentar porque la mayoría ya lo dije, pero sí puedo decir que me gustaría que Al Día siguiera haciendo esto mismo, con más preguntas. No con más candidatos porque los que quedan son de mentiras, pero sí hay muchos otros temas que se pueden tocar en este mismo formato.

    ¿Qué piensan sobre el tema del petróleo, y el energético en general?
    ¿Qué piensan de la descentralización, le darán la plata que corresponde a las municipalidades?
    ¿Qué piensan de la reforma política? ¿Está bien elegir los diputados en listas cerradas?

    Y por qué no meter otros temas sociomorales que aunque no están tan en boga como la píldora y el matrimonio gay, igual son de actualidad:
    ¿Qué piensan de la legalización de (algunas) drogas y de su posible uso medicinal?
    ¿Qué piensan de la eutanasia?

    Comparto en que el sentimiento es encontrado después de leer esto... a ratos aclara el panorama para los votantes y a ratos más bien lo hace más turbio. Pero es algo necesario... siempre ha sido necesario informarse antes de votar, pero esta vez más que nunca, ya que del 2006 en adelante será borrón y cuenta nueva.

    ResponderEliminar
  4. Deberíamos hacer un partido y proponer a Dean como candidato.

    ResponderEliminar
  5. Dean my guía spiritupolítico!. Para mí es muy importante este tipo de lecturas. El voto es muy importante para mí. (todavía tengo un post pendiente de esto)

    ResponderEliminar
  6. Me parece excelente la idea de JD, creo que deberías de mandarla a Al Día para que amplíen el cuestionario. Sería bueno que propongamos preguntas específicas (no tan generales como ¿qué piensa del problema de la factura petrolera?) que puedan ser respondidas en el mismo formato corto. Solicito a los lectores hacer sus aportes de preguntas para pasárselas a JD.

    Iván, ya alguien había propuesto candidatearme y se llevó una "trapeada" ;-) Nada hay más lejos de mis intereses o de mis intenciones. En todo caso, si querés ser mi Ministro de Economía, tenés que apuntarte con la agenda de hacer a la gente bretear, y renunciar de antemano a 6 feriados al año, jajaja.

    Tugo, esperamos tu post al respecto. Para mi el voto es muy importante, y sobre todo en el 2006, porque como lo dice JD, en el 2006 es borrón y cuenta nueva, o al menos ojalá lo fuera. Espero que la gente no se deje engañar por los cantos de sirena de esos candidatos que, como dice Sole, parecen reinas de belleza en concurso de "habilidades".

    ResponderEliminar
  7. Toda la razón sobre las preguntas... deben ser básicamente de responder con un sí o un no, de lo contrario no se adaptaría a este formato.

    ResponderEliminar